miércoles, julio 15, 2009

María


María, todas las noches, le cuenta a sus sueños muchas historias. Un día decidió vestirse hermosa y dejar que sean ellos, los sueños, quienes tomaran el aliento. Los sueños le dijeron: déjate seducir por nosotros y no intentes despertar hasta que estés plena para que tú puedas narrarlos.


27 comentarios:

Anónimo dijo...

bello, simplemente bello

el ojo con dientes dijo...

hermosa foto, hermoso texto. Gracias

Bel dijo...

Pequeño, precioso, una joyita.
Un besito.

Tania dijo...

Ah... como me encantan los microcuentos, y es cierto, qué hermoso es este!

Beijos, querida Graciela.

Manuel Rodriguez dijo...

muy hermoso, me encanto, saludos.

Diana L. Caffaratti dijo...

El preciosismo de la brevedad, en tu texto.
Hermoso

Alejandra dijo...

Maria, que dichosa.
Maria un bello nombre.
Hermoso Graciela.

Cristina dijo...

Caprichosa María... que sueñe pues!

Besos

Tchi dijo...

Sueños buenos consejeros y que sólo a ti pertenecen.

María dijo...

Qué grata historia, mi querida Graciela...

Un abrazo y un beso hasta la tierra del café...

Raúl dijo...

Las musas a veces adquieren el etéreo aspecto de un sueño.

Adolfo Calatayu dijo...

Que poético,querida Clarice !!!
Soberbio,de verdad...
Un beso gigante.

Bethania dijo...

Asuuu, hablando de sueños y yo que necesito dormir, espero que mis sueños también me seduzcan.
bj

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, Graciela.
Bonita metáfora de la creación literaria.
Debo decirte que muchos de mis textos suelen partir de una idea cogida al azar,que luego la hago sueño. Y es ahí donde toma vida propia y ya no puedo dominar.
Así que me alegro de la coincidencia.
Un abrazo.

Kety dijo...

Mis sueños son tan impacientes que me despietan a media noche... ;-)

Con pocas palabras cuánto se puede decir. Me ha gustado
Un abrazo Clarice

Alyxandria Faderland dijo...

No se si soñare que soy hermosa, o que quiero asesinar a los programadores de bloger por no poder subir la prod. especial dia del amigo. Un poco fuera de curso y adelantado en el tiempo la historia, el barco ya presenta nuevo capitan.... (y en realidad ni salimos del astillero, se que me entiendes...)

Abril Lech dijo...

Bello y simple. Mas aún con la voz de Caetano cantando a Fito. Besos!!!

Arcángel Mirón dijo...

Claro, somos nosotros quienes le damos letra a nuestros sueños. María lo sabe.

:)

Máximo Ballester dijo...

Bello!!! De sueño. De dulce encanto, querida Graciela.

(Papiroflexia, me la anotoo!)
Gracias.

Un abrazo. Y otro para mi amigo Movie.

Pd: Hoy casi me traigo una cocker toda negrita que vi perdida en un andén. Era preciosa. No me decidí, cómo llevarla. En fin.

Goathemala dijo...

Ya me duele pero son los sueños los que me gobiernan. Así me va, así .

Me identifico de pleno con este bellísimo microrelato.

Anónimo dijo...

Precioso. La vida está llena de sueños.
abrazos.

Isabel Romana dijo...

Esa maría, transmisora de sueños, eres tú. Besitos, querida amiga.

(* dijo...

Me gusta el camino que va desde los sueños que escuchan a los sueños que cuentan. A veces sólo es necesario, como tan bien has dicho, dejarse seducir.

Un dulce beso.

alejandro aparicio morales dijo...

hola gran dama
un placer encontrarte
seguirè pasando a visitarte
te deseo un grandioso dia.
adios

Antiqva dijo...

Bello cuento amiga, de esos que no sobra ni una palabra... Muy bello.

Un abrazo

Francisco Ortiz dijo...

Es como una bella historia oriental, eso me ha parecido.

AnaR dijo...

Dejarse seducñir por los sueños...¡¡Vaya imagen!!

Un beso