domingo, abril 26, 2009

Ojos para leer…de enero a abril.


Soy afortunada porque mi tiempo laboral me exige, y a la vez me permite, leer con la frecuencia deseada. No puedo dejar de leer ningún día. Es el agua necesaria a mis ojos. Y aunque a veces resulten letras que no sacien lo suficiente, un libro siempre me dejará algo. Quiero seguir pensando que un libro me cambia la mirada y me muestra el mundo del otro. Para bien. Desde mi infancia me inculcaron el hábito y aunque hubo etapas que abandoné los libros, me di cuenta muy a tiempo que había perdido horas sin ellos.


Me faltan muchos libros por leer. La lista de espera se hace más extensa, aunado están las sugerencias de los amigos, o también aquellos indispensables que son de cabecera y que me agrada re-leer. Creo que nunca acabaré. Pero me encanta saber que siempre estaré bien acompañada.

Cada año pretendía realizar mi inventario de lecturas, pero optaba por confiar en la memoria. Este año decidí llevarlo y compartirlo cada cuatro meses. De enero a abril esto es lo que he leído, varios de los tomos de esta lista han sido obsequiados. Y por supuesto, junto conmigo, el lápiz para mis subrayados. Así que después del libro y autor mencionado, elegí breves renglones.

La voluntad y la fortuna de Carlos Fuentes

Y si ya nunca más amaneciese, ¿entonces, qué? Entonces creeré que el mar se ha robado mi figura.

Carta a mi mujer de Francisco Umbral

El presente se extiende como un árbol de días y crece hacia los cielos tapando el mes entero.

El lector de Bernhard Schlink

Mantuvimos nuestro ritual de lectura, ducha, amor y reposo.

El último encuentro de Sándor Márai

Luego, en algún momento inesperado, nos llega un rayo de luz y entonces volvemos a ver el mismo rostro olvidado.

Entradas de cine de Medardo Fraile

¿Han cambiado mis ojos o han cambiado los besos?

El animal moribundo de Philip Roth

El anhelo nunca desaparecía, ni siquiera cuando la tenía en mis brazos.

Soy una caja de Natalia Carrero

Intenté hacer como Clarice: me puse a escribir, a ver si me calmaba.

La elegancia del erizo de Muriel Barbery

¿Qué hacía yo en el momento de morir?, me pregunto con una respuesta ya preparada en el calor de mi corazón.

La pasión según G.H. de Clarice Lispector

El amor ya está, está siempre. Falta sólo el golpe de gracia. Que se llama pasión.

After Dark de Haruki Murakami

Aunque a veces me diga a mí misma que ya no puedo más, los recuerdos me dan fuerza para seguir adelante.

Anónimos de Miguel Sanfeliu

Cuando se convierte para ti en algo más importante que tu propia vida, es el momento de dejarlo.

Un grito de amor desde el centro del mundo de Kyoichi Katayama

Lo que pasa es que no quiero perder esa felicidad. Tengo la intención de llevármela conmigo, vaya a donde vaya, y para siempre.

El infinito en la palma de la mano de Gioconda Belli

Pensó que la felicidad era larga y un poco cansada.


18 comentarios:

el ojo con dientes dijo...

Gioconda Belli no! Gioconda Belli no! ueno, leélo y después me cuentas.
Abrazo

Camille Stein dijo...

también es agua necesaria para mí...

acabo de terminar 'La elegancia del erizo', y este libro me ha llevado a Pieter Claesz, a Ozu, a Henry Purcell... a las camelias

ojalá encontrara 'La pasión según G.H.'... pero nada, no hay forma, parece que C. Lispector se me esconde

un beso

moderato_Dos_josef dijo...

Buenos escritores te aguardan: Francisco Umbral,Haruki Murakami, clarice Lispector, entre otros. Creo que a mí me sucede otro tanto los libros se me amontonan y además a veces soy perezoso para leer. Pero cuando estoy embarcado en un buen libro, la verdad, no hay nada mejor!

Carolus dijo...

No debería leer este e-libro:
http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_GRAN_JUEGO.pdf

SUREANDO dijo...

Oh la Lispector... ando en busca de "su estrella", pero vivo tristemente en una ciudad sin librerías.

Todo Sandor Marai está en mi biblioteca.

Buenas son las relecturas también.

Un beso Clarice

Arcángel Mirón dijo...

Muy buenas frases.

Mañana voy a la Feria del Libro. Creo que me internaré en Tusquets y Anagrama, y decidiré qué llevar antes de que la billetera se queje.

:)

Te abrazo.

Antiqva dijo...

Libros, viajes, fotografias... ¡Que seria uno sin eso!

Un abrazo, amiga, y cuidate que estan diciendo cosas raras de tu pais en estos momentos

Antona dijo...

Pasé a dejarte saludos.Espero que la tragedia de Mexico,acabe pronto.
Buena semana

bss amiga

Carlos Manzano dijo...

Yo me propuse hace tiempo sacar como mínimo 1 hora al día para la lectura -que es bastante poco-, pero muchas veces ni eso cumplo. Imagino pocas actividades más lucrativas que la que une lectura y trabajo. De tu post, me quedaría sobre todo con esta frase: "Quiero seguir pensando que un libro me cambia la mirada y me muestra el mundo del otro." Siempre he creído que la lectura, la buena literatura, más que entretener, debe conmover, agitar, sobresaltar, incitar...
Un fuerte abrazo.

Nochestrellada dijo...

que el trabajo exija lectua...que placer!
hace un tiempo leí el lector, fue una linda sorpresa encontrarme con él...me gustó mucho!
voy a tomar nota de alguna de tus recomendaciones...
saludos

marisa dijo...

Cuando era pequeña tenía un cuaderno donde escribía mos frases favoritas...es necesario recoger de cada libro el tesoro de palabras que nos ofrece. Un beso preciosa.

Jorge Arce dijo...

Que buen listado de vidas y laberintos de palabras. Gracias. Un abrazo

malditas musas dijo...

Los buenos libros nos dejan indefensos porque nos revelan.

besos de letras, querida G
musa

Kety dijo...

Hace un tiempo que no hago más que empezar libros. ¿Será el ordenador el culpable?

Digo lo que Antiqva. ¡Cuídate!
Un abrazo

Cristina dijo...

Eres más modesta que suertuda. Tu pasión por la lectura es un tesoro.
Habemos otros oportunistas que aprovechando la cuarentena, por ejemplo, leeremos más de lo habitual ;)
De cualquier forma, un pájarito me dijo, "nunca dejes de leer" y como traía en el pico un grano de café, yo he prometido hacerle caso.

Te abrazo amiga, al cabo y no contagio.

Goathemala dijo...

Yo llevo desde febrero leyendo muy mal porque no tengo tiempo de nada. Extraño esas horas de lectura.

Grandes frases, de los que has puesto en la lista sólo he leído los de Marai y Murakami.

Abrazos.

Eleonai dijo...

Trece lecturas en cuatro meses. ¡Todo un gran record!

Francisco Ortiz dijo...

El mejor es el de ese tal Sanfeliu.