sábado, septiembre 01, 2018

Crónica de Sismo, Patricio Sanz 37-404

Fotografía de Graciela Barrera

Creo que la mayoría de los mexicanos no han olvidado los terremotos del 19 de septiembre de 1985 y 2017. En lo personal, las experiencias fueron abrumadoras, pero, sobre todo, muy dolorosa la del año pasado. Después de cinco horas con el agobio de no poder comunicarme con Bethania y que, finalmente me enteré que estaba bien, proseguí constatando que mis amistades y familiares de la ciudad de México se encontraban estables. Pero, alguien no aparecía y no daba señales. Mi corazón latió buscándolo hasta que después de un par de días, me enteré que mi apreciado amigo José Romero, era un sobreviviente del terremoto.

José Romero, cineasta y escritor, sabe perfectamente que la imagen y la pluma son armas poderosas para vivir intensamente, a pesar de la adversidad. Y con esta terrible vivencia, decidió escribir Crónica de Sismo para externar todos sus sentires, a pesar del dolor físico y emocional. Romero se encontraba en el cuarto piso del edificio ubicado en Patricio Sanz cuando sucedió el terremoto. Quedó atrapado con una fractura triple en su pie y pudo salir entre el edificio colapsado.

El libro es pequeño en su formato, pero es un libro gigante con todo su contenido. Fue escrito –día a día- durante su convalecencia. Son 40 textos; 40 palpitaciones de un corazón fuerte y sensible; 40 caminos que nos dejan tocar lo más íntimo de su ser: narra sus emociones y temores.  Cuarenta días seguidos solo por el hecho de saber que la escritura tiene un efecto sanador.

José Romero ha vuelto a caminar y se levanta con más fuerza. A un año de la tragedia, este libro nace de la reconstrucción personal para compartir la memoria a todos aquellos que desean salir adelante y recordar que todo puede superarse si uno acepta la rehabilitación que nos ofrece la vida.



No hay comentarios.: