domingo, enero 20, 2008

La joven de la perla

Muchacha con turbante o mejor conocida como La joven de la perla, (también la nombran la Mona Lisa holandesa), es una de las pinturas famosas de Johannes Vermeer. Pintor importante de la época de oro de Holanda.

Por esta obra, la escritora Tracy Chevalier se inspiró y escribió la novela. A la vez, está la película dirigida por Peter Webber. Ambos recomendables.

Cuando Bethania fue a Holanda, le pedí que fuera al museo Mauritshuis ubicado en La Haya, y que se quedara por un momento contemplando la pintura. Me trajo un llavero y una postal que está enmarcada y que cada día la veo en casa. Me gusta. Me gusta porque me provoca recordar mi adolescencia. Cada vez que la miro pienso que soy yo. La gracia es que no me parezco en lo absoluto, ni tampoco puedo decir que sea la belleza de la chica la que yo quisiera tener. No. Va más allá que esto.

Por más que trato de recordar mi pasado, las escenas de mi adolescencia, los hechos, me llega el desasosiego y a la vez la felicidad instantánea. A veces, cuando estoy barriendo el alma de los pisos de mi casa, me quedo rato contemplando el cuadro. No logro comprender porque pienso que soy la de la pintura. Tal vez la boca semiabierta que acostumbraba traer por falta de respiración. No lo sé. Simplemente cada día es el mismo sentir.

Quizá deba de convencerme que el arte me transforma, me cautiva y me lleva a soñar, y que por lo tanto, no busque explicaciones.

51 comentarios:

Sureando dijo...

Ay! Clarice, no puede haber más coincidencias en el mismo sentimiento. No me creerás que mi mente había imaginado un post tan similar a este; con el mismo cuadro y con la actriz que protagonizó la película.
Me da tanto gusto coincidir, que da lo mismo quien escribe primero la entrada.
Un gran abrazo amiga, siento que nos une una misma forma de ver la vida y una nostalgia de película.

Sureando dijo...

Visítame Clarice.

Kety dijo...

Una historia preciosa.
recuerdo a Griet,cuando limpiaba el estudio de Johannes Vermeer; ni un centímetro a la derecha ni un centímetro a la izquierda.

La mezcla de las pinturas, la luz de la ventana, el pendiente de perla...

Muy bien por mencionarlo.
Me gustaría visitar Delft ¡quien sabe!
un abrazo

Antiqva dijo...

Amiga, intenta ver si te reconoces en sus ojos...

Bohemia dijo...

¿Y quien te dice a ti que en otra vida no posaste para Veermer? ¿ que en otra vida amaste a esa joven y por eso hoy te inspira mirarla?...Hay tantos misterios...
Me gusta ese cuadro, me gustó el libro, la película y la banda sonora de la misma, que escucho a menudo con los oídos y el alma abiertos de par en par...

Creo que hay muchas jovenes de la perla por el mundo...

http://debohemia.blogspot.com/2005/10/la-joven-de-la-perla.html

Te abrazo, corazón

Isabel Romana dijo...

Creo que ella nos mira de un modo tan directo y personal, que se diría que mira a cada uno de nosotros especialmente, o que se mira en un espejo. Y tal vez tú estás al otro lado del espejo, mirándola y viéndote. Besitos, guapa.

Anónimo dijo...

Hermoso. Realmente hermoso. Ya lo creo que te apasiona el arte en todas sus formas.
Un besito, guapa.

Anónimo dijo...

Clarice, el anonimo soy yo, Rafa, el del cuaderno. Sorry.

Cris Moreno dijo...

A arte faz coisas incríveis com a gente!

Ainda bem!

Beijos.
Boa semana.

Nelly dijo...

La joven de la perla, y la mirada que nos remite a la propia adolescencia. La mirada nostalgica, la que todos tenemos, de tanto en tanto, hacia esos tiempos: de las dudas existenciales, de las inseguridades abismales, de la inocencia que empieza a desdibujarse. Que lindo!, gracias por el post. Abrazos.
Ivania

Eleonai dijo...

Varias veces he visto la novela en la librería. Primero en su edición de lujo, pasta gruesa, la última vez en edición de bolsillo, siempre la foto de la pintura. Así que ella eres tú. Tal vez, algún día me decida a leerla.

Lol V.Stein dijo...

Me encantó la película, por la imagen final y poderosa del cuadro.. es más, me sorprendió tanta belleza contenida en un instante tan brevísimo.. quizá seas tú en el alma reflejada.. quizá esa etereidad tan sublime te retrata en cierta forma.. lo importante es que tú lo haces aún más bello, al traerlo aquí. Siempre tan noble y tan generosa: mil gracias, linda, por arroparme con las oleadas de tus palabras.

un abrazo fuerte

JOSE ROMERO dijo...

Siempre rescato alguna frase en tus textos, este no es la excepción; te imagino barriendo el alma de los pisos. Saludos sin explicación.

Gabriel dijo...

Ciertas cosas es mejor que se mantengan sin explicación. Son los misterios del alma y del arte, que quizás sean dos aspectos de una misma
esencia.
Un abrazo, Clarice.

Gabriel

Cristina dijo...

Querida Clarice, acabas de darle una imágen a tu nombre.
Ella tiene tu mirada, se siente.
Besos querida Amiga!

Júlia dijo...

La película era muy bella, pero creo que es necesario pensar que son dos cosas diferents -o tres, el cuadro, la novela, la película-, poca cosa se sabe, en realidad, del pintor ni de la modelo. El cine tiene su grandeza pero también su servitud, ya no podemos mirar el cuadro de forma totalmente inocente. O sí?

Miguel Sanfeliu dijo...

Yo creo que la mirada de la muchacha del cuadro expresa sorpresa. Y yo te veo a ti como alguien que se sorprende a cada paso por todo lo que encuentra a su alrededor. Eres capaz de descubrir la belleza, de observarla con ojos inocentes, con un asombro emocionado.
Un abrazo.

Goathemala dijo...

La belleza es que decían los clásicos. El arte se impone incluso aunque sepamos poco del artista o de la obra en sí.

Siempre he sido un merodeador de museos. De este cuadro me gusta ante todo el escorzo de la pose y la inocencia de la mirada.

--
Saludos.

Dédalus dijo...

Vermeer trató como nadie la luz, en la pintura flamenca, y este cuadro es una buena prueba de su maestría. Ahora no estoy seguro del número exacto, pero creo que se conservan unas 37 obras suyos. Semejante escasez lo hace aún más grande.
Qué bien que lo has traído, Clarice.
Te dejo un beso.

libertad dijo...

Sí, es verdad, el arte transforma, al igual que las palabras. Leí estos días un libro de Marina,sobre el "vuelo de la inteligencia", que precisamente habla sobre esto.

Un beso

Nana Lopes dijo...

A moça do brinco de pérola é uma das mais belas telas do mundo das Artes.
O que me impressiona é a expressão de seu olhar.
Belo!!
Saudações do Brasil!!

Isa S.B dijo...

La joven de la perla, también forma parte de mis recuerdos de infancia, mi abuela materna la tenía (una copia por supuesto) enmarcada sobre la cómoda de su dormitorio y yo me quedaba horas admirándola. Me gustaba soñar que era un personaje de la familia que partió muy lejos, y que por eso me miraba con esa boca entreabierta, de la que, cuando menos me lo esperara resbalarían todos sus secretos.
Al parecer seguimos enhebrando puntos en común.
Cariños.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

La verdad es que el cuadro es precioso y la serenidad del rostro, inspira paz. Todos tenemos algo con lo que nos indentificamos, aunque no tenga nada que ver con nuestras vidas.
Besitos

Elizabeth dijo...

Tu escrito me hace pensar
que "recordar" es vivir.
Abrazos cariñosos.

Anónimo dijo...

TODAS TUS AMIGAS TE ENVIAMOS
ABRAZOS Y NUESTRA ADMIRACION
POR LO QUE NOS REGALAS EN TUS ESCRITOS

lolitas dijo...

una historia espectacular me encanto
besos ^^


bay

Jorge Arce dijo...

!Exacto! es estos casos las explicaciones sobran, como sobran las palabras para mirar la nostalgia en los ojos del arte.

mixtu dijo...

para mim, esta pintura sempre teve um fascinio

uma obra-prima

arte...

abrazo serrano desde 2009 :)

Anónimo dijo...

La boca entreabierta denota la necesidad de decir algo, de contarnos algo que si lo aunamos a la tristesa que grita la mirada de la joven entenderemos que mucho mas alla de la belleza exterior de un rostro se encuentra el desasosiego y la desesperanza del yo interno, mismo que muchas veces tiene dolores y sentimeintos tan fuertes que sobrepasan la belleza externa.
Cuan importante es oir lo que los ojos gritan.

Oscar Garcia.

Alicia Rosell dijo...

Graciela:

Y sin embargo, a mi esta cara de la joven de la perla se me parece a mí de niña. Te lo juro. Esto que tú comentas que te pasa a mi también me ha pasado. ¿Será cosa del cuadro?

Mucho hablar de la Gioconda, pero tras esta sonrisa y esos ojillos de la muchacha me veo yo con la misma expetación ante la vida a esa edad. Y en los ojos... ¿amor adolescente, quizás?

El cuadro fue el responsable de que me leyera la novela. Es preciosa la prosa con que descubres al autor. Te la recomiendo leer si no lo has hecho. Es como asistir a la creación de un cuadro... Imagínatelo leyendo...

Muchos besos, amiga linda. Te quiere de corazón,

Puri.

PAZ TRAVERSO dijo...

Hermoso retrato y gran solicitud !!!
Yo acogi la tuya y debes verla en mi ultimo post .
Con amor
Paz

María Jesús Lamora dijo...

Accedo casualmente a este blog desde un punto de España.
Enhorabuena.
Un abrazo.

Bethania dijo...

A pesar de que no es de mis pinturas favoritas , debo aceptar que el rostro de la chica expresa entre que nostalgia y melancolía, y más en vivo y a todo color. Algún día tu también podrás contemplarla en vivo, un beso.

silvia piranesi dijo...

clarice!!! qué lindo leerte de nuevo! y de nuevo, además de ángel gonzález y nuestras bibliotecas, la boca semiabierta, por falta de respiración. aquí tiene otro nombre la coincidencia.

Tania dijo...

Creo que la magia del arte es eso, de hablar con nuestro misterio anterior, por ello más importante que las preguntas, son los sentimientos que nos provocan...

Y como siempre, preciosa Graciela, como me gusta esa manera tuya de escribir -delicada, sensible, natural...

Abraços muitos :)

pato dijo...

Que tal que hayas sido tú en otra vida ? estoy convencida que existe la reencarnación !

Mujer con piernas dijo...

Qué arte la del pintor para recoger esa mirada tan peculiar, es pura juventud.

Tienes mucha sensibilidad artística y tus palabras también son tus manos.

Saludos

PAZ TRAVERSO dijo...

No tienes nadaaaaaaaa que agradecer sino que yo debo hacerlo porque me hiciste dar un gran paso.
Espero que la salud te acompañe en la proxima visita !!!!!

María Jesús Lamora dijo...

Accedo casualmente a tu blog desde un punto de España.
Enhorabuena.

muxica dijo...

He visto la película es de las que a mí me gustan, produce calma y deja tranquila.
Mira por donde desde hoy ya conozco tu cara… Ahora ya se como eres.
Mi besos.

Pri Satiro dijo...

Oi Clarice,

Adorei seu blog!
Voltarei outras vezes.

Um grande beijo.

Las3Musas dijo...

"cuando estoy barriendo el alma de los pisos de mi casa..."

Una belleza.

Algunas obras son mágicas porque se convierten en espejos que reflejan lo que otros no consiguen. Mirémonos en ellas, a ver qué encontramos.


Un gusto leerte
ABRAZOS
musa

Chamila dijo...

... el arte es el amor que se transforma y dice y piensa y escribe, como lo hace tan hermosamente usted.

La quiero tanto, no se imagina cuanto!

cacho de pan dijo...

el alma, la actitud de espera esperanzada, sin ansiedad y con mucha dulzura...
es un bello retrato.

Anónimo dijo...

Ví la película, y no hay duda sobre su belleza estética y un buenisimo trabajo plastico.
Del cuadro me encanta la luz sobre el fondo oscuro.
Y en cuanto a tu parecer con ella es algo que está en el espíritu.

Besos para tu alma.

Gerardo Omaña dijo...

Disculpa el anónimo.
Gerardo-imaginaria.
Cariños.

Lady Zurikat dijo...

A mi tambien me pasa a veces de identificarme tanto con alguna obra de arte que le encuentre un rasgo mio, o que me identifique con ella, pero claro, tengo un enemigo acerrimo: el espejo que me recuerda como soy.
Y la edad tambien...
Por cierto, gracias a un comentario de Isabel, te cuento una buena noticia: que un diario local me ha invitado a participar como corresponsal. Ya he enviado algo de material para su aprobacion o correccion, veremos como funciona. quien sabe tal vez se encariñen conmigo y pase a la edicion de papel y remunerada. Eso seria la gloria, pero creo que estoy soñando mucho, mas cuando abro un blog y veo tanta gente que escribe bien y me siento la ultima cucaracha.... pero bueno, me invitaron y alli estoy, tratando de adaptarme a mi papel de corresponsal virtual.

Rosa Silverio dijo...

Hola, querida amiga.

La verdad es que a mí también me gusta esa pintura y la película también me gustó, en especial por los dos protagonistas.

No he leído el libro y hasta la fecha no me he sentido tentada a leerlo.

Es bonito eso que cuentas, mágico incluso. Esa fascinación tuya por esa pintura y cómo te encuentras en ella. Si creyéramos en vidas pasadas podíamos hasta suponer que quizás tú, quizás, fuiste esa muchacha. :)

Me gustó la imagen de tu escoba barriendo el alma de los pisos.

Siempre logras escribir las cosas de la manera más sensible y conmovedora.

Sir Alsen Bert dijo...

Oye, a lo mejor es por los pendientes, qué sé yo, moza.
Saludos.

Tesa dijo...

Ay, niña, estamos como cabras locas. A mí me paso cuando entré por primera vez en la Mezquita de Córdoba, en Andalucía, sentí que ya había estado allí hace mucho tiempo y un escalofrío me recorrió la nuca. A la salida, cuando pude hablar le dije a mi chico, sin pestañear, creo que he sido una princesa del al-Ándalus.

¿Te imaginas la cara que puso?

Amiga, cómo entiendo tu obsesión.

Besos.

Pri Satiro dijo...

Querida Clarice,
Obrigada pela visita!

Uma linda semana a você!
Beijos