sábado, junio 03, 2006

Cómo suicidarse sin morir en el intento...

Wilbur Nourth quiere morir. Busca diversos intentos para suicidarse pero siempre existe algo que se lo impide. Puede parecer raro ante quienes lo rodean. Tiene una personalidad contradictoria, entre carismático y amargado, cargando una frustración. Vive culpable de su pasado por el recuerdo de su madre. Su hermano Harbour siempre está al pendiente de él. Su padre les dejó una vieja librería de herencia. Wilbur trabaja en una guardería y no le agrada mucho ayudar en la librería; el encargado es su hermano. Los hermanos son unidos y solitarios, tal pareciera que siendo jóvenes maduros no se les contempla un futuro. Radican en Glasgow.

Wilbur Nourth quiere morir. Busca una manera digna, cree que su muerte puede ser triunfante porque la vida no la encuentra ni la siente merecedora. Asiste a charlas colectivas para suicidas orientados por médicos y psicólogos, dando un resultado negativo. Nada le convence, nada le satisface, nada le atrae. Melancólico contrario a su hermano que es alegre y optimista.

A la librería llega una chica, Alice, va a vender libros usados y robados que recoge de una clínica donde trabaja como afanadora. Semblante triste que lucha para sobrevivir y mantener a su hija ya que es madre soltera. En sus frecuentes visitas, Harbour se enamora de ella y le pide matrimonio. Su hija, Mary, tiene mucha empatía con su futuro padre.

Wilbur Nourth quiere morir. Se está ahorcando y Alice llega a tiempo a salvarlo. Pasan los días y vuelve el intento del suicido ante la altura de un edificio para saltar. En ese momento se da cuenta que conocer a Alice, su historia se convierte en un hombre que muere por vivir. Es inevitable enamorarse de la chica imposible.

Casado su hermano, forma una familia que les arranca sonrisas la pequeña hija y las convivencias logran estar contentos. Pero a Harbour le diagnostican cáncer pancreático y Wilbur se aferra a proteger la familia. Es cuando se da cuenta que realmente su vida puede tener sentido y cambiar. Wilbur comprende que después de todo es bueno que la gente se junte con alguien cuando no se tiene a nadie.

Wilbur vive pero muerto por dentro, por un corazón que de momento no le pertenece, los secretos inician, la oscuridad y el silencio. Sus certezas por la vida llegarán a tiempo.

13 comentarios:

Luis Rivera dijo...

Espléndida historia y espléndida síntesis. Luis

Ana C. dijo...

Después de todo es bueno que la gente se junte con alguien cuando no se tiene a nadie.

Está dulce hoy el café.

Elisa de Cremona dijo...

qué buena historia, me gusta cómo está contada... vivo pero muerto por dentro es una tema recurrente... la cosa está en cómo presentarlo.
UN beso

Bohemia dijo...

De esa peli me enamoró el título, la vi con ganas y expectación, aunque la historia me parece buena y original, la película flojea un poco.
Besitos

Nosferatu dijo...

me hace acordar -aunke no tiene nada ke ver- al tipo ke se kiso suicidar y se tiró a la jaula de los leones en un zoo. los leones, al igual ke tanta gente, lo despreciaron a pesar de ke tenían hambre. los pateo, les gritó, y los leones nada.
eso sí ke es triste.

José Antonio Galloso dijo...

Muy buena entrega Clarice, escrita con una claridad y una limpieza dignas de elogio.

Besos

Héctor Jorquera dijo...

veo suicidas caminando hacia el mar cada tarde, veo suicidas por las calles sucias, por las cales limpias, y nadie les dice la verdad, que ya estan muertos hace dias e igual les quremos

Plumestosa dijo...

no, es mejor vivir por sobretodo..... uien elçige morir, pierde todo derecho a ser....
quiero compartir algo contigo, te espero...

Wenuan dijo...

Muy buen texto...gracias por compartirlo...

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Vale... dijo...

http://ashesofanangel.blogspot.com/