domingo, marzo 25, 2012

Mano ciclista

Ilustración: Andrea Offermann

Es necesario que mi mano permanezca extendida para que Eva pueda avanzar. Es necesario que mi mano le dé fuerza. Es necesario que mi mano indique su meta. Es necesario que mi mano, un desierto de palabras no pronunciadas, se las lleve a rodar.


10 comentarios:

Índigo dijo...

Mientras tu mano traza esa senda, deja que tú y Eva escuche la magia de las aguas de marzo y de Nick Drake: http://www.rtve.es/alacarta/audios/cuando-los-elefantes-suenan-con-la-musica/cuando-elefantes-suenan-musica-aguas-marzo-2-21-03-12/1355200/
Besos, magia y belleza, para ti y para Eva.

(* dijo...

Lo que yo he visto aquí, Graciela, es, como diría Juarroz, "la mano en la posición que toma cuando amamos" y eso vale por miles y miles y miles de palabras que ruedan, aunque sean silenciosas.
Un abrazo, querida.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Si Eva sigue de tu mano seguro que llegará al camino indicado y feliz.
Esprecios el dibujo y tu escrito.
Besicos muchos.

virgi dijo...

Recuerdo cuando aprendí a montar en bici. Gracias a un sueño en el que sabía pedalear, me desperté, cogí la bici...y ¡zas! me quede rodando durante años.
Besos

Antevasin dijo...

Te acabo de leer por primera vez y tus breves palabras han despertado mi interés por seguirte.
No bajes la mano.
Un saludo

marichuy dijo...

Eso es trabajar en equipo. Qué gran imagen, la dibujada y la escrita.

Un abrazo

Eleonaí dijo...

¡Excelente!

Alguien dijo...

Arte que construye, que edifica eso que conduce hasta la Felicidad.

francisca de la torre dijo...

Me gustó mucho! Ya sabes,por es de las bicicletas...

Cariños,

Sekas dijo...

Es necesario que exista la mano para echar a pasear la bicicleta.