jueves, febrero 05, 2009

Reencuentro con Kafka

Foto: Graciela Barrera

El año pasado, limpiando y acomodando los libreros de casa, aproveché de revisar los libros que tenemos y principalmente, cuáles me faltan por leer. Para variar son muchos en espera. Siempre me encuentro con libros que ya no me acordaba que los tenía o saltan de manera sorpresiva. Uno de ellos fue Relatos Completos de Franz Kafka y me puse feliz con el reencuentro. Leí El proceso y La metamorfosis siendo estudiante de preparatoria. Recuerdo que La metamorfosis me impresionó.

Han pasado muchos años para reencontrarme con su autor. Lo deseaba pero estaba dejándolo pendiente porque me llegaban otras lecturas. Confieso que fue por la sutil influencia de
Miguel Sanfeliu, ya que es un admirador de sus letras y alguna vez escribió sus sentires sobre él. Tan así, que al iniciar su blog, su seudónimo era Kafka procesado, nombre que Laura Díaz no ha olvidado. Cuando Laura viajó para venir a casa, en nuestra charla -ella tomando mate y yo café- recordamos a Miguel y ella graciosamente me dijo: “para mi siempre será Kafka procesado”.

Pero también, el deseo de volver a leer a Kafka, se hizo fuerte porque coincidió que cada vez que leo algo referente a mi amada Clarice Lispector, los críticos literarios la han comparado con el escritor.

Total que apareció el libro. Ni antes ni después. Y tenía que ser con una portada roja, quizá para que le prestara más atención y no lo dejara ir. El contenido de la edición Lozada que tengo trae lo siguiente: Libros publicados por el autor, Relatos publicados aisladamente y no incluidos por Kafka en ninguno de sus libros y Relatos póstumos.

Volví a leerlo. Lo sigo leyendo. Como si fuera la primera vez. Me quedé –estoy- fascinada con sus relatos. Con sus historias. Con sus brevedades. Con sus líneas poderosas. Entonces, pude comprender un poco más…Kafka sigue ahí.

25 comentarios:

libertad dijo...

A Kafka lo he leído. A Clarice Lispector la tengo en el bolsillo para buscarle huecos, porque sólo he podido leer fragmentos. Gracias por tus experiencias, y por tus consejos cinéfilos!!!
Besos

Goathemala dijo...

Es difícil no conmoverse cuando encontramos un libro que hace varios años que habíamos leído y olvidado. Al menos a mí.

Kafka me encanta, tengo algunas lecturas pendientes de él.

--
Saludos, Goathe.

Camille Stein dijo...

leí a Kafka a una edad muy temprana

quizá por ello guardo imágenes imborrables de sus obras: sobre todo de 'la metamorfosis' y 'el proceso'

un escritor inolvidable y recurrente en mi vida


un beso

marisa dijo...

Es maravilloso qué de historias guardan los libros. Las vivencias que van unidas a una lectura son algo insustituible. Preciosa y sentida tu entrada. Un abrazo

Marcela dijo...

Releer Kafka es un placer, porque siempre se encuentra algo que no se había notado. El Proceso es uno de mis libros favoritos (su final uno de los que más me ha impactado).
Y que puedo decir de Clarice. Si vuelvo a releer "La Araña" se me va a descuajeringar todo el libro... Sí, amo releer...

Besos.

Exenio dijo...

Es bien padre hacer labores y reencontrarse, por lo menos unos instantes, con esa pieza que nos trae a la mente el recuerdo del instante que hubieramos querido que no desapareciera; claro, en materia de lecturas tampoco hay pierde, siempre nos transportan a un tiempo y espacio preciso y, desde luego, a una nueva "comprensión" del autor.

Anónimo dijo...

Que linda manera de retomar a Kafka, tremendo escritor, alguien que me movio el piso, en la adolescencia, cuando lei Metamorfosis. Besos.
Ivania

Liz dijo...

Pasaron unos días y no había leido tus escritos, qué puedo decirte , todo lo que escribes es muy interesante, muchas gracias. Te quiero, besos.

Angelusa dijo...

¿Porque será que el sabor de una segunda lectura siempre es diferente a la primera vez? Quizá sería conveniente leer siempre dos veces el mismo libro.

Adolfo Calatayu dijo...

Que bueno reencontrarse con un gigante como él. O sea,en cualquier momento retomamos el Ulysses? Jajaja
un gran cariño.

Tesa dijo...

Hola, de hoy no pasa, me dije y aquí ando de regreso, como una hija pródiga.

Con lo que a mí me gusta el cine, los libros, las fotos de bicis, las vacas, Hoopper... tus pensamientos, lo que me descubres, lo que intuyo.

Me han nombrado "kafkiana" más de una vez, adoro a este tipo.

Umbral me gustaba como columnista, pero como novelista no me acaba de entrar, pero quizá esas cartas a su mujer podrían ser nuestra reconciliación.

Un abrazo, Graciela. Prometo no demorarme tanto.

Bel dijo...

Kafka es tan grande tan grande que aunque creas haberlo olvidado, siempre está ahí, en algún lugar, esperándote en el próximo recodo.

(Por cierto, no estoy nada de acuerdo con esos críticos que llaman a C. Lispector la Kafka latinoamericana pero...bienvenido sea todo intento de difundir su obra).

Un abrazo.

Petrusdom dijo...

En estos últimos años, cuatro o cinco, no se porque será pero leo y releo de Kafka sus diarios y algún relato.

Saludos cordiales.

Antiqva dijo...

Amiga, posiblemente Kafka tenga gran parte de culpa de que ese tal Antiqva sea como es... Y es que cometio el "error" de leer sus obras cuando era joven, y claro esas cosas marcan a la gente que todavia esta "tierna"...

Creo que ahora tendre que releer algo de él, y ahora que ya se "latin" si hace falta darle algun capón al Sr. K. se lo daré, diantres...

Obviamente no entenderas lo que quiero decir, pero yo si me entiendo.. La culpa de "inentendimiento" la tiene ese Kafka, tan lucido siempre.

Un abrazo, Clarice

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, Graciela.
Cada vez que te leo, me sorprendo más. Volvemos a coíncidir en nuestras manías. En este caso me refiero al tiempo de limpiar y reordenar las estanterías. Puedo pasarme una tarde entera en esa tarea. Mi mujer me apremia siempre, pero es que no puedo sólo quitarles el polvo, a muchos los reviso, encuentro notas, fotos, recuerdos de lecturas de juventud. Y siempre retomo alguno. Este verano pasado releí a Manuel Puig, y ahora lo estoy haciendo con Borges -"El Aleph" e "Historia Universal de la Infamia" - En ellos tomo sus relatos como si fueran píldoras vitamínicas.
De KafKa, decir que la Metamorfosis es también libro de cabecera, de muchas relecturas.Tengo un defecto manejar a la vez varios libros, uno es la novedad, otros pasan una evaluación y varias relecturas.
Agradecimiento infinito y quedo a la espera de nuevas coincidencias.
Ah!! Lamento ser muy cinéfilo de televisión y de ver en cine sólo algunas películas de corte infantil,Wall-e, me fascinó.
Un besote enorme.

Arcángel Mirón dijo...

Me acordé de "La historia sin fin". Al comienzo, cuando Sebastián va a la biblioteca, y quiere llevarse el libro. El bibliotecario (uno de mis personajes más queridos del cine) le dice
-¡No! Ese libro no. Es peligroso.
-Ya lo leí -argumenta Sebastián. El hombre le contesta:
-Ah, pero un libro nunca es el mismo cuando se lo lee por segunda vez.

:)

Te abrazo y te quiero, Gra.
Debo escribirte, lo sé.

valentinaediaz dijo...

Querida Graciela: Kafka es uno de los amores que tú y yo compartimos.

Me gustó mucho tu entrada, porque siempre es bueno recordar a los escritores que nos cambiaron la vida.

Gracias por recordar a nuestro común amigo Kafka Procesado y nuestras charlas en tu Coatepec querida, la que en mi recuerdo sigue estando inundada de aroma de café, y de tus palabras.

Un abrazo desde el sur

MentesSueltas dijo...

Duro Don Kafka, brutalmente bello y directo al menton...

Te abrazo, entre libros que esperan un lector.

MentesSueltas

Alyxandria Faderland dijo...

A ver veamos, todo junto como en botica: la vaca pintada con tulipanes, estuvo en la Cow Parade en Buenos Aires y su patrocinador fue la embajada de Holanda. No fue muy original el artista con semejante esponsor pintarle estas flores. Habia otras mas elaboradas, incluso una echada, ¡en una piscina!
.
Veremos por aqui que hay de cine, solo puedo decirte que hay poco y malo, vuelvan los cortos, los independientes, europeos, etc. Lo que hay es bodrio.
.
Aparecieron libros buenisimos, de esos que se te quedan pegados a la mano y no puedes evitar leer de un tiron.
.
Kafka po aqui gusta poco, no mucha gente sabe leerlo, aunque la historia de Milena fue llevada al cine e interpretada por una actriz nominada al Oscar. Todo alfinal cierra.

Abril Lech dijo...

A mi con kafka me pasa como a ti pero mi hijo mayor me dijo no hace mucho:
-No se qué tienen ustedes, los adultos, con Kafka. Puede que en su época fuera algo novedoso, pero ahora con toda la teconología y los avances cibernéticos sus relatos parecen historia pueriles..."

Como a mi me da igual o no tener razón me quedé en silencio, pensando... ¿Será?

Isa SB dijo...

Kafka siempre sigue ahí, como los grandes que, de vez en vez, nos llaman en un susurro a voces.
Un beso mi querida Graciela.

Isabel Romana dijo...

No sabes cómo nos parecemos en eso de tener lista de libros por leer. Pero el retorno a estos grandes nombres de la literatura nos atrapa y nos hace disfrutar sin límites. Besos, querida amiga.

Kety dijo...

Hola Clarice, sólo decirte que cuando estuve en Praga, -un fin de semana - recordé pasajes de La Metamorfosis paso a paso; sus calles, el paseo en tranvía...
Pero no visité su casa, y es que con peques...
Buena idea recordarlo
Un abrazo

Francisco Ortiz dijo...

Con Kafka me ocurre lo mismo que con Pessoa: los leo de lado, con un pie en la calle para salir corriendo, porque me abruman, me entristecen, me llenan de soledad y de angustia. Y hay épocas en que uno no quiere más tristezas, la verdad. Son muy grandes, pero como me pasa con Onetti: prefiero no volver a visitarlos. Son lecturas qeu sólo puedo digerir en épocas en qeu soy muy feliz y nada puede enturbiar mi felicidad. Soy un ex melancólico, me temo.

Rosa Silverio dijo...

Kafka es un autor muy significativo para mí. Crecí leyéndolo e indentificándome con su escritura y con su pasión por la escritura.

Es un gran escritor y yo también vuelvo a él cada cierto tiempo.

Besos.