domingo, octubre 08, 2006

Tierras de cristal

Foto: Priscila

Aquellas dos imágenes le habían entrado por los ojos como la instantánea percepción de la felicidad absoluta y sin condiciones. Se las llevaría consigo para siempre. Porque es así como te fastidia la vida. Te pilla cuando todavía tienes el alma adormecida y siembra en su interior una imagen, o un olor, o un sonido que después ya nunca puedes sacarte de encima. Y aquélla era la felicidad, Lo descubres después, cuando ya es demasiado tarde. Y ya eres, para siempre, un exiliado: a miles de kilómetros de aquella imagen, de aquel sonido, de aquel olor. A la deriva.

Alessandro Baricco

36 comentarios:

Heriberto dijo...

Te agarra malparado, y te siembra la nostalgia, el deseo de regresar a donde nunca hemos estado, un "lugar fundacional", mientras tanto se sigue aferrando a sus "pensamientos desafortunados', que es para Buda la misma semilla de la infelicidad.
Un abrazo desde Costa Rica.

Tarí Alcarin dijo...

La felicidad es tan fugaz, que cuando atinamos, ya se ha ido y nos nos queda otra cosa que hacer, sólo bañarnos en los recuerdos y esperar, esperar que pronto vuelva.

Besitos al corazón.

Anónimo dijo...

Toda una poeta!
Un abrazo.

Eleonaí dijo...

Hola Clarice:

Y si puedes regresar, regresas nomás...

MaleNa dijo...

Silencio el más absoluto silencio.

Que dancen las palabras de Baricco.


Maravilla!!



Besos de te quiero tanto.

Loredana dijo...

EL ES INMENSO.
UN GRANDE.

un besote.

Enrique SP dijo...

de salto en salto he caido por aca y realmente me gusto tu estilo.... y sobre tus post anteriores, el del camello lo encontre muy original..... el post de Nina Simone, grandioso al igual que la musica.
felicitaciones....

Yreal dijo...

Hermoso, evocador y cierto. Un día, caminado en Madrid, por la calle Princesa,sin motivo aparente, de repente una sensación que entraba por mi cabeza me hizo sentir que eso era la felicidad. Nada especial paso, en realidad solo una sensación que invadía mi vida. Recuerdo, el día, el sol, la luz, el árbol,la gente.

Me encanta visitarte, a veces solo tengo un poco de tiempo hasta el fin de semana pero cuando vengo por acá sé que vale la pena la espera y el desvelo

un abrazo muy grande

y

Yreal dijo...

El otro día ví un documental de Nina Simone en canal 22, maravillosa...

Noa- dijo...

La felicidad es efímera, pequeños instantes que gozamos, atrapamos a través de nuestros sentidos, y que aunque vuela a otros brazos retenemos en nuestro corazón para siempre.

Saludos

Rafael P.Q. dijo...

Claro, y como siempre, nos damos cuenta ya tarde. Aunque algunos momentos si que los saboreamos a tiempo, pero son pocos. O muchos, depende de la sensibilidad de cada cual.
Cordiales saludos, y mis felicidades.

Gatito viejo dijo...

Pero que bien saben esos momentos de felicidad, esas añoranzas, esas miradas hacia atrás, aunque ya no sea, ya no estén, aunque sepamos que ya nunca volverán, aunque nos demos cuenta de que hemos perdido algo, algo que ya pasó, pero la felicidad de entonces está ahí, y vuelve, y nos hace sonreír y ya nadie nos puede borrar esa sonrisa. Nadie nos puede quitar ese recuerdo, esos atisbos de felicidad sentida porque están ahí para siempre, dentro de nosotros, en nuestra vida.

Saludos

® dijo...

Hacía mucho que no leía u oía la palabra "exiliado" pero en este texto la sentí TAN cargada... Hermosas letras de Alessandro Baricco, voy entendiendo por qué es tu favorito.

tanguetto dijo...

Quisiera alguna vez, poder tener la facilidad de escritura que tiene gente como vos.
Bello...
Gracias como siempre por tu habitual visita.
La musica a veces no se escucha, tengo que cambiar de servidor.
Ahhh!!! gracias otra vez por visitar mi otro blog, operatta.blogspot.com

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Bethania dijo...

Los recuerdos se nos quedan muy adentro, pero ..¿qué es mejor?, olvidar?, o recordar?, no lo sé, pero sólo se olvida lo que no importa ya...

Miguel Sanfeliu dijo...

Imagenes, sonidos, olores... que nos configuran como personas. Miles de estímulos que se nos meten bajo la piel y nos pellizcan los nervios y, a veces, el alma. Y por su culpa a veces uno llora sin saber por qué.

Y preciosa la fotografía.

Saludos.

Francisco Ortiz dijo...

La vida se nos escapa, levanta muros livianos ante nuestros ojos y a veces la mejor y única compañía es la de los recuerdos. Pero aún somos muy jóvenes: vamos a vivir de realidades.

Bettina Perroni dijo...

Ahhh Clarice... le has dado en el clavo...

Espero algún día estar sentada ahí admirando el mismo panorama... huele a sueños realizados... voy por ellos jejeje

Gracias, tu post me levantó

Besitos,

Lilián dijo...

Imagino a veces una red que en lugar de peces o mariposas, atrape la imagen-momento. Aunque eso de ser exiliado no es tan malo, sólo así florece la imagen en otro tiempo.

Rosa Silverio dijo...

Hermoso post, Clarice.
La imagen es bellísima. Parece extraída de una National Geographic. Y ya sabes que soy fan de Baricco.

Un abrazo,

Ro

mart dijo...

Me considero afortunado por el hecho de haber caminado entre los vestigios de la Ciudad Sagrada del Machu Picchu...es un lugar mágico,te renueva la energía,te llena de inspiración...al menos fue lo que yo sentí en ese lugar,cuando entré muy temprano por la mañana...y milagrosamente solo estaban la llamas y las ruinas...

Anónimo dijo...

me has hecho volar con este fragmento de Baricco y con esa hermosa foto que para mí tiene el más profundo sentido profético.
Saludos

jrnCalo dijo...

¿Nostalgia tal vez?
De estar lejos del lugar amado,
Del lugar donde uno ha nacido,
De los olores de los árboles y plantas,
De la cultura y de la historia.
¿Pero quién sabe?
¿Puede que haya interpretado mal el texto?
El futuro de la imagen, es la añoranza por
Parte del viajero…
¿Pero quién sabe?

tanguetto dijo...

Clarice Baricco dijo...

En la quietud nocturna, Bethania y yo hemos disfrutado este video.
Gracias.
Un abrazo.

Bethania??

who is Bethania??

Thanks again.

Pamela Albarracín dijo...

siento en la mirada un adios y en las letras la nostalgia...

aay me voy volando a esas nubes...

abrazo

Umma1 dijo...

La felicidad absoluta está reñida para el hombre.
Si ella nos cubriera, dejaríamos de desear y nuestra vida perdería sentido.

Me recordó el fragmento al nudo de "Los pasos perdidos" de Alejo Carpentier.

Saludos

Tarí Alcarin dijo...

Clarice, paso a dejarte saluditos.

Besos

Mar dijo...

Que hermosura... te sigo leyendo;) dificilmente podría dejar de hacerlo.
Un abrazo sincero y felicitaciones

Irarrazabal dijo...

Clarice,

Cuantos recuerdos dejamos en el pasado, guardados como simples instantes en nuestra memoria, hasta que la vida grosera nos obliga a desempolvarlos para averiguar que en ese presiso instante fuimos felices. Luego cargamos con la culpa de no haber abierto los ojos lo suficiente a aquellos importantes momentos y haberlos dejado tan solo apilados como simples instantes en nuestra memoria...

Tú lo dices mejor...

Anda, acompañame que caigo y duele... necesito de tu abrazo una última vez...

antona dijo...

Bella imagen y texto,gracias por tu huella.
salu2

Chamila dijo...

Nostalgia al leer este texto...
Es como si todos estuvieramos conectados con los recuerdos que nos acompañan en nuestros caminos.

Y la quiero niña de las palabras, sin conocerla, sin haberla visto nunca, pero la quiero y me despierto en cada momento que la visito aquí en su rinconcito bello.

Dilaca dijo...

La fragilidad nuestra en busca de asideros, la fragilidad de mundo en busca de nosotros, y las cadenas suaves encendidas de a momentos por una simple evocación de los sentidos.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
La hormiguita dijo...

Qué cierto es lo que aquí dices.
Saludos

≈Gr¥§εL≈ dijo...

Vaya, ahora veo por que es de tus favoritos...

Sin tan solo pudieramos ver que no todo tiene que ser complicado, y que esos momentos simples hacen la felicidad dentro de nosotros, todo seria mas sencillo

un abrazo grande...