domingo, mayo 27, 2007

Conociendo a Alen Silva



La vida de Alen Silva es un movimiento diverso: no para. La inquietud de sus ojos lo lleva día tras día a captar la misma vida y dejar testimonio. No podía quedarse sentado en una oficina viendo, a través de la ventana, cómo la vida pasaba. No, no era lo que anhelaba para el resto de sus días. Sintió que malgastaba el tiempo, así que decidió cambiar su rumbo y dedicarse en cuerpo y alma a la fotografía. Sin tener estudios profesionales de ese arte, Alen Silva es un autodidacta influenciado por Paolo Pellegrin y Henri Cartier Breson, ha ganado concursos de fotografía y ha colaborado en algunos periódicos de su entidad, atrayéndole más el reportaje de prensa sin dejar de disfrutar los ensayos de luz.

Viajero incansable
. El deseo de conocer, comprender, respetar, aprender y crecer a través de toda la riqueza humana que dan las diferentes tierras, fue lo que lo motivó a tomar su mochila. Los últimos cinco años ha viajado por muchas partes del mundo, compartiendo la escasez y celebrando la abundancia en el mismo viaje interior, el necesario para todo ser humano. En el año 2006 le llegó el deseo de ir al Asia Islámica para conocer la milenaria ruta de la seda, y, después de muchos meses de viaje, estando en Pakistán, decidió adentrarse en Afganistán, que en ese momento estaba en conflicto, teniendo en cuenta que si se quedaba, tenía que hacer un retrato social de lo que estaba aconteciendo. Era necesario mostrar al mundo el sufrimiento de estas personas y la esperanza de vivir en paz, siendo libres sin la guerra.

Conmovido por tanta miseria y dolor de esa gente, les admiró su hospitalidad arraigada y el deseo en ellos de dar a conocer sus costumbres con todo el respeto para los extranjeros visitantes. Vivir experiencias desalentadoras como aquella madre que droga a su bebé para simular que está enfermo y pedir dinero o aquél anciano ciego y sin piernas que prefiere seguir en esa condición antes de quedarse hambriento. Alen Silva y su cámara se acompañan, no se dejan, captan cada aliento y la historia de ese país la deja plasmada en un libro: “Afganistán, una ventana a la tragedia” dando una muestra de que este mundo necesita un suspiro de paz, que nos demos cuenta que por desgracia aún hay gente que sufre los avatares de la guerra. No podía ser más que en blanco y negro, para conseguir la esencia humana.

Los ojos de Alen Silva no son los mismos, después de ir y venir, llorar o reír, quiere llegar a la sencillez de la felicidad duradera, ha dejado su testimonio, nos lo entrega y nos conmueve que Alen Silva no ha perdido el tiempo. Y se cumple lo que escribió Pablo Neruda: “Nosotros los de entonces, ya no somos los mismos”.


Agradezco a
Rosa Silverio por haberme dado a conocer el trabajo de Alen Silva.
Les invito a leer su texto.




31 comentarios:

Tesa dijo...

Alen Silva consigue poner la belleza de su mirada en esa ventana por la que se asoma la tragedia y el poema azul de Rosa aumenta esa belleza y lloras de moción, pero también de pena por esas madres sin hijos, esos hijos solos, tanto dolor y tanta indiferencia.
Gracias por descubrirme este libro y a estos dos artistas.
Besos.

rafael pq dijo...

Hizo bien en dejar la oficina, ya lo creo.Al menos su vida tiene sentido.
Gracias por descubrirnoslo. Beso¡

Silvia dijo...

Gracias por darlo a conocer. Otro grande como Vicente Ferrer.
Un abrazo, preciosa

Tania dijo...

La vida pide para ser vida, de verdad... y el artista entrega su ser para convertirse en camino de esperanza y de rescate de los valores humanos... Gracias por compartirlo, es conmovente, voy a buscarlo...

Y gracias por tu sensibilidad, Clarice. Un abrazo muy fuerte.

Agustin dijo...

Cada uno de tus ensayos son estimulantes. Siempre un gusto venir y disfrutar de lo que nos gustan tanto........

Saludos para ti....


Agustin

Miguel Sanfeliu dijo...

Un proyecto loable. Tiene mucho mérito la labor de estos fotógrafos que nos abren ventanas hacia situaciones que deberían causarnos indignación. Nos cogen por la solapa y nos zarandean y nos gritan ¿acaso no veis lo que está pasando aquí? Lo malo es que vivimos en un mundo anestesiado que, como mucho, levanta una ceja y murmura: "ah, caramba, qué horror", y sigue a lo suyo. Pero estos fotógrafos no dejan que nos volvamos a dormir. Vuelven a zarandearnos una y otra vez. Bienvenidos sean.
Y fantásticos textos, tanto el tuyo como el de Rosa.
Un abrazo.

Lady Zurikat dijo...

Ahora vamos a la pagina de Rosa Silverio, pues por aqui, se me hace que va a ser duro de conseguir. Las imagenes solas ya, conmueven y llegan hondo.
De paso, aprovecho para comentarte que ahora si, despues que me respondieron al mail, subi el texto correspondiente al significado del nombre Daisy o Margarita, que por ahora es mi segundo nombre aunque en ingles. Y que tu nombre, esta en la primera plana del Pasquin, cosa que muchos no saben que hacer para lograr.... (mi Dios, ni que fuera una pagina literaria seria!!!)

Muxica dijo...

Un placer leerte. Gracias por todo lo que sigo aprendiendo contigo.
Un beso

Pamela Albarracín dijo...

ojos que remecen
me gusta mucho!

Pamela dijo...

Ingrata tarea mirar por los otros. Pero dime Clarice: ¿los que no quieren ver? ¿verán algún día?

Omar Piña dijo...

¿Cuántas imágenes más, para entender la estupidez de la guerra?

Lady Read Morgan dijo...

Hola, seguro que me encantará, un beso gigante.

Gracias por darmelo a conocer a mi tú.

Lady Read

libertad dijo...

Gracias por mostrárnoslo tú a nosotros. No podemos quedarnos quietos, no. Debemos ser testimonios vivos.
Un beso

Sandra Becerril dijo...

Ya estoy por aquí de nuevo siguiendo tus recomendaciones... excelentes imágenes, amo la fotografía, fue mi vida muchos años.Aprovechando, mil gracias por tus mensajes, la llamadas, oraciones. Sabes que ya estamos en casa, pero no podía dejar de agradecerte.

Muy feliz semana

silvia piranesi dijo...

claro que después de leerte clarice, dan ganas de ir a buscarse ese libro. las fotos han de ser bien rudas, ... me imagino que hay que tener estómago para tomarlas...
Y estas que pusiste están preciosas.

Ana R dijo...

Las inquietudes de estas personas (admirables) logran que los demás, aunque sea efímeramente, conozcamos esas realidades duras y paralelas a las nuestras...

Muy muy muy importante e interesante, Clarice. Gracias

India Ning dijo...

Hay gente valiente, que hace de su arte un grito que llegue a todos.
Hay gente que aprovecha su vida, su instinto y su naturaleza.
Suerte que hay gente así.
Besos!

Alen Silva dijo...

Hola Clarice.
Gracias por tu texto, gracias por dar a conocer mi trabajo y lo que es mas importante, dar a conocer la realidad de los que realmente sufren el sinsentido de la guerra en Afganistan: su pueblo.
Un abrazo
Alen

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Yo he visto algunas de las fotos de Alen Silva y son francamente impresionantes, si no fuera por su mirada no conoceríamos esa otra cara de la guerra.
Un abrazo.

GERARDO dijo...

Que forma tan impresionante esas fotos en y más allá de la guerra.

Que post tan bueno para el conocimiento de los que como yo no lo teniamos


Beso para tu alma.

Gatito viejo dijo...

Gracias por dar a conocer tan magnífico proyecto. Con aportaciones como estas uno aprende a reconocer la verdadera cara de la realidad. Extraordinarias fotos. Mis felicitaciones a Alen Silva
Un abrazo

Bettina Perroni dijo...

Sabes?, los viajes ilustran... se aprende tanto de ellos y creo que es una de las experiencias más enriquecedoras a las que tenems derecho.

Anclarse en un solo lado no es tan sano... caería el polvo... yo quiero ser como el... quizás sea ahi donde me equivoqué ya que no es mi medio de vivir pero... en cada oportunidad que tengo me escapo para aprender, aprender... la observación, los olores, los sonidos... en libros se imaginan, pero no se sienten.

Gracias Clarice por presentármelo... me gusta tu trabajo... por eso lo he mencionado en mi blog.
Un beso linda

Tarí Alcarin dijo...

Vaya Clarice! creo que, ahora qie sí tengo tiempo, leeré el libro. La forma en que lo presentas es muy emocionante. Gracias!

Te dejo mil besos amiga!

Gasper dijo...

Gracias por permitirnos extendernos más en nuestros conocimientos.

Besos

ixchel dijo...

Qué fuerte situaciones de la vida y después plasmarlas en imágenes no es fácil, y yo que juego a la cámara lo sé.

Tampoco conocía dicho trabajo ahora, lo sé y gracias por compartirlo.

Saludos.

≈Gr¥§εL≈ dijo...

preciosa!
ya viste que tienes una nominacion?'

Lady Zurikat dijo...

En tu caso Clarice, nada que aprender, pero como la otra vez fue un comment y medio apurado, esta vez y dado que el otro lo habia recibido ya por mail, queria que vieras el texto completo y ademas ilustrado, de porque el 'segundo' nombre de tu mama tenia en otro idioma dos formas distintas de escribirse, una mas sentida que la otra.

Goathemala dijo...

Como sabes me encanta la fotografía porque nos da un segundo congelado de nuestra existencia.

Todavía dudo si me conmueve más las imágenes de Alan o tu sensibilidad.

Por cierto, en el libro hay colaboradores excelentes como Jon Sistiaga y Bernardo Atxaga.

Saludos.

Azul caleidoscopio dijo...

Excelente trabajo el de Silva y tu sensible comentario sobre el. Gracias de nuevo, prima, sigo aprendiendo contigo. Besos.

Rosa Silverio dijo...

Gracias, Graciela, por hacer este proyecto tuyo, por sumar tus manos, por sumar tus letras y por también sumar tu corazón.

La Leyenda dijo...

La esencia de la fotografía en su maxima expresión. Transmitir, dar a conocer, decir algo, concientizar, vivirlo en imagenes... y mucho más lo que se puede lograr.
Gracias por regalarnos el conocer a gente como Alen Silva.
Para alguien como yo que ama la fotografía es algo especial leer y ver el trabajo de gente como él.