martes, marzo 14, 2006

De Román Revueltas...

Por lo general, cada vez que leo “Interludios”, la columna de Román Revueltas, de nuestra casa periodística, me hace reír, me encanta su sentido del humor, ese peculiar sarcasmo como también su profundidad. Disfruto sus discusiones, -en casa siempre existen- por ejemplo, la semana pasada hubo alegato con Federico Arreola.

Me lo imagino, sentado en una de las estancias, viéndonos pasar y observándonos con esa mirada que ya lo dice todo. ¿Será que le hace honor al apellido que porta? Su nombre no se olvida, sobre todo cuando ha dejado trascendencia por sus notas musicales convertidas en letras. Independientemente que su apellido trae como consecuencia recordar de la familia artística que proviene. ¿Le suena José, Silvestre, Fermín o Rosaura Revueltas?

Admiro el triple talento que tiene Román Revueltas Retes: es músico, es escritor y es pintor. ¿Algo más? Sí, es mexicano, nacido en 1952.

Violinista y con una gran trayectoria musical, ha sido compositor y director de orquesta. Realizó sus estudios en Israel, Bélgica y Alemania. Es el primer violinista mexicano en haber presentado en recital “Los 24 Caprichos para violín solo” de Nicolás Paganini. Solista en todas las orquestas mexicanas, ha tenido además exitosas presentaciones en el extranjero: E.U.A., Latinoamérica y Europa. Ha grabado diversas obras de compositores mexicanos como sus obras sinfónicas han sido estrenadas en diferentes orquestas.

Leí que pinta paisajes de ciudades vacías y es artista exclusivo de la galería Emma Molina de Monterrey.

Como escritor, publicó la novela “La insidiosa fatalidad de las cosas”, de la editorial Planeta. Revueltas, dibuja un personaje con un monólogo sumamente divertido, pero a la vez, este personaje tan extraño y solitario, nos lleva día a día, a contarnos su fatalidad. Cuenta su existencia, vive de recuerdos, obsesiones, lee diarios atrasados, posee características de ser un desolado, y de repente, su mundo estático se convierte en movimiento, entre esa locura y búsqueda del amor. En sus diversos pensamientos, cuestiona lo que es la distancia: “La distancia es una de las maldiciones de la vida. Todo es distancia. El tiempo es también distancia, pero ocurre que es medido de forma diferente. El futuro es distancia, el pasado es distancia. La distancia es también una fatalidad, sobre todo cuando te separa del pasado. Los recuerdos no son más que la constatación del inexorable alejamiento de esas cosas que se van perdiendo, pues sí, en la distancia”.

Román Revueltas dijo que por problemas laborales, escribió la novela en venganza, declaración que me hizo sonreír. Espero que él escriba más novelas, porque ésta la disfruté mucho.

¿Sería mucho pedir que visite nuestra ciudad? ¿Por qué no? Escuchar su violín, contemplar su obra pictórica, una charla acerca de su libro y que me regale su firma, mi día sería diferente.

6 comentarios:

José Luis Contreras Muñoz dijo...

¿porque no me invitas a mi mejor a tu ciudad? me encantarìa concer Mexico

Anónimo dijo...

Estoy segura que visuta la ciudad, Estoy convencida que le gustaria platicar contigo y saber que quieres su autografo. Es interesante.

María Elena Flores Félix dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Micke dijo...

Lastima que su talento musical y grafico, no se tradusca en tolerancia y vison critica objetiva... en verdad es monstruosa la forma en que escribe este señor

Anónimo dijo...

Roman Es Un Buen Musico ... Es Director De La Orquesta Sinfonica De Aguascalientes...
Me Lo Eh Topado Varias Veces... Una Exelente Persona Y Escribe Maravillosamente Bien!!! Un Saludo Desde Aguascalientes!

Ceniceros dijo...

Coincido con algunos de los comentarios. Sin embargo, con un gran pesar, pues como todos sabemos, es hijo de uno de los mas grandes escritores mexicanos y una de las mentes mas extraordinarias que hayamos tenido entre nuestros intelectuales y teoricos politicos. El talento de la familia Revueltas -a la que por motivos personales aprecio y quiero, y ademas respeto- es algo fabuloso, sorprendente. No obstante, haya algunos de los integrantes de esta que no tengan la finura para la sensibilidad a la creacion y del arte, y mas alla, de lo humano, la vida. En el caso concreto de J.R., su escritura es fuego vivo, como la zarza ardiendo que dicto las ordenes a Moises, asi, J.R. es una zarza ardiendo en el momento de la incertidumbre, en el silencio de la noche que nos agobia con una derecha ciega y estupida. Este hijo suyo, Roman, no creo yo que tenga un apice del, no talento, sino toque divino, que le concedieron los dioses todos, de ser el intelectual mas notable del siglo XX junto a otros de la talla de Octavio Paz.A la autora de este blog, le rcomienda mida lo que dice acerca de esta ilustrisima familia que nunca estuvo ni ha estado bajo la tutela del estado, ni mucho menos, de la derecha. Si bien el comunismo ha sucumbido en nuestro pais, no asi en las esperanza de hacer la revolucion, tal como lo esperaba con fe nuestro querido Jose Revueltas. Luchemos y esperemos, escribio alguna vez, y aun el eco de sus pensamientos resuena en el pueblo mexicano.