lunes, febrero 11, 2008

Cartas a Ricardo de Rosario Castellanos

Rosario Castellanos (1925-1974) es una de mis poetas favoritas. Vive en mi almohada junto con otros predilectos. Gran promotora cultural, ella nos dejó su gran trayectoria mediante sus letras entre ensayos, novela, cuento y poesía; y fue premiada por su obra. Obra de tal magnitud, que ha trascendido a otros idiomas.

Hace poco llegó a mis manos, de una forma maravillosa, un libro que fue publicado después de su muerte. Es Cartas a Ricardo editado por Conaculta. Uno de los géneros literarios que disfruto leer es el epistolar y éste libro fue otro de ellos que disfruté grandemente. Una joyita.

Rosario Castellanos amó intensamente a Ricardo Guerra Tejada. Un amor en todos los sentidos. Al leerla, muchas mujeres nos sentimos identificadas. Saboreé lentamente cada una de sus cartas y viví cada una de ellas. Sufrí también. Leí ese corazón desgarrado por un hombre que quizá no la amó como ella lo esperaba. Tuvo un hijo con él llamado Gabriel, y conocemos una parte de su infancia a través de las cartas.

77 cartas escritas en dos periodos diferentes. Un carteo que duró diecisiete años. Cartas largas, descriptivas, detallando cada momento de lo que estaba pasando. Sus viajes, sus amigos, sus lecturas, las películas que veía, las conversaciones tanto triviales como profundas con la gente que le rodeaba, su soledad, sus temores, sus esperanzas, sus sueños, susurros y gritos, pero sobre todo, ese amor intenso, apasionado, poético hacia su hombre. No obstante la depresión que afloraban sus cartas en algunos momentos, me cautivó también su sentido del humor, que me arrancó diversas sonrisas a la hora de leerla. Narró cada ciudad que visitó con una observación que me transportó estar ahí. Comentó los escritores que leía. Un libro enriquecedor porque también aprendemos a través de la mirada de la escritora, lo que era para ella nuestro país. También es un aprendizaje sentimental como cultural.

Ella escribió con pasión y se lo dijo a él: “Lo amo como no he amado jamás a nadie, como no quiero volver a amar nunca a ninguno. Lo amo mucho. No me olvide”.

23 comentarios:

Bohemia dijo...

Que concurrida tu almohada...que lugar tan privilegiado...como una especie de Olimpo de los grandes...


Besos querida!

María Jesús Lamora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Jesús Lamora dijo...

Perdona, he eliminado el comentario sin darme cuenta.
Te decía que a mí también me gusta leerte. El universo, por muy extenso que sea, no es lo suficientemente amplio como para que las personas dejen de abrazarse, incluso en la lejanía.
Me gustaría añadir tu blog en mis favoritos. ¿Puedo hacerlo? Ya me dirás.
Besos desde España para ti y tus lectores.

Bethania dijo...

que padre que tuviste la oportunidad de reecontrarte con ese libro, era como cosa del destino.. sé como disfrutas a la Castellanos.

deborahadaza dijo...

que hermoso! ese libro debe estar en mis manos... me encanta los poemas de Rosarío, y de seguro amaré sus cartas, un abrazo

cacho de pan dijo...

rosario castellanos, muerta a los 49 años...no la conocía
veré si a un editor amigo le interesa editar aquí esas cartas.
gracias.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

La voy a tener en cuenta y lo anoto en mi lista de futuras adquisiciones.
Besitos y gracias por la información.

Heriberto dijo...

A Rosario la he conocido por tus posts. Estas cartas deben estar llenas de una nostalgia incurable -e irreparable luego con el advenimiento de su muerte- de la que uno se debe empapar al ejecutar el acto de leerlas. Me suena muy triste este libro, sí bellamente triste.

MaleNa . la porteña dijo...

Tremendamente bellas las letras de Castellanos.

Hay que sentir el amor vibrar en las venas para despojarse y decir
"Lo amo mucho. No me olvide"


Besos van por el aire.


MaLe.

El Toro de Barro dijo...

Hoy dormiré acunado y oculto bajo tu almohada. Necesito que otros hablen hoy por mi...

Goathemala dijo...

Ella es un fuerte referente en tus entradas. Salvando la entrada de Wikipedia y algún poema disperso que encontré por la red, desconozco todo sobre Rosario Castellanos.

Pero los preferidos de mis amigos son mis preferidos así que comenzaré a indagar más detenidamente.


--

Saludos.
~~~~~~

Cristina dijo...

ufff las cartas de amor...siempre son regalo, y más si son de un poeta. Que bien que te llegó ese libro y gracias como siempre por compartir.
Besos amiga!

ISB dijo...

Supongo que buscar un ejemplar de tan precioso libro en aqueste rincón será como buscar un tesoro, pero disfruto de las emoción de tus letras casi como si lo tuviera entre mis manos.
Cariños, buscaré a Rosario Castellanos.

Kety dijo...

Admiro tu forma de expresarte, lo haces de tal forma que animas a leer este libro y todo el que recomiendes.

Es la primera vez que oigo su nombre, pero me has dado la opción de buscar sus poemas. Gracias
Un abrazo

Antiqva dijo...

Compartiendo esas "Cartas de amor" nos brindas tu amor a los que te leemos...

Miguel Sanfeliu dijo...

Suena muy interesante el libro. Tomo nota de la recomendación.
Se nota que te ha gustado y transmites perfectamente el entusiasmo.
Un abrazo.

Tania dijo...

Como siempre, tus palabras me envuelven y, terminada la lectura, pienso cuánto me gustaria encontrar por aqui este libro...

A mi también me encanta la literatura epistolar, pienso siempre que tiene algo como de sagrado, porque las cartas son como pedazos de un corazón que vuela hacia otro, con su fuerza y fragilidad - sobre todo, fragilidad...

Y he adorado, dulce Graciela, el comentario que me dejaste, contando el sueño de ser cartera, y poder entregar una carta de amor... (cosas así hacen nacer sonrisas delante del ordenador...).

Gracias por tanto que compartes, y siempre.

Um abraço carinhoso.

Rosa Silverio dijo...

Rosario Castellanos es una poeta que me encanta. Su poesía tiene la capacidad de llegarte al alma con mucha facilidad.

No he leído est libro, pero ya me interesa.

Qué bonito que nos gusten las mismas poetas: Rosario, Dulce María...

Francisco Ortiz dijo...

Apenas he ocupado tiempo con libros de este tipo, una tontería por mi parte: en ellos laten las verdades secretas de seres muy sensibles. Gracias por hablar de uno de ellos. Me has dado un empujoncito.

Tesa dijo...

Gracias por este descubrimiento, mi carpeta de poetas favoritos se alimenta de tus páginas en muchas ocasiones.

Leí algunos versos de Rosario Castellanos en la red, y ya me quedé con estos de su poema
“La nostalgia”

“Si te digo que fui feliz, no es cierto.
No creas lo que yo creo cuando me engaño”.

Besos, cielo.

L. dijo...

Gracias a ti por compartir.
Me atrevo a escribirte porque estoy a la caza del libro Cartas a Ricardo, de Castellanos. Todo parece indicar que está agotado pero no me quiero dar por vencida. ¿Tú tienes idea de cómo puedo conseguirlo?
Saludos y gracias, Luciana.

Victoria Loredo Quiroz dijo...

al leerte sobre este libro me hizo recordar que senti lo mismo que tu cuando lo leí
maravillosas tus lineas
gracias

Ely dijo...

Estoy terminando la lectura de este libro que me conmovió profundamente, es toda una experiencia emocional y reflexiva. Yo conocía a Rosario como poeta, pero efectivamente, como se señala en el prólogo, la poesía de Rosario es muy racional, en tanto que en sus cartas se muestra como un ser completamente emocional y sensible, muy diferente a su faceta poética. De ella leí también el libro "El uso de la palabra", una recopilación de ensayos altamente recomendable. Admiro enormemente a Rosario Castellanos, fue y seguirá siendo una de las escritoras más grandes que hemos tenido y una madre ejemplar. Como mencionas, Ricardo no supo amarla como ella a él y eso es algo que se hace sentir a través de todo el libro. Por un momento pensé que lo único bueno que le debíamos a ese señor había sido guardar esas maravillosas cartas, pero, principalmente, también las inspiró, y eso es algo que de forma indirecta hay que agradecerle. Saludos, muy bueno tu blog y veo que también admiras a Octavio Paz, otro de nuestros inmortales.