domingo, julio 03, 2011

Junio

Foto: Enrique Jiménez

Describir junio es decir que cantó con la lluvia. Pensé que el cielo tenía un dolor muy grande y necesitaba descargarlo a través de un exceso de lágrimas. Demasiada lluvia que trajo soluciones y también problemas. A veces, las respuestas se encuentran en los charcos. Y son esos niños que los brincan sin importarles los huesos de los ancianos que anhelan ese salto. Desfile de sombrillas por doquier y los árboles carcajeándose de ellas. Impermeables de todos los colores. Como un catálogo de oferta. La ciudad inundada con miedo y desesperación. La gente sabe sobrevivir y siempre tendrá tema de conversación. Entonces, ya no importan los pies adoloridos, ni el recuerdo de una caída. Queda el camino por descubrir y seguir en el sendero llamado amistad. El perdón siempre existirá mientras se quiera volver intentar a alcanzar las estrellas.

Las escuelas llegaron a su fin de cursos. La mayoría de los alumnos soñaron por subir un peldaño más. No todos llegaron a su meta. Pero, están aquellos que agradecieron la preocupación del docente por enseñar más allá del contenido de un libro. La necesidad impera que nadie en este país se quede sin un aula. La necesidad de que sean pájaros que vuelen libremente, con unas alas que puedan defenderse y demostrar sus conocimientos.

La muerte no es invitada en ningún lado, pero ella se entromete y llega de repente o anuncia que no tendrá piedad por ninguno de nosotros. La fragilidad se mueve en una hoja y cae a una tierra que lo que quiere es vida.

Movie, mi perro, se salvó del viaje eterno. Todavía permanece. Resucitado con su medicina. Ha vuelto a ser. Y será. Todavía necesito tiempo con él. No estoy preparada para una despedida. Aunque sé que a él, ya no le cabe tanta vida mía.

Fue junio y se hizo verano. Así como inició, decidió terminar con una lluvia sin fin. Ni un momento dejó respirar al sol. Nada impidió que yo siguiera caminando en calles ajenas y disfrutando todo como si fuera la primera vez. El canto de ese artista me dio un grito de júbilo. La vida se celebra en todo su esplendor, aunque el dolor de cualquier índole, sea un acompañante indeseado.

Junio me dijo: Siempre estará esperándote una bicicleta entre flores que nunca verás marchitas.

¿Qué me darás Julio?


8 comentarios:

DONLUCAS dijo...

Acabo de perder a una mascota, no era mía sino de mi pareja, pero conviví con ella dos años: murió. Aún no encuentro sensación más placentera que las alegres sacudidas de su rabo que me regalaba por la mañana, son movimientos de afecto orgánico; junio me dio un golpe certero y contundente, espero que julio me ayude a sanar.

Gracias

Índigo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Índigo dijo...

Leerte es perderme y encontrarme, entre tu lluvia, tus/sus bicicletas. Oírte hablar de Movie es sentir a mis dos perras que revoletean a mi alrededor. Leer que oíste y escuchaste cantar al cantor es compartir contigo parte de ese misterio que hace ya tanto que viví, al escucharle, cuando casi era yo una niña. Abrir libros con niños para enseñarles más allá del libro me habla de uno de mis oficios. Y así, leyéndote, trazo sendas comunes y, desde tan lejos, me siento cerca. Y comparto un té contigo, columpiándonos, con tres perros que andan jugando frente a nosotras. Y me crecen las alas y me fluyen los vínculos. Un abrazo, grande y que julio nos siga trayendo tus emociones y tus letras. Dale una caricia lenta e intensa a Movie en las orejas y el cuello y para ti, un enorme beso.

don vito andolina dijo...

Hola, bellísimas letras visten este adorable blog, un lijo, si te va la poesía, la palabra elegida, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos de agua...

tecla dijo...

Magnífica entrada Clarice.
A mi también me fascina el mes de Junio, con sus cerezas y sus noches de San Juan.
A veces las respuestas se encuentran en los charcos. Debe ser por esa atracción meditativa y esa magia con la que los charcos se suelen vestir. Agua, barro y espejo.

Eleonaí dijo...

Vendrá más lluvia y más oportunidades de leer.

JOSE ROMERO dijo...

Junio es un mes especial, llega el verano y llega mi vida en el calendario. saludos

Paloma Zubieta López dijo...

Qué bien que Movie siga ahí. Muchas idas y venidas, mucha agua, mucho que pensar y muchos pájaros... creo que junio fue hermoso y que la voz de Clarice lo hace aún más colorido...