lunes, julio 24, 2006

Siempre estará París...

Querida Guadalupe Loaeza:

Quiero decirte que al igual que tú, me gusta escribir cartas, así que aprovecho de escribirte ésta. El año pasado estuviste en nuestra ciudad para presentar tu nuevo libro: “Siempre estará París”. Por causas mayores no fue posible estar contigo, sin embargo, compré el libro. Siempre he deseado conocer París. Una obsesión que a veces la veo tan lejana y convertida solo en un sueño.

A través de varios escritores, me he alimentado en conocer más de esa Ciudad Luz. Ya ni se diga cuando estoy frente a la pantalla cinematográfica. Mis ojos imaginan que están pisando sus esquinas o que estoy tomando un café mientras me pintan. A través de la música, me deleito en la sensualidad de cómo se escucha el idioma y los sonidos musicales nostálgicos me hacen suspirar.

Tu libro lo he disfrutado gratamente por esa sencillez que te caracteriza en escribir. Un título tan bello, en honor a una de mis películas favoritas: “Casa Blanca”. Recuerdo también aquél dialogo en donde Humphrey Bogart le dice a Ingrid Bergman: “Siempre estará París”, como diciéndole: si la vida nos tiene que separar piensa en nuestro viaje a París.

Realmente me emocioné por cada uno de los sitios que mencionas como la de los escritores, poetas, pintores, cantantes, músicos, actores y diversos personajes que vivieron en París.

Con lentitud, saboreando cada una de las historias que presentas en este libro, me llevaste de la mano y me enseñaste cada rincón. También me pasó lo mismo que a ti: Paris me provocó muchos sentimientos: o muy melancólica o profundamente feliz. ¿Quién más que tú como una verdadera guía turística? Tú que eres mitad mexicana y mitad francesa.

Me hospedaste en el hotel que alguna vez fue el que ocupó Simone de Beauvoir y Jean-Paul Sastre. Largas caminatas como subirnos en una moto, para llegar al Barrio Latino, visitar el Museo Pompidou, el cementerio de Montmartre, la avenida de los Campos Eliseos, el Louvre, el Arco del Triunfo, el Sena, la torre Eiffel, entre muchos más lugares.

Poco a poco me narraste y me recordaste la historia de Camille y Auguste, Françoise Giroud, Sara Bernhardt, Albert Camus, Maurice Ravel, Georges Moustaki, Marguerite Duras, Ives Montand, Marc Chagall y una lista interminable de personajes. Me causó gracia como Juliette Drouet le escribía muchas cartas, varias veces al día, a su amado Víctor Hugo. Y sin olvidar a Julio Cortazar.

Tu libro está invadido de muchas imágenes, epígrafes, una guía de lugares para visitar y sitios para comer. Señalas la historia pasada y la mezclas con la moderna. Me indicaste donde comprar la cerezas parisinas y sugeriste un café para descansar en una media tarde junto con mi amado.

Quedé satisfecha del libro, siempre está abierto, frecuentemente lo hojeo, para soñar que estoy ahí y para no olvidarme nunca del verso que escribió el poeta Galloso “París es uno mismo”.

Espero verte pronto, para que me regales una firma.
Recibe un abrazo cariñoso.

Graciela

28 comentarios:

Francisco Ortiz dijo...

Estas ciudades mágicas yo también las percibo como tú dices: muy melancólica o muy felizmente, sin término medio. Debe de ser por todo lo que evocan, hacen saltar dentro de uno.

Shlomit Baytelman dijo...

Mi querida Clarice, aquí vuelvo a escribirte desde mis ojos nuevos.

Me gustaría ir a Paris contigo.

Un titipuchal de abrazos.

Shlomit.

Rosa Silverio dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Rosa Silverio dijo...

Casablanca inmortalizó Paris y esa frase "Siempre estará París" o "Siempre nos quedará París" dice tanto y contiene tanto que con tan sólo mencionarla ya nos pone a temblar el corazón.

Interesante leer lo que siente una lectora sobre un libro y cómo se vincula con su autor aún sin conocerlo.

Abrazos,

Ro

Ursula dijo...

Clarice:
Qué placer y deleite leer tu carta...la cual a pesar de no haber estado dirigida a mi, leí con avidez y curiosidad.
Tengo la suerte de haber pisado las calles parisinas. Un lugar lleno de encanto y maravillas donde en cada rincón se esconde el arte y la historia. Espero muy pronto que tú la puedas disfrutar. Como tú, mi primer encuentro con París fue a través de los libros: Bryce y Ribeyro fueron mis guías. En fin !gracias! otra vez por presentarme a la escritora Guadalupe Loaeza. La pongo en mi lista de pendientes.
Ursula

José Antonio Galloso dijo...

Clarice: una carta siempre lleva un sello personal, y una gran dosis de corazón. Tu pasión por París me hace viajar en el tiempo, como ya lo dijo Ursula, a esos dos autores que me la presentaron con su particular y precioso estilo.
Bella entrega y gracias otra vez por mencionarme.
Besos parisinos

Isabel Romana dijo...

Clarice ¿qué tiene tu prosa que nos hace soñar? Te diré, al menos, lo que a mí me parece percibir en ella: mucho amor. Por eso resulta siempre tan cálida y tan estimulante. Muchos besos.

Noa- dijo...

Estuve en Paris un julio de hace ya varios años con mi hijo. Difsrute muchísimo, por tiempo optamos por recorrer la ciudad y sus calles en vez de visitar museos, y volví impregnada de su ambiente.
Sin duda volveré.

Saludos

Alexis Coald dijo...

Clarice no necesitas de Paris, Paris te requiere a tí, quiere tu candor de letras vivas, el te enviara un avión para que derrames tus flores transformadas en verso.


Gracias Amiga por tus huellas en mi casa.

A tus pies Siempre.

Alexis Coald

MaleNa dijo...

Siento que tu eres Paris...toda la magia de esa ciudad intensa estan en tus palabras.

Amo Paris y sus duendes, amo sus calles.

Paris es una mujer apasionada..

Besos de Doisneau para vos.

® dijo...

Hola Clarice, hace unos momentos, cuando tecleaba el URL de tu blog, pensaba en su título "saudade parisina" y pensé en París antes de leerlo y en esa melancolía que evocas en el título.

Indudablemente compraré el libro y lo leeré con detenimiento. Aunque esto implique arrepentirme de no haber aprovechado más mi viaje a aquella ciudad.

Un abrazo.

Silvia dijo...

Deseo que muy pronto puedas conocer la "Ciudad de la Luz" para que a tanta belleza se una tu sensibilidad, genialidad y dulzura.
Un abrazo :)

Shlomit Baytelman dijo...

Una vez más gracias por tus hermosas palabras.

Un abrazo grande.

Shlomit.

Elisa de Cremona dijo...

te acabo de dejar un mega commment y se borró!!
La cosa es que Paris no es tan lejano como parece.. está aquí, al lado, y hay que ver lo rosa que se pone al atardecer, igual como dice la canción...
es cierto, y eso hay que verlo!!!!
tienes que venir.
un besazo

Ana C. dijo...

Clarice...no estoy en París, desde donde estoy (frente al mar) me ha parecido verlo leyendo tu carta. Mil besos mediterráneos.

Miguel Sanfeliu dijo...

Transmites el amor a la ciudad, pero sobre todo la admiración al libro. Con ritmo lento, sosegado, evocador...
Un saludo.

Beatriz Valenzuela dijo...

he estado en Paris ya hace un par de años y no me olvido de la vista desde el Cubo de la Defensa hacia el Arco de Triunfo. ese efàn francès de marcar los cambios y las victorias a travès puertas. Por que ellas son sìmbolos del pasar.

Paris es uno mismo, son mil veces Paris. Volverè y te cuento

Plumestosa dijo...

pues tenemos algo mas que una cosa en comun:
anhelo conocer paris como un utopico deseo....

y anhelo la firma de una escritora a la que leo siempre en mi libro....
marcela serrano...

un besote....

Irarrazabal dijo...

Que frase mas hermosa... creo haberla escuchado antes en una pelicula, pero no recuerdo en cual.
Mi única experiencia con paris es conocerla completamente por google Earth... espero conocerla algún día en formato horizontal.

Saludos!

furyosin dijo...

en méxico están los legendarios bicitekas:
http://www.bicitekas.org/
únete a ellos!

saludos pedaleros.

Pedro (Glup) dijo...

Sí, Clarice, París es una experiencia única, una ciudad magnífica llena de historia y rincones donde soñar. Una ciudad para visitarla con aquel a quién ames, para buscar el amor, para perderse, para reencontrarte, para aprender, para disfrutar. Justo hace un año caminaba por sus calles, recordarlo me llena de añoranzas, volveré pronto.
Un beso.

Joel Langarika dijo...

"Te estarè esperando en Parìs, en diez años...sentado en la banca del ayer, en la rive gauche..." asì me dijeròn y han pasado la mitad de esos años...volverè a Parìs...no lo sè...pero siempre la recordare viva, en mi piel...Parìs fuì yo.

CABINA AÉREA dijo...

....Paris, le champs elisee...demasiado fascinante...no he de morir sin hablar frances a la perfección y sin ir a estudiar a Balzac en la mismísima Sorbona..besos mi niña

MaleNa dijo...

Pasaba solo a saludarte, París y yo te necesitamos.

:) Marchons avec les yeux ouverts par Paris.

≈Gr¥§εL≈ dijo...

Tu eres excelente haciendo promociones, tienes una forma divina de narrar, y hacer que uno se enamore de lo que describes.
Y Paris, que te digo de la ciudad luz?
Igual que tu muero por conocerla, pero no es un simple sueño, esta mas cerca de lo que crees.

El dia menos pensado estaremos frente a la torre Eiffel

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
(* dijo...

París es uno mismo, como todas las ciudades, como todas las cosas que, se posean o no, por lo menos tenemos la oportunidad de imaginar; y si eso pasa, ya se viaja, ya se viven. Cada uno tiene su París y el tuyo es maravilloso. Y ojalá algún día puedas hablarno de tu París desde el París que te está esperando desde hace tiempo.

Un dulce beso.