sábado, marzo 16, 2013

Cabeza



Si alguien vio mi cabeza rodando por ahí, déjela ir. No me la regrese. Mejor regáleme una nueva cabeza que mucha falta me hace. Una cabeza que sepa respirar ante la adversidad. Una cabeza que delire felizmente. Una cabeza que sonría aunque esté triste. Una cabeza que cuando escriba lo haga con un pincel. Una cabeza que mire el cielo y pise tierra. Una cabeza que, cuando decida raparse, se vea de lo más linda. Si alguien vio mi cabeza rodando por ahí, déjela ir.

  
 

5 comentarios:

Índigo dijo...

Una verdadera belleza tus palabras y la imagen de Juan.

Si la veo, la dejaré ir. Hermoso, Graciela. Muy hermoso.

José A. García dijo...

Una cabeza nueva, para una nueva vida...

Saludos

J.

virgi dijo...

Tu cabeza, no sé, Graciela, pero tu corazón sí que ha llegado volando hasta aquí.
Mi abrazo

El Tonto de la Colina dijo...

Así como tú, hay mucha gente que pierde la cabeza y no se molesta en buscarla. Simplemente la deja ir. tal vez encuentre un lugar mejor.

Joma dijo...

La vi rodando por el puerto de Veracruz, iba recordando viejos momentos...