lunes, mayo 15, 2006

El ser maestro...

Foto Jag
En México, se celebra a los maestros. Se narra que a través de los diputados del Congreso de la Unión, en el año 1917, el coronel Benito Ramírez García y el doctor Enrique Biseca Lobatón, fueron quienes promovieron la instauración del día del maestro. Siendo Presidente de la República Mexicana, don Venustiano Carranza, firmó el decreto que declara que el 15 de mayo se festejaría a todos los maestros. En el año 1918 fue la primera conmemoración.

Siempre he admirado a todos los maestros que decidieron caminar en la difícil y ardua tarea de enseñar día tras día. Quiero creer que han tenido resultados gratificantes en sus senderos y que a lo largo del trayecto, han contemplado sus batallas ganadas contra la ignorancia, promoviendo que las conciencias se formen en el desarrollo de sus capacidades, habilidades y aptitudes en cada uno de sus alumnos.

Parte de los elementos de la enseñanza es que provoque cambios, implica deshacerse de nuestras antiguas ideas que están basadas en una comprensión equivocada y muchos de ellos, en los diferentes ámbitos educativos por los que hemos pasado, se han encargado de formarnos.

Entre tantas reflexiones acerca de la misión docente, comparto un fragmento del discurso que leyó en 1921 José Vasconcelos: “Iguales somos todos los maestros. Entre nosotros no hay categorías, sino diferencias, y cada aspecto concurre a su propósito, y todo se suma en armonía sublime. Mas, sigo hablando de maestros, y os veo a vosotros, y lo que es todavía peor, me veo a mí mismo, y una irresistible y cruda sinceridad me obliga a dibujar una amarga sonrisa y a preguntarme: ¿Maestros de qué? ¿Qué es lo que sabemos nosotros para ser maestros? Uno que otro procedimiento útil, una que otra receta para que la vida del hombre no se confunda con la vida del bruto, pero de las grandes cuestiones fundamentales no sabemos nada; y así como dijo Tolstoi, que el hombre no puede constituirse en juez del hombre, no puede ser el maestro del hombre. Sin embargo, es preciso que cada generación transmita su experiencia a la que siga, y que cada hombre ofrezca su ejemplo a los demás; de aquí que afirmamos que es legítimamente maestro el que trata de aprender y se empeña en mejorarse a sí mismo. Maestros son quienes se apresuran a dar sin reserva el buen consejo, el secreto recóndito, cuya conquista acaso ha costado dolor y esfuerzo. Uno que ya pasó por distintas pruebas y no ha perdido la esperanza de escalar los cielos, eso es un maestro. Si somos justos, si somos intransigentes con la maldad y enemigos jurados de la mentira; si a semejanza del Brand de Ibsen, borramos de nuestra conducta la palabra transacción, si no transigimos ni con la verdad a medias ni con la justicia incompleta, no con la fama usurpada, entonces seremos verdaderos y ejemplares maestros”.

Gracias a cada uno de nuestros maestros, que traspasaron el aula para seguir orientándonos, dejando huellas en la piel de nuestra memoria y encendiendo la luz de nuestro corazón.

13 comentarios:

Luis Rivera dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Luis Rivera dijo...

Es un texto muy hermoso el de Vaconcelos. recordaré el día: 15 de mayo. Yo creo que no hay maestros que no sean discípulos de sus disciípulos... Y con ganas de aprender, no hay grado en eso. Se me escapa el aprender ¿qué? Pero cualquiera lo reconoce cuando le toca cerca.

Elisa de Cremona dijo...

excelente.

José Antonio Galloso dijo...

Delicioso tema
además de importantísimo.
Me encanta tu estilo depurado, suave y dulce.
Besos
Clarice

Ana C. dijo...

No sabía que el 15 de mayo fuera el día de los maestros en México, felicidades. Leyendo tu post anterior escribí uno de agradecimiento...qué oportuno.
Muy rico tu café. Besitos.

Omar Piña dijo...

Ay, todos tan correctos y yo tan barbaján. Pero Clarice, sabes que en México hay "maestros" que lucirían mejor en la horca que frente al pizarrón... Ejemplos, desde Elba Esther hasta Hank González. Y otrs no metidos a la política.
La verdadm hay profesores que de verdad merecen un lugar en la memoria.

Voknahelio dijo...

Pasaba a saludarla y a leerla , últimamente no he pasado por acá y me estoy poniendo al día como corresponde
=D
En chile se celebra este día en Octubre.
Gracias a los maestros!
un saludo para todos los profesores mexicanos en su día.

un abrazo para usted.

Margarida V dijo...

gracias por todas tus visitas y tus comentarios.

Wenuan dijo...

Bueno, mi opinión no presenta grandes modificaciones que en el comentario anterior madrina, por ser básicamente un mismo tema...lo que sí le pediré es que no se pierda por las tierras de su ahijado...besos...

Cursivas dijo...

Bello post, querida Clarice, de los que dejan estelas y cometas.

Como siempre, lindo.

Un abrazo!

Raphaela dijo...

Pienso que ser maestro es una vocación constante...
Indicador de tiempos actuales es que ser educador, no tiene el valor de excelencia, que las generaciones anteriores... Y son ellos quienes realmente van dejando huellas en el corazón...
Jamás olvido a mi maestra que enseñó a mis sentidos el amor por las letras, una caligrafía exigente y escribir varias veces una palabra mal escrita...

Creo que la memoria es frágil...

Ligeia dijo...

La verdad es que en el colegio fuí rebelde, mis maestros decían que era por inquieta... ¿Será posible?..

Piel dijo...

Hola Clarice :

Siempre he pensado que todos tenemos mucho para dar, un consejo, un ejemplo, una forma de solucionar la cosas ...

Pero ser maestro implica un compromiso que va má alla... y eso es lo que hace la diferencia.

¡Excelente domingo!