miércoles, agosto 30, 2006

Ernesto Cardenal


Poeta, escritor, sacerdote y revolucionario nicaragüense, bajo de estatura pero alto en sus conceptos, Ernesto Cardenal ha sido a lo largo de sus 81 años de edad, un hombre comprometido por las causas sociales de su país y de su entorno. Su trayectoria es amplia e influyente y es reconocido en toda Latinoamérica.

Con un temperamento fuerte y voz suave a la vez, con su barba blanca, camisa de manta, sandalias y su típica boina, expresó que amar es ser eterno y negó ser él lo máximo. Habló de una parte de su vida y de sus inicios en la poesía, y dijo: “cualquier cosa me puede inspirar, pero la poesía no es inspiración, sino trabajo”.

Para Cardenal, toda la poesía sirve, toda la que se escriba, aunque no se comprenda es válida, pero él siempre ha procurado escribir poemas que se entiendan. Contó como fue influenciado por Rubén Darío, Vallejo, Neruda entre otros.

Antes de convertirse y dedicarse al servicio a Dios, su poesía estuvo dedicada a mujeres de quien estuvo enamorado. Escribió muchos epigramas de enamoramiento en su juventud. Comentó que la poesía no salva, solo ayuda, y lo único que puede salvar es la práctica del evangelio, la práctica del amor, es lo que puede salvar al mundo. Añadió que lamentablemente, la iglesia está alejada de lo que fundó Jesucristo y cada uno de nosotros debemos ser dirigentes para servir a los pobres.

A partir de los treinta y un años de edad, fue cuando decidió enamorase de Dios y dedicarle todas sus letras. La compañía la ha recibido siempre de Dios. Por eso él dice que no ha perdido, al contrario, menciona la cita bíblica: “Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará”.

Ernesto Cardenal declara que el pasaje más bello y poético que hay en la Biblia es Cantar de los Cantares.

Fundó la comunidad Solentiname en su natal Nicaragua, un espacio de revolución cultural, ahí surgieron talentos artísticos. Se considera un activista y convencido de que Dios usa los métodos más humildes para realizar su obra.

Próximamente saldrá a la venta, un documental editado por Ediciones Pentagrama y la Universidad Veracruzana, contiene un disco compacto con 20 poemas de Cardenal, y un dvd con toda la historia de su vida y obra.

Ofreció un recital poético, con una selección de poemas y sonriendo ante su pasado amoroso los leyó con pasión, como también dio lectura a sus poemas dedicados a Dios. Títulos como: “Oración por Marilyn Monroe”, “Resurrección”, “Salmos”, “Oficio nocturno”, “Canto cósmico” y varios “Epigramas”, entre ellos, uno de mis favoritos: “Al perderte yo a ti”:
Al perderte yo a ti
tú y yo hemos perdido:
yo porque tú eras
lo que yo más amaba
y tú porque yo era
el que te amaba más.
Pero de nosotros dos
tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar
a otras como te amaba a ti
pero a ti no te amarán
como te amaba yo.


Ernesto Cardenal fue uno de los invitados para participar en la Feria Internacional del Libro Universitario que ha organizado la Universidad Veracruzana.

Al observar a este personaje que ha hecho historia, fue un placer escucharlo mañana y tarde, con sus charlas y sus bellos poemas, me dejó ese aliento de recordarlo como un anciano con un concepto muy personal del cristianismo, convencido de que él tiene la razón y el aire del recuerdo guarda una fecha especial, un sábado 26 de agosto, impregnada de Ernesto Cardenal.

Fotos: Graciela Barrera

32 comentarios:

Beatriz Valenzuela dijo...

biem por el, por ti y por todos

Loredana dijo...

dios!
él es un dios!
tantos de sus poemas me enloquecieron en mi época escolar!.
sin palabras.
merece muchos post.

CABINA AÉREA dijo...

Amiga bella, como disfruto al leerte, de veras...este es el mejor regalo que puedes darme
Mil besos

mart dijo...

Cualquier persona que se entrege hacia los demás,simplemente por el sincero deseo de reconfortarlos,merece mi admiración y respeto,si además poseé una mente lúcida,capaz de recrear la belleza en forma de poesía,pues mucho mejor!

Maik Pimienta dijo...

Es todo un personaje. Y el poema es bello, como todas las cosas sencillas. Besos.

Peceirus dijo...

Conocía a este personaje pero no tanto por su labor literaria como por su historia. Quizá lea algo, este poema me gustó.

Anónimo dijo...

Es increíble ver como tu espíritu noble se pone de manifiesto en tus textos. La verdad me hubiera gustado que cuentes ese triste acontecimiento que puso de manifiesto otra cara de Cardenal. Me tomo la libertad de contarlo: al no poder encontrar sus libros en la feria, te diste el trabajo de buscar sus textos en internet e imprimir una selección de sus poemas y al pedirle que te los firmara, te dijo de muy mala manera, que él no firmaba papeles y literalmente te los tiró por la cara, esta es una contradicción tremenda y desde mi punto de vista, terrible. Aunque me gusta su trabajo poético, me resulta lamentable esta incongruencia entre lo que predica y sus acciones.

Rosa Silverio dijo...

Querida Clarice:

Gracias por compartir esta info sobre Ernesto Cardenal, viejo, poeta, de carácter fuerte, ideas claras y versos transparentes.

No sabía de ese percance con Cardenal, pero no se lo tomes en cuenta porque tú has sido mucho más elegante que él, y eso dice mucho de tu nobleza y de la sencillez con que asumes la vida.

Sobre él pesará ese trato poco delicado y amable que te dio.

Los escritores, incluso los consagrados, deben recordar que no son dioses y que su fama se la deben a los lectores.

Te admira,

Ro

Bettina Perroni dijo...

Buscaba algo interesante que leer y llegué hasta ti. Qué bien haces en reconocer y darnos a conocer la noble labor de este maestro. Si, No sabía mucho de él pero definitivamente si conozco su trabajo, bien recuerdo cuantas veces me apropié del verso aqui muestras, no sé cuantas veces lo incluí en una que otra carta amorosa... y mira, ahora sé más del autor.
Muchas felicidades

Dilaca dijo...

Este compartir que tienes con nosotros es absolutamente grato. Me exime de comprar revistas de ésas livianas que son las únicas que llegan a mi pueblo, porque de las otras, me contestan: no. Para qué. Por una sola persona no hacemos el pedido...
Entonces, venir aquí, como a otros blogs que tienen la deferencia de recibirme, siempore es una tinaja llena de agua fresca.
Cuando yo estudiaba en la secundaria, Cardenal estaba prohibido pero me las arreglaba para ller algunos de sus poemas. Ahora, que soplan vientos más sanos y la censura ya no se practica, me alimento con lecturas que lo incluyen.

Miguel dijo...

La poesía transparente, prosaica y vital como el agua: indispensable.

Heriberto dijo...

Clarice: una vez más tu prosa transparente y ligera me ha transportado hasta este evento cultural tan interesante. Además, se rebalsa tu nobleza al evitar referirte al incidente con Cardenal y, por el contrario, concentrarte en el lado bueno del mismo escritor. Te cuento que hace como un mes aquí en San José el Sr. Cardenal me firmó de muy mala gana y como haciéndome un inmenso favor uno de sus libros que yo acababa de comprar en el mismo recinto del recital que recién acababa. Por lo visto, es costumbre la falta de, como decirlo, afabilidad para con sus lectores.
Saludos y nos leemos.

Eleonaí dijo...

Hola Clarice:

Me lo perdí. Gracias por la crónica.

Recuerdo los poemas de Cardenal en la revista Plural, ya hace rato...

Bethania dijo...

Ojalá que el carácter de Cardenal fuera igual que sus poemas, en fin....en esta vida definitivamente no todo se puede!

El Caballero de la triste figura dijo...

Conversando con Bethania le conté y (recité-transcribí) ese epigrama, primeros versos que aprendí en mi vida.

Aún así, creo que es un poeta muy menor. Por lo demás bastante mal educado y rabioso. Una vez almorcé con él (y varios otros)y se cagó todo por un autógrafo.

un abrazo

La hormiguita dijo...

Me gusta el poema.
Saludos.

Clarice Baricco dijo...

Me gusta recordar y quedarme con lo mejor de cada persona, sea quien sea.
Quizá sería ideal solo quedarse con los libros y no conocer a sus autores.
Sin embargo, por uno o dos no se puede generalizar.
Me impregné de Cardenal, su trayectoria es admirable y dejó huellas.
Borraré ese disgusto decepcionante.
Podría ser mi oportunidad para escribir todo lo negativo que veo o escucho.
Quizá sea miedosa o simplemente deseo que se conozca lo mejor.

Nestor dijo...

Clarice: No esperaba otra cosa de tí.
El patio trasero de las personalidades,suele ser un generador de decepciones.

Yo pertenecí a un grupo de....poetas?...digámoslo así y descubrí que el EGO corrompe a casi todos quienes poseen cierto don o talento para alguna cosa.
En fin,me separé de esta gente y tiré por la borda mi única posibilidad de editar hasta el presente.

Cardenal influyó en mis escritos de adolescencia.Solo tengo gratitud para con eso.
La anécdota solo demuestra que un artista,antes que nada,es una persona,ni mas ,ni menos valiosa que cualquier otra.

Como sea,tu espíritu posee ese don que yo valoro mas que el acierto de unos buenos versos
Un abrazo
Nestor

Alexis Coald dijo...

Como siempre la pluma se destaca en tí.
Gracias por visitarme cuando estaba enfermo, ahora estoy recuperado.

Cariños

Francisco Ortiz dijo...

Concilia dos sentimientos e ideas que a muchos nos parecen conciliables. Es un tipo admirable.

jrnCalo dijo...

Me ha gustado!-.También lo de que se considera un activista y un poeta!
Saludos y un abrazo!

Sandra Soto dijo...

Hola amiga:
He leido tu texto de Cardenal y tengo ganas de saber mas de el; aunque tenga mal caracter.
jajajaja
Hay que recordar que tiene 81 años, que ser congruente es una tarea ardua, que la paciencia a veces se acaba y la capacidad de sorprenderse tambien. Estoy de acuerdo contigo cuando dices que sería mejor solo conocer a los libros y no a sus autores "puedes llevarte grandes decepciones".
Me encantó tu escrito.
Te quiero.

Isabel Romana dijo...

¡Qué casualidad que hayas incluido este post tan hermoso sobre Ernesto Cardenal, cuando en el último mío - La muchacha de Catulo XIX - el fragmento de Catulo que he incluido (muy breve) es de traducción suya! De hecho, varios de los poemas de Catulo que he ido metiendo están traducidos por él (a pie de post pongo el nombre del traductor). Es un personaje entrañable, con una sensibilidad enorme y un gran compromiso social, y es precisamente esa combinación lo que hace de él una persona única. ¡Qué suerte has tenido de verle y oirle en directo, clarice! Y el poema que has incluido de él, además de bello es curativo: seguro que será bálsamo para algunos corazónes. Besos.

tanguetto dijo...

Gracias por visitar mi blog e interesarte por lo escrito en el.

Bohemia dijo...

Sólosé que no sé nada...no conocía a este poeta, pero el texto que has escogido de él me ha encantado...

Por cierto, esta tarde vi la peli "Sostiene Pereira" y me acordé de ti...Grande Mastroianni

Besos

Laura Diaz dijo...

Es un ejemplo como HOMBRE, como SACERDOTE, como ARTISTA y como AMERICANO. Todo con MAYÚSCULAS.

Y nada más puedo agregar a lo que tu escribiste de él.

Te saludo

Amor dijo...

Me parece bien en general tener un concepto personal del cristianismo. Comparto menos que la poesía sea trabajo más que inspiración. No hay poesía si no hay fuego, y el fuego nace del espíritu, no es algo que se trabaje.

piquis dijo...

creo q realment lo admiras; si ya termine d verla y pues tambièn m gustò, aunq m qeud con cara d q pasò al final, pero m gusta, saludos, gracias por la visita, por aquì andamos.

besos

angel dijo...

Gracias por esta concisa semblanza de Cardenal, un místico en el sentido total de sus palabras.


Saludos...

® dijo...

Impresionante la vida del señor Cardenal; su epigrama es precioso, sencillo y sobre todo totalmente cierto. Un abrazo.

Silvia dijo...

Gracias, Clarice, por acercarnos a estos genios de la literatura con esa cercanía y humanidad.
Un abrazo grande.

Paco dijo...

A Cardenal sí he tenido el gusto de conocerlo. Vino a Huelva a presentar sus Memorias. Hubiera preferido oírlo recitar sus poemas, pero al menos conseguí que me firmara mi ejemplar de los "Salmos". Me gustan mucho sus "Epigramas" y la "Oración por Marilyn Monroe".