viernes, septiembre 28, 2007

Marcel Marceu

El silencio no tiene límites,
los límites los pone la palabra.

El poeta del silencio vino a Xalapa en el año 2004, tuve el privilegio de escuchar sus movimientos.

Camino entre libros y escritores y me detengo a recordarlo.


28 comentarios:

Antona dijo...

D.E.P

Buen finde, amiga
bss

Gasper dijo...

Tuvo mi petit homenaje en mi otro barrio "Sentirtes y decires" y su silencio diciendo tanto sigue sonando en los corazones sensibles.

Besos

Maria Carolina dijo...

No hay muchas palabras y adoro que así sea... el silencio es la mejor alabanza.Las palabras se quedaron cortas para describir tanta magia, tanto sentido, tanto sentimiento, tanto...
Vos bien sabés describirlo "...las palabras son mis ojos..."

Beijos de Argentina

muxica dijo...

Buena forma de recordarlo, en silencio................
Mil abrazos

deborahadaza dijo...

me gusto tu frase, el silencio no tiene limites...

abrazo

Jok€r dijo...

Lindo Homenaje..
LLEgue a vos por que tu Foto es de MArc Chagall la cual tengo en mi msn... Ventana en Paris... y me causo curiosidad tu blog ... nos leemos!

Lady Read Morgan dijo...

Hola Clarice, me ha encantado, gracias por compartirlo.

Un beso

Lady Read

Isabel Romana dijo...

Era un poeta. Besos, querida amiga.

Hannibal dijo...

saludos.. después vendré con más tiempo y te deletreare

hannibal

Chamila dijo...

y yo me detengo aquí, en su rinconcito de palabras, sonrío porque viene la primavera con vientos de libertad...

Cariños y silencios.

el nombre... dijo...

Una frase como pocas.

buen fin de semana.
mil besos por la mañana... con pajaritos cantandome en la ventana, y vos en la pantalla.

Claullitriche dijo...

...a la vuelta de mi casita, en el bello espacio del Père Lachaise, su último adiós... los árboles compartieron una vez más su silencio cargado de vida... un beso...

Gabriel Báñez dijo...

Hola, Graciela. Tiempo que no andaba por acá. Bello homenaje, MM nunca se dejó traicionar por las palabras. El abrazo.

Arcángel Mirón dijo...

Se están muriendo todos.

Un abrazo, nena.

El Toro de Barro dijo...

"escuchar sus movimientos"...es aquí, en estos pequeños "imposibles" de la realidad, donde el talento se convierte en genio y la experiencia cotidiana en poesía verdadera.

Te beso largamente
Carlos

Cristina dijo...

Una nueva estrella grande y brillante en el firmamento...y un vacío ensordecedor en la tierra. ¡Ay! como dice la canción, "estamos justos de genios..."
Bello homenaje amiga, ¡besos!

Gloria dijo...

Marcel dijo una vez: "La mimica como la musica no tiene fronteras ni nacionalidades" Y el fue un poeta del silencio y del mundo, bello homenaje, Clarice. Me encanto la frase "escuchar sus movimientos". Besos.

MaleNa - La Porteña dijo...

Lloro.

Naty dijo...

Que maravilloso poder escuchar como habla el silencio :) Saluditos y feliz semana Clarice ;)

Ana (...) dijo...

No conozco nada de este hombre, lo tendré en cuenta. Siempre me gustó aquello parecido de "eres dueño de tu silencio y esclavo de tus palabras" sería otra variante a lo que tú dijiste...

((por otra parte gracias por tu interés, me alegro que no te dejase indiferente))

Pamela dijo...

Otro GRANDE que se nos va.
Au revoir Marcel!!

Gabriel dijo...

Atesoras algo de él, además de su recuerdo.
Un abrazo.

Bettina Perroni dijo...

Terrible pérdida :(

Rosa Silverio dijo...

Qué cruel que la gente tenga que morir. Acabo de venir del blog de Isabel y me encontré con una entrada dedicada a un amigo cuya hija falleció y aquí me encuentro con la muerte del gran Marceau.

Tan sólo me resta decir que "El show debe continuar".

Un abrazo, Graciela.

Jorge Ampuero dijo...

Sin duda, se nos fue un grande de la poesía viva, aquella que fluye entre voces y cuerpos en movimiento.
Siempre es triste que la muerte nos arrebate el existir, pero para los que creemos, nuestra esperanza está más allá, en la resurección para una vida mejor y eterna...

Un abrazo...

Misael dijo...

un abrazo Marcel...eso dice tanto

Gatito viejo dijo...

Qué gran don: escuchar el silencio.
Abrazos.

pato dijo...

Un gran Maestro !