sábado, julio 21, 2007

Locura de verano

Foto: Ixchel

Las muchas letras la volvieron loca. No recuerda ni siquiera el olor de los libros. El verano le sienta mal. La lluvia vespertina le toca la piel suave y blanca. Demasiada nostalgia para una chica de catorce años. Barre las banquetas cada mañana y recoge las hojas de cada árbol, las cuenta, las numera, les pone nombre. "Está loca" exclaman sus vecinos. Se lleva a la almohada a Rosario Castellanos, Jaime Sabines y Octavio Paz, los rescata del olvido y los muestra orgullosa ante la sociedad. Por eso dicen que está loca. La chica de trenzas castañas, la de las piernas bonitas, la de la risa fuerte. Habla sola. Juega con sus muñecas y cada tarde a la misma hora, ni antes ni después, con el mismo reloj, ella lee las historias del Renacimiento. Asiste a los museos y descansa en la misma banca del zócalo de la ciudad.

Las muchas letras la volvieron loca. Mirada perdida y labios mencionando poemas de memoria. Carga libros en su mochila y siempre regala el mismo libro. Le gusta entonar la canción de Agustín Lara: “Yo nací con la luna de plata, nací con alma de pirata, he nacido rumbero y jarocho, trovador de veras, y me fui lejos de Veracruz. Veracruz, rinconcito donde hacen su nido las olas del mar, Veracruz, rinconcito de patria que sabe sufrir y cantar. Veracruz, son tus noches, diluvio de estrellas, palmera y mujer. Veracruz, vibra en mi ser, algún día hasta tus playas lejanas, tendré que volver”.

Ama su tierra, recorre sus calles y en una esquina de la antigua calle llamada Independencia, la espera el que vende volovanes. Le gusta mirar el puesto de revistas y periódicos y se aprende las noticias del día para después contarlas a su hermana la ciega. Tiene calor. Siempre. Son vacaciones y disfruta de la playa. Construye castillos de arena, junta conchitas y atrapa cangrejos. Duerme a la orilla del mar.

Las muchas letras la volvieron loca. Sus catorce años no la delatan. Pero los golpes de su padre sí. A ella no le importa. Va a los arenales, a recordar la historia de su puerto cuando fue conquistada por los españoles. Su mejor amiga tiene sangre española. Los que le rodean llegaron en aquél barco a refugiarse. La confunden con ellos por su apariencia. Y regresa a su destino. Y vuelve a barrer la banqueta de cada mañana, la que pertenece a la casita blanca de Agustín Lara, el flaco de oro, y tarareando “yo nací con la luna de plata….” contempla el faro de la Isla de Sacrificios, y a lo lejos, el sol naranja le da los buenos días.

40 comentarios:

PAZ TRAVERSO dijo...

Que manera de escribir tan lindo .................

Arcángel Mirón dijo...

Es hermoso y muy triste.

Me gustó mucho, Clarice...

-Monique- dijo...

Wow..
Esto me trae desagradables recuerdos de mis 15 años...
Aff...

Besos

josé romero dijo...

Ya va siendo hora que le digas a tus manos que dejen de escribir. Corres el riesgo de que te digan escritora. Y de ahí ya no hay retorno.

Heriberto dijo...

Esta conmovedor, triste, de esa buena manera que a veces traen consigo los textos tristes.
Un abrazo veracruzana.

Elú dijo...

Es ella la dama de la edad, la trascendida, la sangre que vuela unida a la voz que delira.
Es ella la dama de la edad, la trascendida.

Claullitriche dijo...

...querida Clarice, paso a dejarte muchos besos y una invitación a jugar por ahí, si bien quieres, que encontrarás en mis andanzas...

très bon dimanche à toi!!

muxica dijo...

Pocas veces, o ninguna he leído algo tan bien escrito en un blog. Te felicito y también te digo “Escritora” te has ganado ese título.
Un Fuerte abrazo y con tu permiso me copio y guardo este texto.
Un beso.

Noa- dijo...

Nunca debieran haber golpes, ni a los catorce ni a ninguna edad.
Esas letras deliradas y recitadas en poemas memorizados mantienen sus ganas de vivir, porque ella es pura vida.

Un abrazo

Pamela dijo...

Muy muy lindo. Un abrazo emocionado

Bohemia dijo...

Encontraba consuelo en las letras, en la cultura...¿loca? Quizás, pero una loca que se sana con dosis de sensibilidad...
Besos y mimos...

Cristina dijo...

Yo no conozco Veracruz, pero está en mi lista de lugares por visitar.
Desde que leo que tu blog siento que muy pronto pararé por ahí. Mientras, voy formando un mapa con las imágenes que nos regalas en tus escritos. Muchas gracias!

Andrea dijo...

maravilloso!!!

te dejo un abrazo

Maria Carolina dijo...

QUE HERMOSO ESCRIBIS... CUANTA SAUDADE EN TU BLOG, LLEGUÉ A TU SITIO PORQUE TENEMOS INTERESES EN COMÚN.
ADOREI SEU POST
OBRIGADA

BEIJOS

Hannibal dijo...

gracias por visitarme.

Desearía estar igual que ella. Loco por las letras, no importa como me miren, al final.. mi paraiso estará dentro de mis letras, dentro de mis palabras, dentro de mi pensamiento.. y eso nadie se lo podrá quitar.

saludos.

Gabriel Báñez dijo...

Dicen que está loca, pero son sus ojos los que hacen palabras. Y las palabras, Graciela, hacen las cosas.

Tania dijo...

Olá Clarice,

Sabes, acabé por recordarme de aquello que Caetano ha dicho: "cada uno sabe el dolor y la delícia de ser lo que es...", lo digo porque en tus poeticos relatos siempre encuentro tanto de esos universos interiores, que guardan los dolores y las delícias de ser, de lo que es humano y profundo...

Um abraço com afeto e admiração

Enigmática dijo...

Querida Clarice, tus letras me devulven a una adolescencia solitaria, veo una joven descalza, loca por las palabras y el arte, con su propio mundo, abierto a los sueños...

Ojalá las muchas letras me volvieran loca y pudiera embriagarme con Sabines, Girondo, Belli y delirar poesía, hablar poesía, escribir poesía... ojalá...

Isabel Romana dijo...

Qué dolor, pensar que una niña de catorce años ha de refugiarse en el aislamiento o la locura para evadirse del horror. Tus palabras, tan bellas, no hacen más digerible esta tremenda verdad. Besos, querida amiga.

Ontokita dijo...

era un estrella, triste, pero estrella.

LuKiA dijo...

El mundo está lleno de seudo-intelectuales, no hacen falta más. Demasiado cargado tu texto de "cursi prosa": justificación, cultura mexicana llena de "el que sufre merece" "el que sufre tiene derecho". Hay cosas rescatables, despréndete de ti un poco, y ve el mundo, no al mundo de ti.

Gerardo Omaña dijo...

Escibir, leer y leer lo que te gusta y lo que intereza al bién comúm, lo que te llena el alma es la locura felíz del que así siente.

Tu relato una pieza magistral que resume una leyenda.

Recibe un beso en tu alma.

MaleNa - La Porteña dijo...

Las letras la volvieron loca, quizás la mirada de los otros, tal vez...

Mejor hago silencio.
Te abrazo emocionada.

deborahadaza dijo...

"las muchas letras la volvieron loca" te gusta la biblia verdad??? jajaja un abrazo, a ti no te gusta aprenderte poema de memoria y decirtelos cuando estas sola?

Miguel Sanfeliu dijo...

Un texto bien escrito y efectivo. �Qu� m�s se puede pedir?
Sigue adelante, Clarice. La mejor cualidad que se le puede pedir a un escritor es que sea honesto, y t� lo eres. Tienes un estilo propio y unos intereses determinados. Bravo.
Un abrazo.

Gasper dijo...

Tu escrito me dejó loco!!!

Te mando un beso de locura

Tesa dijo...

Impecable relato, fascinante el personaje. Lo he leído dos veces y como muxica y con tu permiso, lo copio y lo guardo en una carpeta nominada “relatos magistrales” .

Me ha encantado Graciela. Besos para ti y para esa niña loca de lecturas y de sensibilidad.

India Ning dijo...

No te puedo decir nada nueo, Clarice, nada que no dijeran anteriormente, que es bello y tristemente sin remedio.
Un abrazo!

el nombre... dijo...

muy lindo escrito.
no me asusta que digan que está loca... que las letras la volvieron loca...
habría que ver cuál es su locura.
el golpe de su padre quizá la volvió a estar entre demsiadas letras, tratando de encontrar una palabra que nombrara tanto dolor, o quizá la rescatara de él.


un beso.

Pamela Albarracín dijo...

me gusta la locura, la asocio a libertad...
sigue volando con tus propias alas querida amiga, desde aquí te aplaudo.

Ana R dijo...

Su refugio interior...esa locura .Triste , sí, pero con una tremenda carga de ternura que emociona.Das vida real al personaje. Excelsa.Magnífica , tú.

Un abrazo

Naty dijo...

Mágica locura que la rescata de su realidad siniestra... Letras que le ponen alitas a sus sueños... Lindo, muy lindo... Besitos

Bettina Perroni dijo...

Locura... cielos!, el punto es que a como va el mundo ay no sé quien está verdaderamente cuerdo...

Esa historia de la que hablas, la conozco bien... le pondré un nombre en mi blog cultural... que años... siglos que ya han pasado.

Un beso!

≈Gr¥§εL≈ dijo...

Solo en algunos blogs me detengo a leer los comentarios de otros.
Y cuando lo hago no me importa ver que entre 30 comentarios lindos, hay uno con un poco de mala leche. Por que 1/30=.033, es decir, practicamente nada!

Sabes a que me refiero, ya se que si!

Betty dice que es una historia conocida, yo no la recuerdo, pero me ha agradado mucho leerla a tu manera.

Por aqui sigo! un besote

el cuaderno dijo...

A mi me gustó. Diselo a tus manos, para que sigan.
Te beso¡¡¡

Isabel Romana dijo...

Pasé a decirte que me tomo unos días de vacaciones, pero no te preocupes, la parejita Dido y Eneas se han quedado en luna de miel. Besos, querida amiga y hasta pronto.

Eleonai dijo...

Veracruz es bello, también nostalgico, algunas veces violento, otras delicioso.

Lady Zurikat dijo...

Hay dias en que quisiera esta loca, o que algun viento del Norte se llevara a la locura lejos de mi vida.... tias, tios, demasiada gente insana en ese aspecto.

Rosa Silverio dijo...

Me gustó, me gustó mucho tu relato, en especial esa línea preciosa con que inicias y que luego rescatas en otro párrafo: Las muchas letras la volvieron loca.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

locos son los otros...los que no leen.