miércoles, mayo 31, 2006

El ahogo

Foto: Priscila

Y el fuerte viento del mar ahogó mis débiles lágrimas azules.

16 comentarios:

Roberto dijo...

Me gusta esto!
La imagen es de Priscila y tú le estás poniendo letras y voces a sus fotos?
Me gusta!

Clarice Baricco dijo...

Si mi querido Roberto, estamos disfrutando a dúo el arte. Son las fotos de Priscila y lo efectos que me causan yo le pongo el título y mi voz a través de las letras.

Va mi corazón.

Las pasadas fotos también.

Me encanta que te haya gustado.

Gracias..SIEMPRE apoyándome en todo.

Te beso con la lluvia.

Bohemia dijo...

No las ahogó, te limpió el rostro con brisa secante...
Besos cielete!

José Antonio Galloso dijo...

Para los primeros filófosos, llamdos los filósofos de la naruraleza, todo en el universo estaba compuesto por TIERRA, AIRE, AGUA Y FUEGO. A veces, como en este momento ante tu bello texto, no sé por qué, me gusta pensar que sigue siendo así.

Besos

Wenuan dijo...

Madrina, ud tiene muy buena pluma, me gusta mucho leerla, veo siempre una certeza, una invitación en las imagenes celestes que nos extiendes como faros en la oscuridad de tu pág, un ojo bordado en en fuego, un besos de hojas cayendo, o tal vez mucha primavera en flor, camino arriba, frutas consumidas por los viajeros que convocas a las faldas con las cuales suelo imaginarla...bueno eso...se le aprecia por estos lares...no deje de escribir, ni de escribirnos...
Un abrazo...un beso de ahijado.

vb dijo...

Gracias Clarice por tu saludo en el blog de Luis, siempre te leo a tí y algunos otros, sólo que a veces me quedo en silencio...
Un abrazo grande!!!!!

cronopio antiheroe dijo...

cuando las lágrimas son azules no hay problema en que se ahoguen...

Raphaela dijo...

Al llegar a la profundidad, vi cómo dos alas negras se conjuraron en un extremo del dorso de un extraño, mi espalda en un equilibrio único presenciaba como empalidecían mis mejillas, la superficie ocular era protagonista de un ángel mutando a demonio, mi espina dorsal sentía el mismo subyugo lacerar mi espalda.
Era apetecible la idea redentora del pecado, los tambores en un gesto grotesco liberaban la energía del compás bélico, después de un par de millas de infierno, cruzaba el mar muerto en una embarcación llena de santos, en los costados trozos de tierra firme.
Uní a los ángeles en las afueras, les hablé de la guerra de las marejadas ¡vertí hechos en la profundidad!, icé la bandera de nuestra lucha en favor de los humanos emergentes, tuve adeptos, tramé un ardid a Luzbell... Los ángeles amortajados serían levantados de las catacumbas de los imperios. Se creará una reunión de reclutas, romperemos en fila...'' Delimitar los océanos" es el plan de los simpatizantes, conquistar los océanos y poner fin a las marejadas y al Demonio de la Perversidad... Los otros ángeles se preparan... Alguien nos sigue...
Comprendí malditamente según los designios de Dios que mi alma necesitara de otros congéneres pensantes, mandé a llamar… Nanael, Estepario, Clarice, Freyja, Yuriflame... Por nombrar a algunos... Tendría que enfrentarme a los grandes demonios Ligeia, Nosferatus, Natalio, Lord Lavengro, Gemónides... La tiniebla de sus manos era exquisita en la oscuridad, les admiraba...
Se me enseñó la piedad y la obediencia y que es mejor...
Te invito a mi Penúltimo Laberinto:
La partida...

Luis Rivera dijo...

Es casi un haiku, 5 - 7 - 5 y tiene ese aire de naturaleza y acción narrado de un instante. Se podría resumir:

Y el fuerte viento
del mar ahogó mi débiles
lágrimas azules

En este caso tenemos 5 - 8 - 6

Sinceramente me gusta tal y como lo has escrito, pero tampoco me disgusta (perdón por el atrevimiento) convertido en versos con un ritmo equívoco. ¿Es el viento del mar o son las lágrimas del mar?

Como la poesia es oracular, es decir interpretable desde los principios de la comprensión espontánea, me quedo con la segunda donde el mar y tu se mezclan:

"del mar ahoogo mis débiles lágrimas azules"

Por favor, no te molesten mis libertades. No he podido resistir la tentación porque tu frase me ha gustado mucho.

Clarice Baricco dijo...

Luis:

Me hace feliz de que te haya gustado.

Escribo lo que mi corazón dicta. Y a estas breves letras yo le llamo "telegramas".

Me da mucha pena cuando escribo esto, pero pierdo el miedo y lo publico.

Nací en un puerto. Viví al lado del mar. A una cuadra. Lo escuchaba.

El viento es el amor y las lágrimas azules son mis ojos.

Nestor dijo...

Me quedo pensando...
Mi viento es uno que despeja el alma...
Este está cargado de un simbolismo emocional...
Como sea,siempre es viento.
Y ojos,son ojos.
Yo soy de los que profesan un extraño culto acerca de las miradas.
Algo me dice que la vida está soplando ahí.
Un beso
Nestor

Loredana dijo...

Buenísima la imagen-
Un gustazo de nuevo ver-te

Enigmática dijo...

Y se hicieron ondas entre los versos...

Chamila dijo...

Bella foto y palabras lindas.

Besos desde la tierra de Violeta Parra y nuestro querido Victor Jara.

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.