viernes, mayo 11, 2007

Estudio


Apenas te conozco y ya me digo:
¿Nunca sabrá que su persona exalta
todo lo que hay en mí de sangre y fuego?

¡Como si fuese mucho esperar
unos días -¿muchos, pocos?-
porque toda esperanza
parece mar del Sur, profunda, larga!
Y porque siempre somos
frutos de la impaciencia bosque todos.
Apenas te conozco y ya arrasé ciudades,
nubes y paisajes viajes,
y atónito, descubro de repente
que dentro estoy de la piedra presente
y que en cielo aún no hay un celaje.

Cómo serán estas palabras, nuevas,
cuando ya junto a ti salgan volando
y en el acento de tus manos vea
el límite inefable del espacio.


29 comentarios:

Pamela Albarracín dijo...

bellìsimo, delicado y sentido. Buena fusión.

Muxica dijo...

¿En qué rayo de luz, amor ausente
tu ausencia se posó? Toda en mis ojos
brilla la desnudez de tu presencia.
Dúos de soledad dicen mis manos
llenas de ácidos fríos
y desgarrados horizontes.
(Carlos Pellicer)

Terminas de darmelo a conocer. Gracias.
Un abrazo

rafael pq dijo...

Buenas y sentidas letras, si señor.
Un abrazo.Muá¡

gonzalo dijo...

es cierto que las palabras te cubren de cielo?

Lady Read Morgan dijo...

Hola Claricce, precioso poema, muchas gracias.

Un beso.

Lady Read

josé romero dijo...

Excelente selección, lo leí en voz alta una y otra vez.

Azul caleidoscopio dijo...

Este poema es un canto a los locos que nos hemos enamorado a primera vista. Bellisimas imagenes, besos prima.

Pepe Luis...un buen tipo dijo...

Estos versos me llevaron a momentos no tan lejanos pero muy intensos.....

Ojalá se vuelva una hermosa leyenda de amor.

Mis saludos

José Luis

Pamela dijo...

Muy inspirador. Me encantó, como todo lo tuyo. Clarice: gracias por tu comentario en mis flores, eres la única que mencionó a mi madre, que era lo que yo quise resaltar cuando hice el post. Besos y buen finde!

Bettina Perroni dijo...

Sabes que es lo que más me ha gustado... la sencillez de su composición... sin ser tan pomposo lograr ser sublime.

Me encanto!.

Gracias hermosa por compartirlo.

Un beso,

solo sur dijo...

tiene razón José , en voz alta suena mucho mejor aún. felicidades

Diana L. Caffaratti dijo...

Un bellísimo poema para compartir y un autor para tener en cuenta.

Marquinho dijo...

Excelente poema, Clarice. Te dejo un abrazo.

Antona dijo...

Bello,como tu alma
bss

mi despertar dijo...

NO lo conocia..últimamente lo que hago es recorrer blogs admirarlos........... llenarme de ellos.

Monito y gracias por compartir mis 500.

Bohemia dijo...

Que sensibilidad...que elegancia de escrito...También bellísima la foto...

Besos

Lol V.Stein dijo...

Querida Graciela,

Qué increíbles los "anticipos" del amor, la materia de la sagrada impaciencia que da lugar a poemas tan bellos como este.. cada palabra es una nueva conquista, una nueva versión del lenguaje, un "reaprendizaje", cada palabra sorprende a la anterior en estos versos..

Déjame que sea un poco redicha y te deje una reseña literaria que a lo mejor ya conoces, si no es así hazte con libros suyos, estoy segura que serán de tu agrado (es un gran escritor para mí):

"Como una mano que protege, cóncava,
la llama de una vela contra el viento, en lo oscuro,
la memoria
guarda una piedra, cifra del origen.

Y ahora vuelvo hasta el borde de los mundos,
como en una fricción
de nacimiento y muerte, en el recuerdo,
camino hasta su fin, hasta la llama
de lo inextinto, inscrita
sobre una piedra que los tiempos
hancen rodar, abruptos. Y la tren
hasta aquí, a este instante en que la veo,
de nuevo, ante mi mano, antes de toda
disipación, antes del fin."

(Andrés Sánchez Robayna, "Sobre una piedra extrema", Ave del Paraíso Ediciones)

Besos consumados por la impaciencia

Miguel Sanfeliu dijo...

Un poema muy interesante. Me fascinó, sobre todo, su principio.

Veo que has dado un nuevo paso.

Un abrazo.

Noa- dijo...

Quede prendida en esas letras.

Un abrazo

Lua dijo...

Precioso poema. gracias por darmelo a conocer.

Arcángel Mirón dijo...

Me encantó eso de "Apenas te conozco y ya arrasé ciudades".

Voy a buscar más cosas de este autor, no lo conocía.

¿Cómo estás, Clarice?

LOLA GRACIA dijo...

Que bello...Creo que ella sabrá...debe saber.

azzura dijo...

Hermosísimo..
.. Cuando vuelva a leerte esos poemas,
¿me eclipsarás de nuevo con tu lágrima?

Un abrazo linda, feliz semana

Cris dijo...

antona, você tem poesias também?

Gosto muito quando colocam poesias.

Bjs.

Isa dijo...

'Y en el acento de tus manos vea el límite inefable del espacio.'
Me quedo con este cierre de caricias y sueños.
Bello poema.
Saludos.

Lis dijo...

me viene bien, como el río, la vida, me viene bien la poesía como un viaje al sur, como el aire puro (ese que extraño con la vida)

gracias!

deborahadaza dijo...

Wow que poema! me encanta pellicer, y gracias por recordarnoslo.

Un abrazo

Rosa Silverio dijo...

Querida Graciela:

Este poema me recuerda mucho a los románticos ingleses.

Me gustó cada verso, tiene la suavidad de tu interior y lo acompañaste con una imagen hermosa.

No conocía a Carlos Pellicer, pero buscaré más sobre él en la red. Ahora estoy leyendo a Blanca Varela.

Un abrazote.

Anónimo dijo...

El viento sopla lejos de todo camino azul, lejos de toda boca que pronuncie su nombre, cerca, muy cerca al olvido y, sin embargo, aun se estremece