viernes, mayo 27, 2011

El anhelo

Mélanie Laurent en Bastardos sin gloria de Quentin Tarantino


El anhelo de permanecer como ella. Olvidarme de que hay un mundo constante de interrupciones. Perderme en mí para encontrarme con un libro. Y volver a nacer.

12 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Preciosa reseña. Escueta y precisa para provocar las ganas de seguirte.
Besicos muchos y gracias por hacerlo así de bonito.

Argénida Romero dijo...

Ando como ella estos días. Me encantó esa película.

Kety dijo...

Que anhelos más hermosos.

Un abrazo Graciela

marichuy dijo...

Y si no te 'hallas' en un libro, entre sus páginas encontrarás más motivos para 'perderte' con gusto.

Beso

PS Mélanie Laurent es lo único soportable en ese sobrevalorado film de Tarantino (me decepcionó taaanto 'Bastardos sin Gloria)).

(* dijo...

Toc, toc. ¿Se puede? Espero no interrumpir pero andaba por aquí maravillada con tu casa y... ;)
Un abrazo grande.

Folhetim Cultural dijo...

Olá passando em seu blog e aproveito para divulgar o meu que se chama Folhetim Cultural. Todos os dias da semana noticiário cultural e nos sábados.
7 da manhã: No café da manhã com poesia
9 da manhã: Palpiteca
11 da manhã: Devaneios do Ranzinza por Roberto Prado
15 horas: Charge de alexandre Costa
17 horas: Chá das 5
19 horas: Charge de Fernando Ferrari
21 horas: A crônica nossa de cada dia por Fernando Ferrari

endereço: informativofolhetimcultural.blogspot.com

Conto com sua visita! Até lá

MTeresa dijo...

Un libro siempre es lo mejor
que te puedes echar a la vida.

Elèna Casero dijo...

Escueto pero bello. A mi me encanta perderme en mí para encontrarme con un buen libro.

Por cierto. La protagonista de mi primera novela se llama Graciela.

Un abrazo. Un placer visitarte.
Quedas enlazada

Miguel Sanfeliu dijo...

Un estado feliz, sin duda, y mágico.
Un abrazo.

Máximo Ballester dijo...

Ni más ni menos que reencontrarte. Sí, a veces anhelo lo mismo, y voy en pos.
Un abrazo enorme de reencuentro.
Y una caricia a Movie.

virgi dijo...

Para mí leer es reencontrarme. te comprendo, querida Clarice.
Gracias por los recorridos que haces en mi rincón, un abrazo grande, fuerte.

Paloma Zubieta López dijo...

Que nazcamos muchas veces, querida Graciela, besos.