martes, junio 16, 2009

Las zapatillas rojas


¿Dónde estaba yo que no había visto la película Las zapatillas rojas? ¿Dónde estaba yo cuando nací y mi tío -el capitán- celebró mi nacimiento regalándome libros de cuentos? ¿Dónde estaba yo cuando leía los cuentos de Hans Christian Anderson? ¿Dónde estaba yo cuando leía la historia de Los zapatos rojos? ¿Dónde estaba yo cuando iba a clases de danza y mi gran maestro batallaba con mi cuerpo? ¿Dónde estaba yo en los espectáculos de ballet clásico? ¿Dónde estaba yo cuando ha pasado una eternidad para descubrir que existe la película?

Pues estando en la tienda famosa donde venden discos y películas, revisando con toda la calma y, disfrutando de estar perdida entre tantos títulos, me sorprendí al encontrarme con la película.

No es la primera vez. Ha sucedido con otros títulos. Pero esta película es especial porque me trajo la infancia. Me alegré del descubrimiento y no dudé en comprarla.

Después busqué información sobre su producción y encontré muchos detalles interesantes. Disfruté mucho de ver la película.


18 comentarios:

(* dijo...

Graciela, ¡esta película marcó mi infancia! Para mí, que también bailaba, fue muy especial porque alentaba mis sueños de niña. ¡Hala, qué ilusión! ¿Dónde he estado yo todo este tiempo que no la recordaba? Hoy tú me la has devuelto, qué gracia, y pienso volver a verla.

Un dulce beso.

Diana L. Caffaratti dijo...

Habré de buscarla. No recuerdo haberla visto...
Un momento para el recuerdo de clases de estricta disciplina y sensación de libertad al mismo tiempo...

Alejandra dijo...

=O

No conozco la historia... pero tambien de pequeña hubo una maestra que batallaba con mi cuerpo.... y tambien quisiera recordar
Besito Graciela

Cristina dijo...

Perdida, asi ando yo, porque no he visto esa movie ni miles más que has mencionado :(
Pero entiendo lo de la niñez que vuelve, me sucede cada vez que voy a un concierto.

Besos Grace.

Exenio dijo...

La voy a buscar, alguién me la recomendó, pero no me acuerdo ni por qué ni bajo qué circunstancia...

Alyxandria Faderland dijo...

Grace, si no te molesta, me podrias decir como se llamaba tu tio, el capitan, porque en la historia del barquito, va a tener lugar un cambio de mando en pleno bolonqui.... y los que leyeron una parte se han soprendido un tanto de ver por primera vez en la historia un barco enamorado...

marisa dijo...

Pues yo la vi siendo niña por primera vez y recuerdo que me afectó mucho. Luego leí el cuento 8durísimo9 y al volver a verla ya mayor comprendí realmente su belleza pero no ha dejado de desasosegarme como la primera vez...besos

Francisco Ortiz dijo...

No la he visto. Intentaré verla. Un saludo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Me alegro muchísimo por tí. Yo no la he visto pero lo tendré en cuenta.
Besicos muchos guapa.

... dijo...

es hermosa esa pelicula... todas alguna vez son~amos con ser grandes bailarinas...
un beso!

Antiqva dijo...

Amiga, no se por donde andarias pero me parece que ya tambien andaba en la Luna, porque no solo no la vi sino que ni siquiera escuche hablar de ella... Aunque tampoco tiene demasiado merito ya que ahora, pasados unos siglos, sigo en la Luna e igual de perdido en materia cinematografica.

Me he prometido ver AGORA cuando sea estrenada, y creo que a la entrada del cine me recibira alguna banda de musica....

Ay, Señor...

¡Que tiempos aquellos en que uno iba al cine...!

SUSANA dijo...

No he visto la película Gracielaaaaa!!!!

Y después de tus palabras ¿Quién se le resiste? Yo no, por supuesto, la buscaré y encontraré!

Besazo Preciosa!

Arcángel Mirón dijo...

Uy, no sabía que habían hecho una peli de Los zapatos rojos!
Buenísimo!

:)

malditas musas dijo...

estabas ¿en tu infancia?

besosybesos
musa

Adolfo Calatayu dijo...

Creo haberla visto de chico,tengo un recuerdo brumoso de ella...aunque desde luego,después de tus palabras,trataré de volverla a ver.
Un cariño enorme,Gracielita !!!

Eleonaí dijo...

Rojo:

Antes era casi sublime. Los rojos eran los revolucionarios, los comunistas.

Ahora, en Veracruz, casi todo está pintado de rojo.

Siempre se ven bien unas zapatillas rojas.

Anónimo dijo...

Me gustó mucho mucho mucho tu blog. Me parece interesante, inspirador. Se deja leer. Te felicito.
Te dejo un abrazo
Ignacio

Emilio dijo...

Sí, la película es realmente magnífica, de esas que no pasa el tiempo por ella.
Saludos.