miércoles, abril 12, 2006

Los amigos que perdí...

Creo que a nadie le gusta perder amigos pero suele suceder, siempre existen las posibilidades de que el libro de una amistad tenga fin. Sí el libro fue sólido desde su origen, no existirán capítulos de malas interpretaciones, ni jactancias de aquellos que disfrutan de guardar silencio, ni envidias. Sin esto, la amistad perdurará hasta el último latido. Los conflictos en una amistad también los observamos en los políticos o en el mismo Jesucristo que fue traicionado y crucificado. Esto lo escribo, porque buscando una información rápida -vía internet-, del escritor peruano Jaime Bayly, anteriormente había leído La mujer de mi hermano, encontré que entre sus diversos libros publicados, me llamó la atención el título Los amigos que perdí.

Me detuve con este libro, distribuido gratuitamente por el sitio Terra. Soy enemiga de leer libros cibernéticos, no hay como ir a la librería, pasearse por los anaqueles, palpar el libro, comprarlo, tenerlo entre los brazos y llevarlo a casa para leerlo con calma y atención. Mucho se ha dicho sobre los impedimentos entre la literatura cibernética y la literatura impresa, sin embargo, la economía de nuestro país a veces no permite que se compren tantos libros ni que formen parte de la canasta básica. Reconozco que la internet nos dota de buenas sitios confiables para acercarnos a la literatura.

Empecé a hojear virtualmente Los amigos que perdí y me enganché leyéndolo, es un libro ameno y a la vez lleno de reflexiones. Cinco capítulos en formato de cartas, Bayly escribe confesiones que sin saber el lector sí son ciertas o no, ya que es Manuel el que transmite los sentimientos de lo que es la amistad, con un sentido del humor, ironía y cariño hacia sus personajes, sin dejarles de hacerles reproches o aclararles que también asume la culpa. Vive solo, económicamente estable pero en su inmensa soledad, quisiera que el teléfono sonora, que le llamaran esos amigos que quiso y los ha perdido, todo por utilizarlos en sus novelas que lo hicieron famoso, rompiendo secretos de ellos. Por eso les escribe cartas, con la nostalgia de los recuerdos vividos, deseando recuperarlos. Este libro cibernético se transformó posteriormente en impreso bajo la editorial Anagrama.

Jaime Bayly está considerado entre los escritores en lengua española más conocidos, nacido en Lima, en el año 1965, es periodista, escritor, conductor de diversos programas televisivos como profesor de una universidad estadounidense. Famoso por sus escritos controversiales, ha sido elogiado por su paisano Mario Vargas Llosa. Tiene varios libros publicados: No se lo digas a nadie (1994), Los últimos días de la prensa (1996), Fue ayer y no me acuerdo (1997), La noche es virgen (1997 y Premio Herralde), Yo amo a mi mami (1999), Los amigos que perdí (2000), La mujer de mi hermano (2002), El huracán lleva tu nombre (2004) y recientemente fue finalista del premio Planeta 2005 con la novela Y de repente, un ángel. Dos de sus libros ya se han convertidos en películas.


10 comentarios:

bethania dijo...

estoy de acuerdo, las amistades hay que consolidarlas bien desde el principio, como el noviazgo y como todo, porque después de todo, es una relación... duele perder amigos, pero si los pierdes, a lo mejor es que en realidad nunca lo fueron....excelente escrito!

vb dijo...

Nada como el placer de ir a la Gandhi, El Sótano y Fondo de Cultura de Miguel Anguel de Quevedo...yo me iba a veces a pasar la tarde allí...
Me dejaste curiosa con el libro que comentas, lo buscaré por aquí.
Resoecto a la pregunta que me haces en mi post, México vino después de eso...yo ya soy "grande" como dicen ustedes de manera tan linda para no decir "viejos" como decimos aquí...
Un abrazo!!

José Antonio Galloso dijo...

Ahora que vivo fuera de mi Lima loca y vertiginosa, tu post me hace pensar en los amigos que felizmente no he perdido y la nostalgia me embarga.
Saludos

Bohemia dijo...

Me ha llamado la atención el libro, ha despertado mi curiosidad y me han dado ganas de leerlo. Lo buscaré. El tema en sí ya es interesante, quien no ha sentido decepciones en el terreno de la amistad, quien no ha encontrado un amigo verdadero que conforta y edifica. Es un tema "muy tema". Y pot otro lado comentar que me siento identificada con tus palabras en relación a los libros de verdad y el palcer de ir a una librería o biblioteca a buscarlos. Nada que ver con los cibernéticos, no tienen la misma magia pero, en según que casos nos pueden hacer un apaño.
Un abrazo

Clarice Baricco dijo...

José Antonio Galloso: he tocado tu puerta pero no te he encontrado.

¿Será que necesite mandar señales magentas?

...Alguien le puede avisar?

las flores del desierto dijo...

yo la verdad nunca he leído a Bayly, hay algo de su postura postmoderna y snob que no me gusta...en fin, da lo mismo si pensamos que a él lo tiene sin cuidado lo que yo opino de su vida.
Gracias por tus palabras, saber que cruzando latinoamerica estás tú y que a través de mi blog me conoces es una grata sensación, abrazos desde el frio y gris Santiago de Chile, la ciudad más stressada del mundo.

las flores del desierto dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
José Antonio Galloso dijo...

Qué pasa Clarice
No he escuchado tu llamado
puedes explicármelo

vozdeviento@hotmail.com

Clarice Baricco dijo...

José Antonio: a través de Juanita Salvadora Gaviota, te envié la carta. Espero que no se pierda de cielo.

José Antonio Galloso dijo...

Clarice
La tecnología a veces me juega malas pasadas, pero ya he recibido la carta que he respondido en el acto.
Besos
Por alguna razón no he recibido muchos comentarios, espero haber solucionado ya el problema.