lunes, enero 22, 2007

Volando a París

Pintura: Marc Chagall
Alguna vez, cuando ella era muy pequeñita, preguntó de dónde venían los niños y la respuesta fue en tono de broma: “los trae la cigüeña de París”. Ella sonrió. En su crecimiento, a menudo escuchaba aquella frase cinéfila: “Siempre estará París”. Su admiración por Le Corbusier, y escuchar a su madre exclamar su sueño de conocer la ciudad de la luz, le provocó el mismo deseo. Llegó el día de ser acompañada a la agencia de viajes y comprar un boleto para volar al viejo continente. Observó el calendario y decidió marcar una fecha de ida y de regreso. Sus ojos negros brillaron y su sonrisa desarmadora brotó cuando sus manos recibieron su pase de abordo.

El sueño realizado se logró gracias a su esfuerzo académico y laboral. Cada meta que ella se propone, la cumple. Ni estudia ni trabaja en vano. Sabe lo que quiere. Independiente, sin miedos y a sus veintiún años de edad, con emociones encontradas, preparativos por doquier, tomó su mochila para irse e impregnarse de otras nubes. Su equipaje fue ligero, para que en cada lugar visitado pueda traer un pedazo de alguna esquina en arquitectura, arte, historia, cultura y todo lo que ella atrape.

Seguramente bajo las alas de Chagall, caminará, admirará sitios y rincones de ese París de Víctor Hugo, Marcel Proust, Simone de Beauvoir, Marguerite Duras, Albert Camus y muchos más que dejaron sus letras y su arte, como aquellos que encontraron refugio parisino: Julio Cortázar y Diego Rivera entre otros. Quiero creer también que las voces de Edith Piaf, Ives Montand y Charles Trenet la acompañarán en su recorrido, y su rostro en papel quedará sellado por Robert Doisneau.

Pisará la tierra de uno de sus pintores favoritos: Vincent Van Gogh. Enamorada de su obra, estará feliz de llevar a cabo lo que escribió el pintor: “¿Qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo?”. Sus ojos se llenarán de tulipanes y se quedará absorta ante La joven de la perla de Johannes Vermeer.

Lo hermoso del viaje es que en Francia estará con Talía, su mejor amiga, en Holanda con mi amiga Priscila y en Bélgica la recibirán Jacques Brel y René Magritte.

Convencida que éste no será su primer viaje al otro lado del océano, sabe que regresará para conocer la querida España o caminar las calles de Pessoa o maravillarse de la arquitectura italiana.

Bethania traerá sus memorias envueltas en sus peculiares bufandas. Regresará y entre tantas preguntas, desearé saber si es cierto lo que expresaron dos escritores: “París es una fiesta” y “París es uno mismo”. También me dirá lo que es un invierno en el cementerio del Père-Lachaise.

Es probable que al volver a mirarla, tenga que decirle: sí, en tu ausencia escuché a Bunbury y Movie se adueñó de tu cama. Quizá ella me diga: mamá, encontré un lugar para ti: París. Tu amor te espera. Un jour verras.

43 comentarios:

Omar Piña dijo...

Di la verdad... querías irte en la maleta, pero no cupiste.
Ya en serio: los sueños también se pasan a través de la sangre, del aire... ¿qué miradas te traerá la niña? Bueno, igual te trae a un Pierre que te diga "suegra".
Besos

Alejandro Quintanar dijo...

No sé si felcitar a la autora de estas líneas por tan bello texto o a la hija de la misma por generarle esos sentimientos. Bethania, conocer París va a ser un privilegio tremendo, y tu viaje será un gallardete en la parte más cálida de tu memoria. Y tu mamá te va a extrañar tanto que hasta hará el sacrifico de oir a Bunbury. No la hagas sufrir y regresa pronto. También otros te extrañaremos. Héctor Alejandro

antona dijo...

Le deseo el mayor de los exitos.Seguro lo conseguira.Paris la ciudad mas bella que he conocido.Solo tiene un defecto,los parisinos
Buena suerte

Pamela Albarracín dijo...

Bethania
TIENES A LA MADRE LUZ!

Buen viaje!!

Miguel Sanfeliu dijo...

Mis mejores deseos.
Una experiencia enriquecedora.
Paris es impresionante.

Un abrazo.

Bohemia dijo...

chagall y tus historias, buena mezcla...Besos

Anónimo dijo...

Le deseo a Bethania un estupendo viaje. Se enamorará de París, sin duda. Y si decidiera no regresar?

Abrazos

Anónimo dijo...

ella de seguro te llevará en su equipaje,
caminará por el puente de arte y hablará contigo en el pensamiento, se perderá por el barrio latino y sabra que tu estarrás en cualquier esquina. Montmatre le perpetuará el recuerdo y tu presencia, Montparnasse le traera el olor de tus flores más queridas. Así será, feliz viaje para ti también

Anónimo dijo...

Clarice: si se pasa por aquí, Ana y yo la llevaremos a Segovia, a ver el campo de cereal de Castilla que tan bien plasma vuesto Homero Airdjis. NO lo dudes.

Anónimo dijo...

Los hijos que son un suenho viviente nos multiplican la alegria cuando son felices. Ella te llevara consigo en la sensibilidad y la educacion que le das como legado. Feliz viaje, Bethania!

Bethania dijo...

a una cuantas horas de la ciudad luz .... será una experiencia maravillosa que compantiré a mi regreso, estoy segura que un día tendrás la dicha de estar en Paris, te amo mamá

david santos dijo...

Clarice, ho, ho! Marc Chagall!
Fantástico mi amiga. Fantástico.
Gracias.

Noa- dijo...

Yo estuve en París ya hace unos años con mi hijo, y a pesar de pensar yo que era demasiado pequeño aún para apreciar una visita cultural, nos lo pasamos fenomenal y ciertamente aún lo recuerda.

Saludos

Anónimo dijo...

Bethania... disfrutalo al máximo... la ciudad de la luz destella fuertemente a través de los años... yo quiero volver pronto.

París lloró en mi última noche... no era despedida... sabía que me extrañaría y yo a ella... porque Paris guarda celosamente la escencia de cada persona que la visita. Por eso se enriquece...

Que ganas de volver!.... Clarice... la luz de Paris se fortalecerá hasta que llegues tu.

Un abrazo

Umma1 dijo...

Es una edad perfecta para ir a París.
Para hacer su propio recorrido, y entrar y salir de ella al ritmo que impone la plática, si es así que se la ama.

Mil aventuras, mil encuentros gozosos, y que los ojos se llenen de tanta belleza como ofrece esa ciudad.

(F)

Norberto Portugheiz dijo...

Es nuevamente un gusto
leer tus bellas lineas
sobre Bethania, Paris
y los grandes artistas...

Que no se ha dicho
de Paris...?

Felicidades para Bethania
y regreso tambien feliz !

Siempre un gusto
volver a leerte...

Saludos afectuosos.

Anónimo dijo...

lindo post!!! oo paris!!
un saludo!!:)

-Gladys Ames-

Irarrazabal dijo...

Bethania y sus alas libres gracias al amor incondicional de su madre...

Conocerás Paris al mirar a sus ojos.

Y yo te abrazo, mientras esperas su regreso.

Saludos desde Crónicas, con mis brazos esperándote.

tanguetto dijo...

Querida Clarice, ultimamente la lectura de algunos blogs tiene la capacidad de emocionarme de mas. Supongo que es por que leo lo que no me animé a hacer, por ejemplo la travesía de Bethania.
Admiro su decisión, saludo a la madre que la parió, y su capacidad para hacerla libre. Libre para vivir una experiencia bajo "Los cielos de París" y Brel y la Piaf, y Trenet, y el Sena, etc, etc.
Me emocionaste con tu emoción.
Besos y gracias.

Anónimo dijo...

Hermoso tu relato. Tu hija confirmara que es la luz de tus ojos. Buen viaje para ella, que es, sin duda, precioso fruto de tu buena crianza.


Un abrazo.

Paula dijo...

Los viajes de juventud, los que nos cambian la vida, los que nos abren los ojos


recuerdo uno que hice a Portugal...

volví cambiada, con los ojos distintos

Feliz viaje, a las dos

Mar dijo...

Y siempre nos quedará Paris;)
La luz de tus ojos.. qué hermoso Clarice y que bello nombre; Bethania.. tan bello como ella y como seguramente lo eres tú. Que lo disfrute al máximo, que tenga un feliz regreso a casa.

Besos muchos

Isabel Romana dijo...

Seguro que Bethania traerá París a México en sus ojos y en su corazón. Es, quizá, una de las ciudades más románticas del mundo y, si se queda con su corazón, seguro que volverá. Nadie se resiste a un lánguido paseo por el Sena.
Que este sea el primer viaje de una larga serie al viejo continente. Y la próxima vez, Bethania,hazte con una maleta más grande para que quepa tu mamá. Un viaje muy feliz para la hija y una emoción grande para la madre. Besos a ambas.

Ixchel dijo...

Me emociono tu descripción y me enterneció amiga y derrame una lagrima aunque no lo creas por tanta sensibilidad estoy segura amiga que pronto tú pequeña te hará un hermoso regalo y podrás disfrutar de la ciudad luz tanto como ella lo hará.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Qué suerte tiene Bethania de tener una mamá tan soñadora y que le apoye tanto.

¡Espero que la próxima en venirse al continente seas tú!

Anónimo dijo...

Qué suerte tener una madre como tú. Qué suerte poder visitar París por primera vez.
Qué no daría yo por volver a colocarme por primera vez ante una tela de Van Gogh, una mujer hecha y derecha llorando frente a un cuadro, rodeada de gente.

Saludos

Antonia

DudaDesnuda dijo...

Buen viaje para tu hija. París debe ser maravilloso y debe ser muchas ilusiones más.
Yo, que no puedo viajar tan lejos lo hago a través de los libros, esos laberintos de palabras.

Besos y pasajes.

Anónimo dijo...

La mejor época para viajar es la juventud, pues todavía mantenemos ese espíritu infantil que hace que nos asombremos con las cosas.
Me alegro por tu hija y felicito a su madre por inculcar en su hija el sentido de la aventura y de la sabiduría.
Un abrazo a las dos

Eleonaí dijo...

Hola Clarice:

Siempre estará París, escribió como título de su libro Guadalupe Loaeza...

Y si visita la catedral de Nuestra Señora, tal vez se encuentre con el espiritú de Maria Antonieta Rivas Mercado...

Que tenga un felíz viaje...

Anónimo dijo...

Clarice gracias por las evocaciones de su enternecedora prosa. Paris acumula tantas cosas que si me extendiera repetiría lo que muchos antes dijeron, me atrevo no obstante como sé que es buena cinéfila, a recomendarle una película (Paris, je t'aime) que dice mucho más que mis torpes palabras. Así la espera de su hija será más corta.

No se le escape su visionado ya sea en cine o DVD.

Saludos.

Anónimo dijo...

Aun no he ido a Paris,
Algún día lo haré, no me dará
Tiempo a verlo todo, pero
Habré estado en Paris-Aunque
Soy un seguidor de Egipto, Grecia
Y Roma, a estos lugares iría todas las veces
Que me fuera posible, también a Florencia.
Sería capaz de ir solo y ser feliz.
¡Tu prosa exquisita, como siempre!

Anónimo dijo...

No he estado en París... ¡tengo tantos viajes pendientes!

Saludos desde Granada.

Anónimo dijo...

quiero ir a Paris. bonito relato.

Anónimo dijo...

que buena , quien sabe si algun dia de los cielos y no solo de los sueños pueda ver paris,.

Joel Langarika dijo...

Ah chagall! Clarice, siempre es un gran alimento para el alma, venir a visitar tus calles, detenerme y saborear tus palabras. un abrazo enorme desde mis azules mares. Joel

Clarice Baricco dijo...

Agradecida en el alma por el cariño brindado y por cada una de sus visitas.

Les abrazo...

Anónimo dijo...

Querida amiga:

Bethania te llevó a París. Estás caminando ahora mismo junto a ella.

Estoy segura de que el día en que vayas a la ciudad de la luz te darás cuenta de que ya estuviste allí.

Bethania es afortunada al tener a una madre amorosa y soñadora como tú.

Ella se merece ese viaje porque es una buena hija.

Abrazos a ambas.

Ro

Sandra Soto dijo...

Siempre he reconocido la perceverancia y el esfuerzo de Beth, soy su tía postisa y me alegro de eso. Estoy segura de que un día tu caminarás siguiendo las huellas del camino que ahora traza tu hija. Ya de regreso la verás vestida de muchos colores, de imagenes y experiencias que compartirá contigo y será como si tu hubieras estado ahí.

Saludos

Pedro (Glup) dijo...

Te juro que si un día vas a París iré allí para conocerte, para tomar una cerveza en un bar que conozco cerca de Notre Dame. Te lo juro.

rafaelpq dijo...

Que bonito, que amoroso. Y esas letras tuyas que entran abrigando al lector, a modo de bufanda de palabras...
Sigue escribiendo, por favor.
Te beso, buenos dias.

Gatito viejo dijo...

Gracias por este paseo parisino. París es verdaderamente una ciudad maravillosa.Un texto precioso. Un abrazo

gonzalo dijo...

ahora tengo el vicio de embriagarme en tus sentimientos.

Diana L. Caffaratti dijo...

alejandro quintallar con su comentario me ha dejado muda. Asumo sus palabras como mías.(Con perdón del autor)