jueves, julio 20, 2006

La vida es un milagro...

Milica...Milica…traigo una gran carga y me voy a quedar en la bancarrota, no puedo seguir cargando, ven aquí, regresa.
Milica, quítate de la vía.
-¿Por qué no se quiere quitar? ¿Qué le pasa?
-Está sufriendo
-Oye, está llorando
-Sí, está sufriendo de amor y no se quitará de la vía porque quiere que la mate el tren.
-¿Pero como la va a matar si la vía no está terminada?
Milica es una burra enamorada y cuenta su dueño que mientras él ama, Milica lo espera comiendo uvas.

Mis ojos se deleitan en la belleza de Milica, me enternece ver sus lágrimas por un amor perdido, su ambiente está acompañado de una naturaleza con montañas. Y no solo existe Milica, también existen los perros, gatos, aves, borregos, gallinas, y unos osos que reciben en una casa como si fueran los anfitriones. Paisajes desde un verano a un invierno.

“La vida es un milagro” es un realismo mágico que al escuchar a sus personajes centrales en un ambiente musical de principio a fin, sorprende que en medio de la guerra, ellos no pierdan la alegría y el optimismo. Tras las veredas, el balón de fútbol es compañía en ellos.

Es la historia de Luka, un ingeniero que está construyendo las vías del tren de su pueblo, Jadranka es su esposa, una cantante de ópera frustrada, loca pero simpática y su hijo Milos quien desea ser un futbolista profesional, pero debido a la guerra es llamado a las filas.

Una familia que vive en una estación de tren, situados en Bosnia, y viviendo el conflicto de la guerra de 1992, aislados y sin desgastarse tanto en el conflicto armado que se está preparando tratan de vivir felizmente.

Por eso Luka disfruta de tocar con la banda, reírse, platicar con los amigos y ser bonachón como ellos, Jadranka en sus locuras con su voz chillante y sus coqueteos, pasean por la vía y gritan que a pesar de todo, la vida es un milagro.
Sin embargo, la guerra estalla, y mientras Jadranka se escapa, Milos se va a la guerra, Luka se queda en su soledad, distrayéndose en el ajedrez y su cotidianidad se rompe cuando llega Sabaha, una prisionera musulmana que ha sido tomada como rehén. Inevitable enamorarse de ella a pesar de tantos conflictos internos.

Y cuando todo es finalizado, y Luka sabe que ya nada será igual, va a la vía deseando que el tren pase por su cuerpo, pero aquella burra llamada Milica, la que deseaba morir, es la que salva a Luka y el amor por la vida y por esa chica no lo puede negar más.

Historias mezcladas de personajes, música por doquier, el aliento del saxofón, canciones de amor, los dientes de león entre sus vientos azules, sueños mágicos, camas voladoras, tierra clara de paisajes eternos, y aunque sienten que la muerte está presente en cada esquina, la locura sana realmente les confirma que La vida es un milagro.



23 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Ficha técnica:

Dirección: Emir Kusturica.
Países: Francia y Serbia-Montenegro.
Género: Comedia.
Interpretación: Slavko Stimac (Luka), Natasa Solak (Sabaha), Vesna Trivalic (Jadranka), Vuk Kostic (Milos), Aleksandar Bercek (Veljo), Stribor Kusturica (Capitán Aleksic), Nikola Kojo (Filipovic), Mirjana Karanovic (Nada), Branislav Lalevic (Presidente), Davor Janjic (Tomo), Adnan Omerovic (Eso).
Guión: Ranko Bozic y Emir Kusturica.
Producción: Alain Sarde, Maja Kusturica y Emir Kusturica.
Música: Dejan Sparavalo y Emir Kusturica.
Fotografía: Michel Amathieu.
Montaje: Svetolik Mica Zajc.
Diseño de producción: Milenko Jeremic.
Vestuario: Zora Popovic.
Año: 2004.
Duración: 154 min.

Libertad dijo...

Tal como la has descrito, haces que sienta unas ganas inmesas de verla.

Y sí, la vida siempre es un milagro. Nada mejor que disfrutarla ya que se nos concede para ello.


Saludos desde donde soplan aires de libertad.

solodelibros dijo...

En efecto, es una película hermosa y divertida, porque el milagro de vivir se nos olvida muchas veces.

Francisco Ortiz dijo...

Es un milagro no vivir, sino sobrevivir a tanto desatre, tantos motivos para deprimirse, tanta envidia, tanta estolidez, tanto desapego, tanto cinismo... Gracias por recordarnos a quienes pese a todo sobreviven, Clarice.

Laura Diaz dijo...

"La vida es un milagro" es una de esas obras que nos obligan, de tanto en tanto, a recordar que estamos vivos, y que tendríamos que agradecer por ello.

Hay quiénes dicen que esas películas no valen la pena ser vistas. Yo pienso lo mismo, NO HAY QUE VERLAS, HAY QUE DISFRUTARLAS!

Un saludo

Rosscorpion dijo...

En dónde la exhiben?

WebON dijo...

Awesome! Quiero verla.

solodelibros dijo...

Clarice, querida, si quieres leer mucho sin arruinarte, prueba en las bibliotecas.

Pamela Albarracín dijo...

Uf... Emir Kusturica!!
quien mas...
he visto todas sus peliculas y amo su música. Emir me conecta con la sangre que vibra, con ese sello de agua del cual hablamos mi querida Clarice.
abrazo gigante
Pame

Miguel Sanfeliu dijo...

No la he visto.
La buscaré sin falta.
Tu texto es una delicia, Clarice.
Un saludo.

Miguel Sanfeliu dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Nestor dijo...

La peli,obviamente figura desde antes en mi intereses.
Pero voy a centrarme en tus decires.
Siempre vengo hasta aquí,no por los temas que presentas,sino por la calidez que destilas.
Tu alquimia le sienta bien a mi espíritu.
Un abrazo
Nestor

El Caballero de la triste figura dijo...

Es una película de puta madre, extraordinaria, con menor presupuesto que Underground, pero más bella, más sencilla en cuanto a trama, genial. Kusturica es uno de los mejores.

Precisamente, ahora estoy bajando de internet "Gato negro, gato blanco" y "Tiempo de gitanos" otras películas que hacen que hollywood parezca un kindergarden haciendo cine.

La escena de la burra es extraordinaria, aparte de una tristeza encantadora. Algo tiene Kusturica con los animales, siempre ahí, como las fábulas.

un abrazo, diste en el clavo

Elisa de Cremona dijo...

kusturica.. quién más...
un beso

Silvia dijo...

La apunto para verla pronto. Un abrazo grande

Alexis Coald dijo...

Estimada amiga Clarice, luego de un ataque a mi computador por un virus, me ví en la oblogación de comprar otro, gracias por dejar tus huellas en mi casa de campo.
Tu escrito me recordo el invierno del 94 estaba en trieste Italia en la frontera y ví como cruzaban atormentadas CIENTO de familias a los campos de la ONU, perdí en ese conflicto a una joven amiga que conocí en Taize Francia.

A tus pies

Alexis Coald

playmate dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Isabel Romana dijo...

Clarice, cuando yo era pequeña, había mucha costumbre de contar películas y, a veces, lo que te contaban era mejor que la propia película. No he visto ésta (aunque sé que tiene una excelente crítica) pero haré lo posible por verla. Más allá de lo hermosa que sea, me gusta mucho cómo la has visto tu y la has contado. Las palabras siguen teniendo magia... Besos enormes.

José Antonio Galloso dijo...

Clarcie, en tus notas sobre cine se respira una pasión poco usual ante la que tus lectores nos doblegamos. Tus ojos logran ver más allá de la imagen, más allá de la película misma.

Un beso al mejor estilo del cine francés.

Bohemia dijo...

Bueno, ya tardo en buscarla, cuando la vea te lo diré pero has despertado mi curiosidad y creo que me va a gustar tanto como tus palabras. Mil besos

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.