viernes, noviembre 16, 2007

Hay y no hay


Personas hay que se sienten acosadas; hay personas que no saben que acosan; otros son acosados y no se enteran, tal es su idea acerca de la naturaleza de la vida: otros saben que acosan y son felices haciéndolo, tal es su idea acerca de la naturaleza de su vida.

No todo el mundo sueña lo mismo cuando sueña: no todo el mundo sueña; muchos sueñan unas veces si y otras no; hay quien nunca ha soñado; tal vez existan en el mundo dos personas que sueñen lo mismo al mismo tiempo, pero nunca lo sabrán.

Hay quien siente nostalgia de su infancia; hay quien odia su infancia; hay quien no la recuerda; hay quien no cree que la infancia sea una edad feliz, por encima del todo: yo, por ejemplo.

Una calle conduce a un solo lugar para quien la transita, cuando la transita: en otra ocasión conducirá a otro lugar; una calle te lleva a una aventura de amor; otra a vivir una desgracia; alguna a ningún sitio y sin embargo deambulas por ella: estás perdido, estás perdida.

Hay personas que nunca te dirán que te quieren; pero te quieren. Hay personas que nunca te dirán que te odian: tal vez intenten destruirte. Hay personas que te quieren y te odian al mismo tiempo. Hay quien nada, te desconocen, o son los indiferentes, que nunca te ven aunque tanto te conozcan.

Hay traiciones. Hay olvidos. Vuelven a haber traiciones. En la memoria queda un sabor amargo: la memoria es como un paladar. Perplejidad ante uno mismo.

Hay ciudades que se conocen sobradamente; que nunca se han pisado; donde nunca se irá: Nueva York por ejemplo, Manhattan, Queens, la Quinta, Tiffanys. ¿Para que ir si hemos estado allí con Audrey Hepburn? Me hice una foto en la fachada de Tiffanys y la perdí. ¿Para qué guardarla?

Hay libros que nunca están donde deben. Otros están siempre delante recordándonos que no nos hemos dignando visitarlos. ¿Para qué? Son como un familiar molesto; no le damos conversación para que no nos abrume; bastante es que viva con nosotros. Hay libros que hemos perdido entre viajes y mudanzas pero nos da lo mismo, los tenemos guardados. Tom Sawyer, por ejemplo.

Hay amores que nunca sucederán: podrían ser los mejores.

Hay amores que de los que se debería haber desistido mucho antes: acaban siendo un engorro, fomentan el complejo de culpa; pero ¿de quien de los dos? ¿O de un tercero?

Hay horas en las que uno no está. Hay horas en las que uno está. Hay horas en las hay demasiada gente.

Hay quien te mira; hay quien no te mira. No se tiene el mismo saludo para los dos. Suele suceder que el más cordial sea para el segundo. ¿Seducción? ¿Hastío? ¿Juego?

Hay creencias y supersticiones que son la misma cosa. Hay creencias que no justifican el creer en ellas. Hay supersticiones que son divertidas. Otras, creencias y supersticiones (casi todas diría yo) son detestables.

Hay quien dice "te quiero" demasiado a menudo; hay quien nunca. Los dos suelen dejar a otra persona en desasosiego.

Tenemos un cajón de la memoria lleno de mensajes que nunca hemos entregado al receptor. Queda el mensaje y el receptor se ha ido, definitivamente.

Mañana no es nunca lo que debiera ser, porque acaba siendo hoy.

Hay días de mañana. Hay días del ayer. Un solo día es el de hoy y ese es el comprometido. Ninguno más.

Nada vale más que una verdad. Cierto. Nada vale más que una mentira. Cierto. Sobre el mismo asunto, verdad y mentira pueden ser inciertas.

Cada segundo que pasa no tiene entidad alguna; no es posible sentirlo; es tiempo sin acción. Si me quedara un segundo de vida me moriría.

Hay personas que aman. Hay personas que son amadas. Hay personas que aman y son amadas. Hay personas que no aman y son amadas. Hay personas que aman a otro que no les ama y son amadas por otro al que no aman. Hay personas que lo son todo a un tiempo. Otras son muchas cosas durante mucho tiempo. Algunas nada, nunca.

Hay vida, hay tiempo. Luego ya no, ni la una ni lo otro.

Hay noches en que no se que escribir y me sale esto. Hay noches en que no se que escribir y me copio a mi mismo. Hay noches en que no se que escribir y escribo, a veces bien. Otras no.

34 comentarios:

Ana dijo...

Hay quien piensa como los sabios, habla como la gente sencilla y escribe maravillosamente. Hay quien deconstruye, desolvida y desaprende, hay quien no. Hay quien, después, deja las ruinas y vive en el bosque donde construye, aprende y rescata. Haber, hay-Luis.
Hay quien pasa por encima de las palabras y hay quien hace de ellas su mirada. Haber, hay-Clarice.

Qué suerte leeros a los dos.

Diana L. Caffaratti dijo...

Excelente!
Hay palabras que se dicen, Hay palabras que se callan.
Hay palabras que necesitan explicación, hay palabras que se explicitan a sí mismas.
Hay textos , como estos, que sólo despiertan admiración.
Repito: excelente!

Gabriel dijo...

"Hay una línea de Verlaine que jamás volveré a leer..."
Recuerdo textualmente esta línea de Borges, ya no recuerdo de cual de sus cuentos.
Leyendo tu post, me vinieron a la memoria inmediatamente esas palabras.
Que decirte Clarice, que ya no hayas dicho?
Un fuerte abrazo desde Buenos Aires.

deborahadaza dijo...

Hay amores que nunca sucederán: podrían ser los mejores.


Me encanto tu post, un abrazo, chauu

Kety dijo...

Hola Clarice, lo bueno de escribir, es, que te permite expresar aquello que no dices, porque seguramente nadie te escucharía. -Es una reflexión mía-.

Siempre la duda ronrroneando, quizás sea lo que nos empuja a seguir intentando hacerlo mejor.
dilid

Un abrazo
kety

Cris Moreno dijo...

E assim nos movimentamos. Nos comunicamos. Amamo-nos. Todos os sentidos conspiram para chegarmos ao outro(pessoas). Lindo post e a indicação perfeita. Não conhecia este autor. Vou fazer link do blog dele. Gostei muito.

Beijos, Clarice.

Meu está com dois amigos a mais. Uma é a Patrícia, estudante de Comunicação Social, e o outro, é o jornalista, escritor e colunista Elias Pinto. Quando você for ao blog, olhe os créditos dos posts. Hoje tem vários posts da Patrícia.

Beijos.
Bom final de semana.

Cris Moreno dijo...

"meu blog"


:)

Carlos Manzano dijo...

Un texto magnífico, Graciela. Mi felicitación a Luis Rivera. Y gracias a ti por ilustrarlo con una imagen mía.
Un abrazo.
Carlos Manzano

Las3Musas dijo...

Ay, Clarice... qué texto nos elegís.

Ese inventario sobre las mismas calles que llevan a distintos lugares me ha sacudido.

Son irresistibles las contradicciones, me encantan. De hecho, de existir la "Verdad" seguro que se parecerá a ellas...

te dejo un abrazo (y en las musas un post con mimo para vos ;) )
musa

jjtabaco@gmail.com dijo...

Me hace recordad al inicio de una canción de facundo Cabral.
No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir,y ser feliz es mi color de identidad.

muxica dijo...

Que buen texto: Añoro mi infancia, pero, me gustaría tener en esa época las defensas que tengo ahora. Tengo una persona, la más importante de mi vida, que nunca me dice que me quiere, pero… sé que me quiere infinitamente. Amo la verdad educada.
Ufffff que magnifico todo lo que leo y cuanta verdad
Seria un buen post la respuesta de cada uno de nosotros a todas estas verdades.
Eres lo mejor que he conocido, amiga.
Mil abrazos

Cristina dijo...

Ufff! que texto! Amiga, màs de una frase me suena familiar...
"Hay noches en que no se que escribir y me sale esto. Hay noches en que no se que escribir y me copio a mi mismo."...
grandioso!
Me deja pensando tanto y en tanto...
Besos querida Clarice!

Goathemala dijo...

Me deja un poco perplejo el inventario de situaciones comunes y pensamientos cotidianos. Sencillos y profundos a la vez.

Muy interesante la técnica usada.

Abrazos, amiga. El otro dís revisando enlaces y quitando algunos de aquellos blogs que llevan muchos meses cerrados, percibí que no te tenía enlazada. Afortunadamente accedo siempre a Saudade a través de Google Reader, pero ahora mismo te enlazo y te introduzco en mi "bosque de enlaces".

Saludos.

Lol V.Stein dijo...

... tremendo. Me ha emocionado, Graciela. Muchas gracias por leer esto a la vez conmigo, y por empujarme en las letras que me atranco..

Gracias y arriba la verdad cierta.

Bss y abrazos

Heriberto dijo...

Hay mucha sabiduría detrás de este hermoso texto. Un abrzao amiga jarocha y gracias por traerlo.

MaleNa - La Porteña dijo...

Rivera es una maravilla, somos un calidoscopio inmersos en sies y noes.
Me conmuevo sintiendo a través de sus letras.

Te abrazo como siempre.
Lindo fin de semana ciela.

Rafael dijo...

Hay textos sencillos, precisos y preciosos, como este.
Hoy te saludo y te beso, por si acaso la proxima vez no puedo hacerlo.
Que estés bien.

JuanBM dijo...

Por todo ello el amor y la ternura siempre me han parecido un pequeño milagro, la maravilla que recupera el ser huidizo que todos llevamos dentro.

Con admiración, beso.

Tesa dijo...

Soy una contradicción con patas. Así que este texto de Luís Rivera parece hecho para mí.

Dudo de la duda y cuando he tomado una decisión sigo pensando si será la acertada. Quiero escribir y cuando escribo pienso a quién le importa lo que yo digo. Hago fotos que me gustan y cuando pasan los días, ya no me parecen buenas.

La infancia no fue mi mejor época, pero tampoco la peor.

Hay momentos en que me siento sola y otros en los que me siento agobiada por la multitud.

Pero hay una certeza, siempre que vengo hasta aquí disfruto, aprendo y prometo volver y siempre lo cumplo. Ya ves, eres una de mis certezas.

Un abrazo, Graciela.

Miguel Sanfeliu dijo...

Hay textos que parecen escritos en estado de gracia, textos que necesitan toda una vida para elaborarse, textos que desbordan sabiduría y que traspasan fronteras y prejuicios y que se clavan dentro de uno.
Este es uno de esos textos.
Enhorabuena a Luis Rivera y a ti por mostrarlo.
Saludos.

Sandra Becerril dijo...

Ahhhh me fascinó... y además me inspiró... es para releerlo varias veces...
Besos y excelente semana!

CEL dijo...

Graciela, voy a leerlo otra vez, las contradiciones y los sies que nos guarda me fascino.

Te deseo una buena semana.

Tania dijo...

Yo estoy sin palabras ante a este texto... es sencillamente magnífico.

Un abrazo fuerte. Te deseo una semana bonita.

Antona dijo...

Por si no te lo habia dicho nunca.Yo, si te quiero
que pases buena semana
bss amiga

Sol dijo...

Maravilloso texto,hay veces que encuentras a personas en tu vida que nunca te dicen te quiero pero estan hay sin palabras lo muestran y por esas noches que no se que escribir y escribo.
Enhorabuena por el texto a Luis Rivera y a ti por plasmarlo en este blog maravilloso.
Saludos.

Ana R dijo...

Estados conceptuales.La cuadratura del círculo de vida...ayyyyyy.Que magnífico texto, Clarice.Que magnífico.

Un beso

Cris Moreno dijo...

Graciela, estive lá, no blog dele. É simplesmente maravilhoso. Já coloquei o link dele também. Valeu a dica !

Beijinhos.
Boa semana.

Dani González Porcar dijo...

tan bueno que me quedé sin palabras...
saludos

Nosotras mismas dijo...

Buenas noches.

Besos

Azul Caleidoscopio dijo...

bellisimo prima, gracias por presentarme a este sencillo y profundo escritor, me encanto. Un besote.

Carlos Leiro dijo...

Pasaba por aquí y lei este texto.
guau...

Tarántula dijo...

hay palabras que se leen y entonces nos damos cuenta que siempre hemos sabido lo que el otro se ha atrevido a decir.

Gracias por el texto.

Luli dijo...

Estupendo texto de principio a fin.

Besototes

Arcángel Mirón dijo...

Excelentísimo.

Sucede que no sólo no hay dos personas iguales sino que además no hay dos relaciones iguales: no soy la misma persona con mi mamá que con mis amigos.