sábado, febrero 21, 2009

La esperanza


No quiero darme el tiempo para frustraciones, ni para decepciones, ni para cansancios interiores. No. Porque cuando contemplo esta maravillosa foto de Rafa Sámano, logra con su mirada, proyectarme la plenitud de un hombre en la desnudez de su alma, en los posibles años duros que ha pasado, o quizá, en los más dorados. El hombre, con una sonrisa, jala sus redes con la esperanza de siempre. Cada día, el mar le devuelve la vida. Su corazón sabe que así es.


19 comentarios:

Xénit dijo...

Pero a veces por más fotografías interesantes, hay días en que uno se siente sin brújula.

Por un momento creo que mi vida, se ha convertido en una consecuente serie de intentos fallidos.

Cansancio de las emociones...fatiga crónica.

Algo asi.

Goathemala dijo...

La foto es extraordinaria pero tu interpretación lo es aún más.

Abrazos.

Camille Stein dijo...

el mar, receptáculo de esperanzas

el mar que acoge todas las miradas, claras y oscuras... pero siempre es el mismo mar

inmenso y sonriente

un beso

Silvia dijo...

Preciosa foto. Casi se puede sentir lo que ese hombre siente.
Abrazos

ada dijo...

Cuando no se que comentar leo, respiro y siento, dejando un fuerte abrazo.

Abril Lech dijo...

Precioso el texto.
Y la foto.

No ha sido uno de mis mejores días.
Y es lo primero que encuentro verdaderamente precioso. Menos mal, faltan cuarenta minutos para que sea domingo...

Que prime la esperanza. Que de lo otro hay demasiado...

Bohemia dijo...

Me encantaron tus letras, Clarice...luego he mirado las fotos y ahora tus palabras las hago mías...

BSS

Anónimo dijo...

Hermoso texto, hermoso llamado a no sucumbir, mientras hayan otros, tantos otros, que siguen luchando, sin tener mas que el alma sobre la piel. Olvido mi propio cansancio, ese que me ataca en solitario, cuando mis miedos me hacen creer que estoy sola en este mundo. Abrazos.
Ivania

Isa SB dijo...

Extraordinaria fotografía y mejor enseñanza.
No siempre nos paramos a ver lo que nos rodea.
Un beso.

marisa dijo...

Gracias por tus reflexiones que me han hecho pensar que siempre, siempre, hay un motivo para la esperanza...Besos muy grandes.

Alejandra dijo...

Ufff cuanta inspiración he pasado sin dejar comentarios, pero especialmente hoy me ha llegado al alma tus palabras y la gran foto, tenia que agradecerte...

La esperanza de cada día nunca debe de desfallecer....
Beso enorme

Bel dijo...

No es por desmerecer la foto, que es hermosa, pero estoy con Goathemala, tú y tus palabras le aportáis mucho más. Gracias por esa esperanza.
Un beso, Graciela.

Antiqva dijo...

Amiga, sea bendita la esperanza... Que nunca, nunca, nos falte.

Un abrazo, Clarice

Eleonai dijo...

El o la mar. La vida.

JuanBM dijo...

A mí esa foto, querida Graciela, me transmite una serena confianza, y creo que eso es la esperanza.

Un beso

SUSANA dijo...

Bien, bien, Biennnnnnn Graciela!

Frustraciones, decepciones, cansancios interiores, son fantasmas que DEBEMOS combatir a capa y espada!

El mar sabe, nosotros debemos aprender de él.

Abrazos Amiga!

Miguel Rojas dijo...

pobre costillas del señor, su vientre espera llenarse en la noche para compartirlo con su familia

Que lindo post mi amiga...... : )

Chinasklauzz dijo...

Y el mar es la esperanza del alimento diario, es la fuerza para despertar una mañana y salir por el alimento y sentirte a plenitud con necesidad de la natualeza. Bella foto.

Chinasklauzz

Kety dijo...

Creo que es lo último que pierde el ser humano.

Hermosas palabras las que te han inspirado la foto.
Besos, amiga Clarice