lunes, octubre 12, 2009

El campeón ciclista

El cine nos ha deleitado con muchísimas escenas bicicleteras, pero específicamente películas sobre la temática de las bicicletas, está la inolvidable Ladrón de bicicletas (1948) dirigida por Vittorio de Sica. Un film considerado como emblemático del neorrealismo italiano. Y Las bicicletas son para el verano (1983), película española, dirigida por Jaime Chávarri, basada en una obra teatral del mismo nombre.

También están las otras que quizá se conocen menos, pero que no han dejado de ser importantes, siendo la bicicleta la protagonista de sus historias, entre ellas: La bicicleta (2006) película española del cineasta Sigfrid Monleón; Muerte de un ciclista (1955) española y dirigida por Juan Antonio Bardem; La bicicleta de Pekín (2001) del director chino Wang Xiaoshuai; El elefante y la bicicleta (1995) del cubano Juan Carlos Tabío; Los bicivoladores (1983) del australiano Brian Trenchard-Smith, película en donde aparece por primera vez Nicole Kidman; y la estadunidense Quicksilver, la pista rápida del éxito (1985) de Tom Donnelly.

En la famosa tienda cinéfila, mirando varios títulos de la sección de películas mexicanas, encontré algunas que desconocía. Una de ellas fue “El campeón ciclista” del querido Tin Tan. Independientemente de que me gusta mucho el comediante, mi afición por las bicicletas me llevó a comprarla.

En El campeón ciclista (1956), dirigida por Fernando Cortés, es la historia de Cleto -ya desde el nombre uno sonríe-, protagonizada por Germán Valdés Tin Tan y Sonia Furió. Entre los actores participantes están Marcelo Chávez, Eduardo Alcaráz, Manuel El loco Valdés y Kitty de Hoyos. En cuanto a la música, se escuchan canciones dedicadas a las bicicletas como Las veloces bicicletas y Las bicicletas compuestas por Luis Espino Barroso y Salvador Morlet, respectivamente.

Cleto García es un hombre pobre, trabaja como repartidor de periódicos junto con tres compañeros y amigos llamados Tranquilino, Lagrimita y Cueque. La repartición la realizan a través de sus bicicletas de una manera explosiva, es decir, el periódico lleva pegado un cohete y así lo avientan en cada hogar, esto es con el propósito de que los suscriptores se levanten temprano. Cuestión que al director del periódico no le agrada y lo despide del trabajo. Sin embargo, a sus clientes sí les simpatiza la forma y exigen que Cleto vuelva al periódico.

Las ocurrencias de Cleto son porque ha realizado inventos graciosos. Su anhelo es lograr terminar su gran invento que es un telemirófono. Un aparato que sirve para ver a la persona con quien se habla. Al ver todo lo que sucede en la historia de manera tan graciosa, recordé a la actual compañía telefónica y me pregunté: ¿de ésta escena surgió la idea para que ahora contemos con estas modernidades?

Además de que Cleto es inventor, también mantiene en anonimato una relación a través de mensajes clasificados en el periódico, con una mujer que se nombra Cleopatra, él haciéndose pasar por Marco Antonio, sin saber la pareja que ya se conocen por ser compañeros del trabajo y que, finalmente consolidarán su amor después de tantos enredos. Lo que caracteriza también a Cleto es que le gusta andar en bicicleta y quiere competir en la carrera ciclista junto con sus amigos. Como en todas las historias de la vida real, hay conflictos, peripecias y mucha risa y al final, Cleto resulta un victorioso campeón ciclista.

El inolvidable Tin Tan, el que nos ha hecho reír a lo largo de la vida, con sus diálogos, con su canto, con su baile, con su mirada pícara y con una larga filmografía, yo no sé si El campeón ciclista esté considerada entre sus mejores películas, pero a mi me resultó tan divertida que me dieron ganas de salir a andar en bicicleta.

10 comentarios:

Camille Stein dijo...

'Ladrón de bicicletas'... inolvidable película

intentaré encontrar 'El campeón ciclista', me han encantado tus reflexiones sobre ella...


un beso

Goathemala dijo...

Haces bien en desempolvar esas películas que han quedado tapadas por la ferocidad de los tiempos que vivimos.

El ladrón de bicicletas es una de las 10 mejores de la historia del cine. Palabras mayores.

Cristina dijo...

R. es fánatico de Tin Tán, tiene todas sus películas y se sabe los diálogos de memoria... te imaginarás que después de tantos años algo se me ha pegado... pues sí. Ya le tengo cariño.

Besos!

Sinsellos dijo...

Eres una investigadora nata, llena de curiosidad y conocimiento (¡y memoria!). Gran película la de De Sica (en la que colaboró el genial Zavattini, amigo de mi padre), y la obra de teatro la vi en madrid en los años ochenta... Gracias por hacérmelas recordar.

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, Graciela
Muy interesante el tema de la bicicleta en el cine. No conozco casi nada del cine mexicano. Me gustó que contarás algo de él, siempre es hermoso recordar aquello que nos emociona y compartirlo.
Tu pasión por la bicicleta es muy palpable, ya lo has reflejado en textos y fotografías. Sigue disfrutando y compartiéndolos.

Bohemia dijo...

Pues trataré de buscarla, a ver si tengo suerte...

Siempre te imagino entre una bicicleta y un paraguas...

:o)

Besos

Anónimo dijo...

Tendre que buscar a este Tin Tan de nombre tan musical y que por tu relato ya se que me va a hacer reir. Besos.
Ivania

(* dijo...

¿Y yo que me he quedado en "El elefante y la bicicleta"? Que no la he visto, Graciela, pero el título me ha sugerida tantas cosas que ya voy a hacer por verla.
Un placer volver por aquí, a las palabras de tus ojos.

Un dulce beso.

libertad dijo...

No la he leído. Pero, la buscaré. Me han entrado ganasss
Besos!

ELY dijo...

Uf!!! BICICLETAS..LA VIDA EN UNA BICI...LA VIDA ES BELLA..EL CUADRO MAS TIERNO DE UNA BICICLETA EN LA FOTO CON GUIDO SU ESPOSA, Y EL NENE.BICICLETAS!! Q LA VIDE RUEDE EN ELLAS!! YA QUIERO VER ESA PELI!!