lunes, febrero 07, 2011

Para hacer el retrato de un pájaro



Pintar primero una jaula
con la puerta abierta
pintar después algo bonito
algo simple, algo bello,
algo útil para el pájaro.
Apoyar después la tela contra un árbol
En un jardín en un soto
o en un bosque esconderse tras el árbol
Sin decir nada, sin moverse
A veces el pájaro llega enseguida
Pero puede tardar años
antes de decidirse.
No hay que desanimarse
Hay que esperar
Esperar si es necesario durante años
La celeridad o la tardanza
En la llegada del pájaro
No tiene nada que ver
Con la calidad del cuadro.
Cuando el pájaro llega, si llega
observar el más profundo silencio
esperar que el pájaro entre en la jaula
y una vez que haya entrado
cerrar suavemente la puerta con el pincel.

Después borrar uno a uno todos los barrotes
cuidando de no tocar ninguna pluma del pájaro.

Hacer acto seguido, el retrato del árbol,
escogiendo la rama más bella para el pájaro,
Pintar también el verde follaje
Y la frescura del viento,
El polvillo del sol
y el ruido de los bichos de la hierba en el calor estival
y después esperar
que el pájaro se decida a cantar.

Si el pájaro no canta, mala señal,
Señal de que el cuadro es malo,
Pero si canta es buena señal,
Señal de que podéis firmar.
Entonces arrancadle delicadamente
una pluma al pájaro
Y escribid vuestro nombre
En un ángulo del cuadro.

Jacques Prévert

11 comentarios:

Jose Ignacio Escribano dijo...

Graciela, desde Madrid te envío un afectuoso saludo. No he dejado de ir al cine pero lamentablemente no me han interesado demasiado las últimas películas que he visto y he preferido no halar de ellas.

gonzalo dijo...

Un poeta pinta con sus palabras.

Goathemala dijo...

Gracias por la foto y por mencionarme. Es toda tuya, faltaría más. :-)

Conozco a Jacques Prévert pero nunca he leído nada de él. Y me ha gustado mucho las imágenes, su carga simbólica.

Gracias, un abrazo.

Galdres dijo...

Qué bonito esto que nos traes, Graciela. Un enorme saludo.

Bel M. dijo...

¡Creía que era tuyo! Para que te des cuenta de lo que pienso de ti.
Un gran abrazo, querida.

Índigo dijo...

Ya sabes que me encanta Prévert. Su sencillez. Su complejidad. Todo. Su sentido de lo bello. De lo pequeño. Siempre me ha recordado este poema a la boa constrictor que se comió un elefante... Me gusta Prévert (me reitero, sí) y me gusta leerlo aquí, en castellano. Feliz semana y un enorme beso áñil para ti.

virgi dijo...

Gran Prévert. Para lo que me gusta ya podía haberme puesto a leer más de él. Me has motivado.
Genial este poema, con apariencia de simple.
Besos.

ANTIQVA dijo...

Dicen que la palabra gato y la palabra pajaro no se deben escribir juntas, ya que inexorablemente el gato se lo terminara comiendo...

La vida es muy cruel, como eso de quitar una pluma al pajaro.

Bueno, a veces, el gato esta cojo y entonces la vida no es tan cruel.

O si, para el gato, claro.

Pobres pajaros... Los hombres les quitan alguna que otra pluma y los gatos suspiran de puro amor por ellos...

marichuy dijo...

Me encanta Prévert; "si el pájaro no canta, señal de que el cuadro es malo"

Un beso querida

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que cuadro más poético, ¡me ha encantado llegar al final con esa forma tan bonita de encontrar la libertad.
Besicos muchos guapa.

இலை Bohemia இலை dijo...

Me encanta Prévert!!!