martes, septiembre 27, 2011

Miscelánea de pensamientos XVI

Pintura: Edward Hooper

Soy
Soy esa mujer sentada mirando el paisaje de tus letras. Soy ese beso que no recibirá tu boca para contar una historia. Soy esa carta que no llegará.

Guardar
Él guarda su memoria en cajas. A mí, me guarda en sus dedos.

Cajón
Abriré el cajón. Espero no encontrarte entre mis papeles.

Te abrazo
Abrazo tu palabra escrita como si tocara tu cuerpo. La hoja no conoce la distancia. Y el reloj, desconoce su tiempo.

Pies
Mis pies me duelen. Caminaron un largo sueño. Han despertado y no quieren ponerse las sandalias. Los pies pretenden seguir soñando.

Mañana
Amanecer. Andar en bicicleta. Ganarle al sol. Preparar café. Leer. Bañarse. Desayunar avena. Estudiar. Mirar por la ventana. Seguir la vida.

Inocencia
La inocencia me la envolvieron en papel periódico.

Educación
Soy tan educada que no puedo decirte que dejes de besarme.

Espejo
El espejo de enfrente ofrece puñaladas. La que lo mira, tiene fuerza y se levanta.

Grillos
Los grillos con su canto, escriben los sueños que no se cumplirán.

Ejemplo
Mi boca es un ejemplo de tu ausencia.

Mar
Y el mar me dijo: Ven a mí. Me acerqué y me hundió en su tristeza.

Buzón
Un buzón murió de tristeza. Resucitó con la carta esperada.

Secadora
La secadora del cabello acabó con mis ideas.

Nombrarte
El pretexto de nombrarte aunque tú no me escuches.
Te nombro en silencio para no interrumpirte.
Antes de que pierda la memoria, no me cansaré de nombrarte.

Belleza
La belleza espina. Duele y sangra. Como las rosas. La gracia es que sus pétalos marchitos se quedan guardados en la memoria de los libros.

Lentes
Los lentes también conocen el secreto de las lágrimas.

Respiración
Me encanta leer tu respiración.

Lengua
La lengua es una rosa que hiere.

Almohada
Mi nueva almohada me dijo: Te regalo muchos sueños y olvídate de escribir. Respondí: lo consultaré con la otra almohada.

Resistencia
Resistencia es sobrellevar la ausencia de tu mirada.

Caracol
Escucharé mi eco a través de un caracol y recordaré que las olas del mar son un viaje constante.

Sueños
Hay sueños que no te dejan dormir.

Destino
Mi destino encontró la puerta abierta.

Edad
Abrió sus manos y encontró su edad. No sabe si es niña o es mujer.

Virtual
El amor virtual inventa una mujer esplendorosa.

Saber
Saber mirar es una forma de vivir.

Pena
Me da pena escribir cuando tú me lees.

6 comentarios:

Bel M. dijo...

Querida Graciela: gracias, como siempre, por compartir tus pensamientos. Hay algunos maravillosos como el de "mañana" y muy lúcidos, como el de "virtual", pero como hoy tengo ganas de reír me quedo con el de la secadora.
Un abracísmo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡que verdades más enormes! Bellas, dolorosas, esperanzadoras y en general, preciosas.
Besicos muchos ¡eres genial!

Germán Sánchez Pardo dijo...

Eres (SOY) el MAR, alguien para GUARDAR, por EJEMPLO, tú y tu linda EDUCACIÓN. TE ABRAZO...MAÑANA.

Deybi dijo...

Sin dudas me encantó mañana. Siempre estos pensamientos son tan bien recibidos ;)

Saludos, Graciela!

Índigo dijo...

Tus misceláneas: siempre tan bellas. ¡A cual más hermosa! Hoy tres me llegan especialmente, me tocan el corazón: educación, nombrarte y respiración. Besos, Graciela.

Paloma Zubieta López dijo...

Que jamás te de pena escribir... este caleidoscopio de sensaciones, lo he releído varias veces y siempre me encuentro. Un abrazo grande, Graciela.