miércoles, enero 21, 2009

Bicicletas japonesas


Mi gusto por las bicicletas sigue en ruedas. He dejado de ser un poco ladrona, porque últimamente tengo el privilegio de contar con fotografías obsequiadas por los amigos. La colección crece y yo me maravillo de observar que cada bicicleta es diferente por muy igual que se vea. Siempre encuentro algo en particular que me llama la atención y disfruto la mirada de quien las capta.


Carlos Manzano recientemente visitó Japón y, como él dice, se encontró con un universo de contrastes. En su recorrido fotográfico, las bicicletas no podían dejar de ser observadas por su lente. Recordó a alguien que siempre tiene las alas listas para tomar el manubrio y seguir soñando.

Rostros, calles, escenarios y la bicicleta como invitada especial para descubrir una nueva tierra.

Con emoción recibí mis bicicletas, me subo en ellas para pedalear en esos ojos orientales y las comparto con ustedes.

Carlos Manzano ha escrito sus vivencias en Japón y deja como testimonio un reportaje muy interesante. Lo pueden leer aquí.








22 comentarios:

Goathemala dijo...

Te encantaría mi vieja y despellejada bicicleta Peugeot ganada hace un par de décadas con mi primer sueldos. Hice miles de kilómetros con ella y la sigo usando cuando la temperatura la permite.

Saludos.

Marcela dijo...

Me gusta ver gente de todas las edades, con traje, con ropa de trabajo, movilizándose de esa forma tan sana, tan limpia.

Y sí que son lindas las bicicletas...

Un beso grande.

Mariana Alvez Guerra dijo...

Es que si no fuera por las bicicletas ellos no podrian trasladarse, jaja. Muy buenas fotografias, gracias por compartirlas.

Soledad.B dijo...

Me gustan las bicicletas no solo para el verano ,las fotografias son muy buenas y me sugieren que hay tantas diferentes y bonitas con su propia personalidad como gente que pasea y va a trabajar con diferentes atuendos ,una manera sana y hasta si me permites Clarice una manera tambien poetica de poder ver el mundo .

Besos.

moderato_Dos_josef dijo...

Es una pena que aquí en España montar en bicicleta resulte tan peligroso. sobre todo por donde vivo, no hay carriles para bicicletas y ya han matado a más de un ciclista. quién es el listo que se atreve a montar? to dejé de hacerlo hace unos años, cuando sentí el roce de un coche a mi lado... Saludos!

Exenio dijo...

Por una extraña razón se me antojó un frutsi de fresa...

Mateo Bellido Rojas dijo...

Buen día, Graciela.
De nuevo nos regalas tu pasión por Oriente. Japón me parece más un país cercano desde que leo a Murakami y tú nos traes gotas de esencia de ese país. Las fotografías son de una belleza y sencillez sorprendente. Las bicicletas tienen ese halo poético que no tienen otros vehículos, son como más humanas, desprotegidas de motor y de otros adelantos electrónicos.
Me asomo a tu ventana siempre con la esperanza de encontrar fragmentos e imágenes de la ternura. Y siempre los encuentro.
Besos, muchos besos, amiga.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Es bonito lo que nos cuentas. Observar a otraas gentes, otras costubres y otras culturas. Es bonito ver estas imagenes y es bonito leerte, aunque ahora tenga menos tiempo.

Besicos muchos guapa.

marisa dijo...

Preciosas fotos, humanas, captan el instante y nos trsladan allí... y el reportaje, genial. Grcias por traernoslo. Un abrazo.

JOSE ROMERO dijo...

Te veo en bicicleta pedaleando por el camino de tu vida, al frente llevas una canastilla llena de libros y fotografías. Una sonrisa dibuja tu rostro...

Antiqva dijo...

Amiga, una de mis hijas le ha dado por usar bicicleta, lo que me tiene atormentado, ya que en estas ciudades pequeñas, como Córdoba,con calles que hicieron los romanos para transitar en carros tirados por mulos me parece que es una temeridad usar bicleta (salvo que prohibiesen el trafico de coches, lo que a estas alturas no podrian conseguir ni los propios romamos).

Con gusto tomaria una imagen y te la mandaria, pero lo cierto es que me resultaria mucho mas facil fotografiar, por ejemplo, a un mamut de hace 40.000 años, que a mi hija...

Un abrazo de un padre asustado con este invento de las motocicletas... Ah, aquellos tiempos en que solamente los pobres, o los chinos, usaban bicicleta... Ah, aquellos tiempos del neorrealismo italiano...

Y ahora todos los jovenes las han descubierto como quien descubre la luna...

Kety dijo...

Cada país tiene su estilo.
Nada más entrar en tu casa y ver la foto, mi cabeza se ha ido a Berlín.
Cuando voy, me choca ver a personas mayores en bici, algo que aquí no estamos acostumbrados.
Eso si, toda la ciudad está dotada de carril- bici.
Como dice Josef, en España es imposible.


Un abrazo

raga dijo...

yo quiero una...

dos besos

Ayshane dijo...

No solo son bellas las fotografías de las bicis, las personas que aparecen en ellas parecen que son felices...

besitos grandotes...

Anónimo dijo...

Como siempre Clarice, que hermosos tesoros desentierras para nosotros. Vere en detalle el reportaje de Manzano y desde ya, las fotos que posteas son muy buenas.
Las bicis para mi son tan especiales, me dan nostalgia, tremenda nostalgia, pues mi madre se desplazaba en ellas alla en mi natal San Bernardo. Ella las amaba casi como si fueran sus alitas, pues la llevaban a todos lados, y por supuesto incluida yo, en una pequena canastita que instalo al frente del manubrio. Besos.
Ivania

Xénit dijo...

Ja,ja...Exenio con lo del Frutsi. Tal vez vivo tan demasiado a prisa la vida, que no entendí la relación con el post.

Precioso aporte fotográfico, Señorita linda. Las bicicletas me remontan a los recuerdos de mi infancia...inevitablemente.

Violeta Limonada dijo...

que blog mas chuli tienes. Te encontre en el blog de Debohemia y he pasado a ver como es tu bitacora y me gusta un chorro.Me fascinan las historias. Besiño.

Arcángel Mirón dijo...

A mí me fascinan las motos. (Si llevan un motoquero musculoso y pelilargo, ¡cuánto mejor!).

:)

Ahí voy a leer al querido Carlos Manzano.

Te apapacho.

Inuit dijo...

Reconozco que comparto, como tú, ese cariño y esa magia en las bicicletas.Cada una, siendo igual o diferente a las otras, guardan la impronta de sus dueños y las hacen diferentes,aunque sean iguales.
Inuits

Adolfo Calatayu dijo...

Alucinante colección Gracielita !!!
y envidiable.muchos besitos...

Rosa Silverio dijo...

A mí también me gustan las bicicletas aunque reconozco que tu afición es mayor que la mía. :)

Interesantísimo el reportaje de Carlos Manzano. Acabo de leerlo ahora mismo.

Y las fotos me gustaron mucho.

Besos.

Cristina dijo...

Tuve un amigo ciclista, veía la vida de otro modo, a otro ritmo. Siempre que ando en bici me acuerdo de él, y ahora de ti.

Que padres fotos!