sábado, febrero 14, 2009

Mi corazón no es más grande que el mundo


No, mi corazón no es más grande que el mundo.
Es mucho más pequeño.
En él no caben ni mis dolores.
Por eso me gusta tanto contarme a mí mismo
por eso me desvisto, por eso me grito,
por eso frecuento los diarios,
me expongo crudamente en las librerías:
necesito de todos.
Sí, mi corazón es muy pequeño.
Sólo ahora veo que en él caben los hombres.
Los hombres están aquí afuera, están en la calle.
La calle es enorme. Más grande, mucho más grande
de lo que yo esperaba.
Mas en la calle tampoco caben todos los hombres.
La calle es más pequeña que el mundo.
El mundo es grande.
Tú sabes como es grande el mundo.
Conoces los navíos que llevan petróleo y libros, carne y algodón.
Viste los diferentes colores de los hombres,
los diferentes dolores de los hombres,
sabes cómo es difícil sufrir todo eso, amontonar todo eso
en un solo pecho de hombre… sin que estalle.
Cierra los ojos y olvida.
Escucha el agua en los vidrios tan calmada. No anuncia nada.
Sin embargo, se escurre en las manos,
¡tan calmada! va inundando todo…
¿Renacerán las ciudades sumergidas?
¿Los hombres sumergidos -volverán?
Mi corazón no sabe.
Estúpido, ridículo y frágil es mi corazón.
Sólo ahora descubro cómo es triste ignorar ciertas cosas.
(En la soledad de individuo
desaprendí el lenguaje
con que los hombres se comunican).
Otrora escuché a los ángeles, las sonatas, los poemas,
las confesiones patéticas.
Nunca escuché voz de gente. En verdad soy muy pobre.
Otrora viajé por países imaginarios, fáciles de habitar,
islas sin problemas, no obstante exhaustivas
y convocando al suicidio.
Mis amigos se fueron a las islas.
Las islas pierden al hombre.
Sin embargo algunos se salvaron y trajeron la noticia
de que el mundo, el gran mundo está creciendo todos los días,
entre el fuego y el amor.
Entonces, mi corazón también puede crecer.
Entre el amor y el fuego,
entre la vida y el fuego,
mi corazón crece diez metros y explota.
-¡Oh vida futura! nosotros te crearemos.

Carlos Drummond de Andrade

25 comentarios:

Camille Stein dijo...

el corazón apenas cabe en la palma de la mano... frágil y diminuto en un mundo plagado de millones de corazones

un gran poema

besos

marisa dijo...

Me he qudado aquí, con mi corazón latiendo emocionado.Gracias.

Rosa Silverio dijo...

Bellísimo poema, amiga.

Me ha gustado muchísimo. No lo conocía.

Y la imagen también me gusta mucho.

Un abrazo grande para ti en este día dedicado al amor en todas sus manifestaciones.

SUSANA dijo...

"(En la soledad de individuo
desaprendí el lenguaje
con que los hombres se comunican)"

Pensaba, mientras leía a Drummond de Andrade, en los distintos mensajes que cada quien captura de un trabajo poético.

Yo me quedé prendida de esa frase, quizás era para mí en el día de hoy.

Muchas Gracias Graciela!!!

Un enorme beso!

Bohemia dijo...

Me encanta como empieza este poema, te agarra de las pupilas y no te suelta hasta el final...

Bss

moderato_Dos_josef dijo...

Nos traes un poema magnífico. Lo he leído tres veces y sigo pensando. Excelente!

Anónimo dijo...

A mi tambien me cautivaron las lineas (En la soledad del individuo/desaprendi el lenguaje/con que los hombres se comunican)pues me remiten a esta soledad mia, de inmigrante reinventando espacios, suenos, codigos.
Linda la foto y mas interesante aun husmear por el fotoblog del artista. Gracias siempre Clarice por estos tesoros revelados. Besos
Ivania

Bel dijo...

No sé qué me gusta más, si el poema o la imagen. Hermosa elección, Clarice. Creo que la imagen...es una maravilla.
Como una maravilla es también la frase "quiero explotar y estar viva". Ya te lo digo en las Amapolas, pero por si no vuelves a esa entrada, lo repito aquí. Es un preciso resumen del deseo. Anótala, no la olvides, tal vez pueda formar parte de algo mayor.
Quiero explotar y estar viva.
Un gran abrazo.

Bel dijo...

Aquí estoy de nuevo. Acabo de pasearme por el blog del artista. He leído un interesantísimo artículo sobre poética de la fotografía digital y he visto una fotos que... (te comentaré en otro lugar). Gracias mil, Graciela. Un auténtico descubrimiento. Eres el cofre del tesoro.

SUREANDO dijo...

me ha cautivado este poema y su imagen.
he regresado querida Clarice.
Un abrazo
Beatriz

RosaMaría dijo...

Qué maravilla gracias por darme a conocer el autor, es tánto lo que falta por leer, por saber, por sentir. El corazón queda chico realmente. Una foto preciosa, quién es el fotógrafo? No el nombre, la persona.
Un abrazo, gracias por tus canciones, tus poesías y tus fotos.

Goathemala dijo...

Lo copio. Me encanta.

Me da vergüenza pero debo decir que ni conocía al autor. Ni perdón ni remedio tengo.

Gracias.

Umma1 dijo...

Un poema con garra.
Si dan ganas de levntrse y echarse a andar.

Esta casta de poetas, dan vuelta el lenguaje, desmontan la palabra y, a la sencilla le duplican el sentido.

Y como suena, Dios, es un tambor golpetendo lo más hondo que tenemos de humano.

Que gusto volver a verte y encontrar a Drummond de Andrade

libertad dijo...

No había leído nunca este poema. Pero es tan verdad que el corazón es chico y que tiene posibilidades de crecer. Tan verdad.
Gracias.
Un beso fuerte

Arcángel Mirón dijo...

Un poema lleno de dolor y, veo yo, esperanza.
No lo conocía.

Gracias, Gra.

:)

Mateo Bellido Rojas dijo...

Saludos Graciela.
Una y mil veces agradezco un poema así, de alguien que no conocía. Poema inmenso , original y fresco. Me he visto dentro de él, dentro de un pequeño poema donde caben tantos y tantos hombres, tantos y tantos corazones; muchos de ellos, solitarios como islas, que no conocen a cuantos le rodean, ni siquiera al que vive al lado. Pero en un corazón pequeño hay sitio suficiente para amar a tanta gente, de tan diversos colores..!!!!!
Un abrazo grande, tan grande como mi corazón. Buena y feliz semana.

Heriberto dijo...

Debo leer a Drummond , es la segunda vez que lo veo en blogs y me ha parecido muy interesante.

Antiqva dijo...

Pues yo estoy plenamente convencido de que todo lo bueno que existe en el mundo cabe, de sobra, en un corazon de tamaño medianito...

Un abrazo, amiga

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Qué poema más bonito, tengo que volver a leerlo!
Besicos muchos, (ando muy mal de tiempo, pero no puedo dejar de leerte y leeros).

Inuit dijo...

Creo que el corazón es tan grande y a la vez tan pequeño, porque sus células tienen las energías de los átomos y cabe todo y más y el mundo no es más que la suma de todos los corazones, esencias de su pureza.
Inuits

Cristina dijo...

Si, el corazón se desborda siempre.

Un abrazote de amigas atrasado Clarice :)

Kety dijo...

Aunque el corazón es pequeño, puede albergar sentimientos grandiosos.

Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Precioso poema PERO TU CORAZÓN es el más bello.
La hermosura de esa imagen es única.

ángel dijo...

Drummond, uno de mis más admirados poetas


Gracias.

saint dijo...

El corazón es mas pequeño que el mundo pero el mundo no funciona sin él.Al menos,el de los poetas.
Te dejo un beso.