viernes, octubre 10, 2008

Mi transcurrir con Manuel Salinas

Foto: Abducción de Manuel Salinas


Contemplar tus ojos a través de tus fotografías me provocó ganas de vivir. La mayoría de las fotos me emanaron ternura. Sentí amor. Y esto es la consecuencia de tu sensibilidad. En la cotidianidad de la vida, en la sencillez de cada captura de tus imágenes, me sentí totalmente acariciada.

Algo pasó al caminar lentamente e ir leyendo tus letras de imágenes. Es la primera vez que siento en una exposición, que algunas de las fotos expuestas eran mías. Como si yo las hubiera tomado o hubiera elegido lo mismo. Es decir, me encontré en ti. Y me di cuenta que eras tú y no yo. Era tu paz.

Mi rostro se iluminó varias veces y sonreía en silencio. Fue como descubrir algo por vez primera. Como si fuera el inicio de mi vida. Me embriagué de tanta poesía, de tanto canto, de tanto silencio, de tanta voz, de tanto toque, de tanta añoranza. Eso y más, ofreces en cada una de tus fotografías.

Me devolviste el tiempo congelado. Me devolviste mi puerto. Me devolviste la alegría de la gente Me devolviste los rincones olvidados. Me devolviste las calles caminadas. Me devolviste las paredes olvidadas. Me devolviste la belleza de los objetos. Me devolviste el rostro levantado para ver el cielo. Me devolviste el azul de la tierra. Me devolviste el óxido de los barcos. Me devolviste la arena del mar. Me devolviste las ganas de volar.

Deseaba permanecer ahí. Sola. Sin tanta gente. Aprenderme de memoria tu mirada. Robar un poco de tu alma. Tocar tu lente. Convertirme en papel. Ser nada. Ser todo.

No sólo es tu transcurso. Ahora lo compartes. También es mío. Y esas paredes que han escuchado susurros y gritos desde el siglo XVIII, ahora habitan con la mirada de tus manos, porque en cada click a lo largo de veintiséis años, nos has regalado tu corazón. Yo lo tomo como herencia para que mis ojos no vuelvan a ser los mismos.

14 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

Y volviste a fotografiar, y yo lo agradezco.

:)

Arcángel Mirón dijo...

Ah! Y te hace escribir, cosa que también agradezco.

:)

Ivania dijo...

Que lindo amigo, que interesante que te reflejes en su trabajo. Comunion de almas, preciado regalo de vida para los dos.Besos.
Ivania

MaleNa dijo...

Esto es una joya!
Me conmueven tus palabras y esa imagen, confieso que hace tiempo que no me roza la belleza, asi.

Gracias querida Claricce.


Malena.

Bel dijo...

Hermoso homenaje, Graciela. Espero que algún día nos regales tu mirada (¿O lo has hecho ya y no nos lo has dicho?).
Un beso.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que bonito lo que dices de él, se nota que es tu pasión también. A ver cuando nos vas a enseñar más cositas de las tuyas, que estoy segura serán muy bonitas.
Besicos guapa

Anónimo dijo...

Gracias Graciela:
Tu prosa, tus vivencias tan transparentes llevan a la ensoñación.
Manuel.

Francisco Ortiz dijo...

Hermoso texto que rebosa sinceridad y una fragancia de ternura cierta que embriaga a cualquier lector sensible. Fotografía y palabra así unidos (esas palabras repetidas, ese ritmo magnífico, transportable a la imagen) son complemento y magnifencia total.

Francisco Ortiz dijo...

magnificencia (no puse la palabras entera, perdón)

prosasypixeles dijo...

Guapa la foto, esos cuadrados de dentro y fuera, fuera y dentro. El rojo, el color de la vida.
Me gustó.
Abrazote.

Inuit dijo...

Que una imagen eleve el alma a un estado de belleza literaria es debido a que la imagen rebosa autenticidad,sensibilidad y que existe un vínculo muy estrecho entre autor y espectador.
Inuits

Goathemala dijo...

Verdaderamente precioso el texto Clarice. El párrafo de "Me devolviste" me fascina. Tras leerte me frustra un poco no poder disfrutar las imágenes.

Un placer leerte.

Goathemala dijo...

No encontré fotos de él perosí esta impresionante frase:

"Mirar la ciudad es tratar de construirla individual y colectivamente. Hacer de todas las que conocemos, la que deseamos que sea. La mirada cambia al ritmo que la cultura le impone." Manuel Salinas.

Impresionante el señor.

Cristina dijo...

Una semblanza que no solo me acerca al artista, sino que me deja
ver una parte de tu vida, de tu pasado y de ese pueto hermoso que un día he de conocer.
Gracias Grace