domingo, enero 22, 2006

La última vida en el universo...

Kenji, es un joven japonés que vive solo en Bangkok, Tailandia. Trabaja como bibliotecario, es solitario, retraído, tiene una casa estilo minimalista, impecablemente limpia y ordenada, donde no existe la televisión, ni el radio ni ceniceros, tal pareciera que es una biblioteca. Su hermano lo llama “el loco” debido a su afición a la lectura.
Tiene una característica particular: está obsesionado con morir. Kenji se pregunta a sí mismo: ¿Por qué me quiero morir? Y a la vez él mismo se contesta: “No lo sé, yo no lo haría por la misma razón que lo demás: por problemas de dinero, un corazón roto, desilusión, no, yo no. Muchos libros dicen que la muerte relaja, ¿lo sabían? No hay porque seguir las últimas tendencias, no hay porque seguirle el ritmo al resto del mundo. No más correos, no más teléfono, será como si se tomara una siesta para despertar fresco y listo para iniciar una nueva vida, es lo que dicen”.
“Dicha” es su palabra favorita, es la que trae en su mano escrita en un papel, aferrado a que cuando lo encuentren muerto, esta palabra sea su despedida.
Sus intentos de suicidio son diversos: una cuerda para ahorcarse, tirarse de un puente, usar una pistola, ahogarse con una almohada, ponerse bajo un auto. Abruptamente, siempre es interrumpido. Aprenderá que su vida empieza cuando decide morir.
Y sí, efectivamente empieza a vivir cuando accidentalmente observa como matan a su hermano y en defensa propia, él mata al asesino. En la calle, es testigo del atropellamiento de una muchacha que ya había visto en la biblioteca y que ésta, a su vez, le quiso salvar la vida cuando él intentó suicidarse en el puente.
A partir de estos hechos, su vida deja de ser apática. Auxilia a Noi, la hermana de la chica fallecida y se va a vivir con ella.
Noi es una joven tailandesa, desordenada, fumadora y caótica, todo lo contrario a Kenji, sin embargo, entre los dos, empiezan a transformar las sombras de la muerte que llevan dentro.
En esa fragilidad de ambos, en sus diferencias existenciales, ellos se unen en la búsqueda de que aún pueden saber lo que es la felicidad y el sentido de la vida misma.
Noi decide empezar una nueva vida laboral en Osaka, Japón y Kenji decide dejar todo por seguirla. Mientras ella está en el aeropuerto esperándolo, él va a su casa por su pasaporte, sin saber, que la vida que desea le será negada. El amor y la libertad tendrán que esperar.








3 comentarios:

piquis dijo...

te gustò?? a mi sì, aunq debo admitir q no he visto el final, jeje bueno si lo vi pero m saltie la historia para evr q tanto le faltaba a la movie porq tenia algo q hacer ese dìa, jaja en fin, pero ya se puede ver en mi maquina

nueva en el vecindario(sin ganas d ofender a nadie ehh)! saludos

KORTIZA dijo...

ESTA PELICULA ES BUENISIMA... A LO MEJOR FALTAN OBSERVACIONES COMO K KENJI NO ES BIBLIOTECARIO SI NO K TRABAJA EN UNA FUNDACION JAPONESA... Y LA FILOSOFIA DEL CUENTO EN AL K SE BASAN ESTOS DOS PERSONAJES PROTAGONICOS OPUESTOS, SI T ABURRES S XK ESTAS MUY ACOSTUMBRADO AL HOLLYWOOD... Y LO MEJOR DE TODO... LAS DROGAS!! JAJA BUENO BYE

Anónimo dijo...

HOLA!!

FIJATE KE YO vi el corto de esta peli por el canal 11 del IPN, y ps,, me llamo la atencion la trama eso de ¿Por qué me quiero morir? Y a la vez él mismo se contesta: “No lo sé, yo no lo haría por la misma razón que lo demás: por problemas de dinero, un corazón roto, desilusión, no, yo no.... me senti tan extraña como si estubieran narrrando lo ke siento pero en un PROTAGONISTA HOMBRE Y TAILANDES!! WAa!!
PERO Bueno,, estoy viendo la peli x el once haha,, gracias por la entrada