miércoles, agosto 15, 2007

Escuchad la ternura de Rod McKuen

Hace muchos años, llegó al puerto de Veracruz una librería ambulante en un barco llamado Logos. En aquel entonces, se me hacía extraordinario ir cada tarde a explorar ese barco, contemplar tantos libros entre diversos idiomas y editoriales con precios accesibles. Fue maravillosa la experiencia. Y precisamente, ahí, descubrí un libro pequeño, que al abrir, hojear y leer su prosa me atrapó, era de Rod McKuen, un desconocido para mí que desde ese momento a la fecha me sigue acompañando. Ahora que tengo el libro en mis manos, desgastado por el tiempo, sin todavía perder su color, vuelvo a leerlo y me sigue gustando.

Stanyan Street y otros pesares y Escuchad la ternura es el título del libro poético de este norteamericano, que en la sencillez de cada uno de sus versos hay una melodía suave, como si fuera un leve susurro. Con los años me enteré que Rod McKuen también era cantante. Cuando lo escuché, me gustó su voz melancólica. Lo curioso es que no tengo ni un disco de él, a pesar de su grande discografía. Ha compuesto más de mil canciones, ha actuado en numerosas salas en el mundo y ha participado también como actor en el cine. También ha escrito otros libros. Con una gran trayectoria, ha sido un hombre que ha producido en diversos ámbitos, logrando éxitos, pero, sobre todo, siempre un defensor de la vida misma.

Rod McKuen nos impregna de ternura, y como dice acertadamente el prólogo del libro: “Los poemas constituyen una denuncia integral contra los esquemas brutales que parecen estructurar las actividades mentales de la sociedad de hoy. De ahí que los temas predilectos del autor sean el amor, como fuente potencial de vida, y la guerra como apoteosis del odio destructor. Escritor de pluma segura y de inspiración caudalosa, nos habla de la necesidad de musicalizar sus poemas con nuestra sensibilidad de lectores. Las palabras que escribe requieren acompañamiento de música espiritual. Son cantos al amor perdido, encontrado y vuelto a extraviar, himnos a todo lo vivo y que debe morir, versos al verano y al invierno, estrofas a la alegría vital de saberse necesario y querido, aunque sólo sea por una noche”.

Busco a Rod McKuen en una noche de lluvia, recuerdo aquel barco, y creyendo que estoy a bordo, viajando a un mar nuevo, leo un poema:

Nos tocamos.
Hombro con hombro.
No se puede hacer más cuando se cruzan las calles
con los maniquís en los escaparates observando.

Intento adaptarme a tu paso
para estar seguro de no alejarme de ti.
Hueles como el amor.
Es lo que debe ser
puesto que el perfume que capto es para mí entrañable y nuevo.

Por eso un pequeño paseo por la ciudad
equivale a un viaje
unas vacaciones de amor de nosotros mismos
mas con nosotros.

Todo lo que dices es gracioso o bello.

34 comentarios:

Tesa dijo...

Hola, Graciela, leo con emoción tu relato e imagino tu peregrinación a esa librería navegable y el descubrimiento del libro y el autor que nos comentas. Voy a tratar de encontrarlo, pues ya me apetece tenerlo para cuando mi alma necesita ternura y belleza, que es muchas veces.
Precioso y sencillo ese poema de amor.
"Todo lo que dices es gracioso o bello" Que mejor declaración de amor.

Releo, ahora para disfrutar del sentimiento y del talento de la narradora. Y hoy que ya empiezo tan bien la mañana, me voy a completarla con una vista al Museo Thyssen de Madrid a ver una exposición de Van Gogh.

Que la belleza, la ternura, la música y el arte en general te libren siempre de la tristeza.
Un abrazo grande.

Gasper dijo...

Por tu dscripción ya puedo sentir que sus poemas "huelen al amor", más allá de los demás temas que toca.

Y como casi siempre te digo, gracias por permitirnos el descubrimiento de nuevos mundos a través de los personajes que nos vas trayendo y presentando de forma tan amena.

Besos

Bettina Perroni dijo...

Sabes?... si ese libro te atrapó, no dudo del talento del autor... pero, llamam más mi atención eso que cuentas... por primera vez lo escucho... un barco de libros... se me hace tan mágico... me transporta la simple idea antaños... mira que tan especial eres que vives cosas mágicas.

Besitos :)

Cristina dijo...

¡Que hermoso poema!
Muchas gracias Clarice por abrirnos puertas hacia otros autores. Eso de musicalizar la poesía con nuestra sensibilidad de lectores me parece bellísimo.
Si me lo permites me subo al barco contigo...
Un cálido abrazo.

Sureando dijo...

Ay Clarice, qué bello poema y eso de que "todo lo que dices es gracioso o bello" ha sido nuestra declaración de amor por 33 años.
Un abrazo. Estás en mis vínculos.

Miguel Sanfeliu dijo...

Lo de la librería en un barco me ha parecido genial. Una imagen perfecta.
No conocía este autor y me ha parecido interesante.
Un abrazo.

Elisa de Cremona dijo...

deberé leerlo entonces.. necesito algo que sea gracioso o bello...
un beso querida

pequeñin dijo...

Ufff hace mucho tiempo que no pasaba por estos lados.

Saludos

Su amigo pequeñin
El Loser de chile

Arcángel Mirón dijo...

Qué lindo!! gracias por compartirlo.

Qué buena experiencia, esa librería...

silvia piranesi dijo...

gracias clarice por traernos poetas desconocidos en tu barquito. ya me voy a leerlo.

abrazo!

Bohemia dijo...

Tomo nota, me encanta que recomiendes libros, autores, pelis...todo lo bueno que te apetezca compartir...

PD: Pedro Páramo lo leí hace años, pero ya tocaba volver a leerlo...

Besos!!!!

Pamela dijo...

Què maravilla lo de la librería flotante!! y gracias por traer a R. Mckuen. Me voy a rastrearlo. Besos y abrazos querida Graciela

Alfredo Godínez Pérez dijo...

Aquí saludandote y mandandote un abrazo.
Te comento que en mi lista renovada de libros leídos ya podrás ver a Mónica Lavín y Rivera Garza en la lista de leídas, para que no diga que no leo mujeres..jojo
Un abrazo.
Espero encontrarte pronto por el messenger.
Con cariño.
Fredo...

Pd. Encontre una joya literaria desde mi punto de vista, en proximos días te mando la reseñita para el suplemento.

lando786 dijo...

Hola!
Ojeaba este blog y me capto ese poema. Nunca habia escuchado nada de ese autor. Ni siquiera me habia enterado de su existencia. Luego de leerlo me siento casi obligado a buscar mas información a ver si logro conseguir una copia del libro. Saludos!
~Lando

Pedro dijo...

muy buena la nota. gracias por compatirla.
bendiciones

Azul caleidoscopio dijo...

Hermoso poema: me encanto lo de vacacionar de nosotros mismos pero con nosotros, bello. Gracias por ensenharme tanto, prima. Voy a buscar a Rod. Un beso.

Goathemala dijo...

El amor, palabra tan usada que para algunos está devaluada. Sin embargo es la solución a todo. ¡Realmente, cuanto amor falta en este mundo! A la naturaleza, a los semejantes, a lo que no entendemos...

crisblog dijo...

Lindo.

Vou fazer como a Pamela também.

E vou "roubá-lo" ainda. rsrsr

Saudades de você.

Beijos, Clarice!

MaleNa - La Porteña dijo...

"Todo lo que dices es gracioso o bello"

Que maravilla, decir cosas eternas con simples palabras.

Te abrazo mi dulce compañera.

MaleNa - La Porteña dijo...

Olvidé comentarte, que me emocionan los barcos, los trenes que llevan cultura.
Imagino un día, no muy lejano a TODOS esperanzados, esperando la magia.

Te quiero, desde siempre.

Ontokita dijo...

qué maravillosos son esos libros que nos espejan y al mismo tiempo nos tientan a descubrirnos más, verdad?

Solis dijo...

En Mèxico se dice "escuchad"?

el nombre... dijo...

clarice: maravilloso descubrimiento,
encima en ese lugar,
tan misterioso, trayendo letras de otros lares!!!!

sólo me resta decirte que el poema es bellísimo.

y te mando un fuerte abrazo.

cuando nos enamoramos, todo lo que él dice es gracioso y bello.

HOMERO dijo...

No conocía nada de él. Muy interesante tu post. Voy a ver si rastreo su música y te cuento si sale algo....Gracias por tus comentarios en mi blog. He enlazado "Nace la Noche" con el tuyo. Un beso. H.

Tania dijo...

Como siempre, nos hace viajar en tus tiernas palabras y nos encanta con tus sugerencias...
El poema es maravilloso, tiene, como bien dices, esa sencillez y ternura que conmueven el alma. Ahora, a ver si es posible encontrar el libro en estas tierras...

Um abraço sentido, preciosa Clarice.

muxica dijo...

Siempre es un placer leerte.
Un fuerte abrazo.

El Apestado dijo...

Ese Rod McKuen no es cantante, estilo Jaques Brel? Si es así, disculpa pero para este apestado, su tonito apesta.

Naty dijo...

Leyendo el poema queda uno enamorado (del amor mismo o de sus letras)... Pero sí: "Love is in the air"...

Fortunata dijo...

No lo conocia, me ha encantado su poema. Apunto su nombre y lo busco.

Gerardo Omaña dijo...

Entro a tu p�gina henchido de agradecimiento por saberte amiga,por saberte sensible a la poes�a que siempre canta o llora en nuestros pechos. Por saber que un d�a la primavera, de lindas flores llenar� tu vida.

Recibe mi cari�o y un beso para tu alma.

Máximo Ballester dijo...

Hola Clarice, leí algo por ahí de él y me ha gustado. No sabía que cantaba. Qué bueno que nos cuentes de tu tesoro. Siempre buceadora de bellezas.

Te dejo un abrazo y un saludo a Movie.

Ana R dijo...

Y todo lo que tú nos dices, muestras y compartes abre infinitos senderos en ese universo que es el arte literario.
Desconocia a este autor pero abriste de par en par mi curiosidad ...Gracias.

Un abrazo

Rosa Silverio dijo...

Me gustó mucho esta entrada y no sabes cuánto la agradezco porque gracias a ti he podido entrar en contacto ccon Rod, a quien no conocía.

Me ha fascinado lo que él dice sobre los poemas y los temas de los que escriben los poetas. Muy interesante. Buscaré más sobre él en la red.

Ha sido un buen descubrimiento.

JuanBM dijo...

Querida Graciela

Aquí ya de vuelta de las vacaciones, todo un placer pasear por las orillas de tu casa. Cuando he leído la entrada parecía casi como la narración de un mito: un barco llamado logos, casi como un caballo de Troya dormido en la costa, cargado de misterios que nos arrebatan las noches y nos llenan de sueños... y luego como el daimon un libro que queda en nuestras manos que habla, nos habla a cado suceso, nos traduce desde otra experiencia la nuestra.

Bueno, yo sólo quería saludarte y desear que estés bien.

Un abrazo