domingo, diciembre 16, 2007

Navidad. Año nuevo. Lo que sea


Cada vez que leo a Augusto Monterroso me hace sonreír. Sus letras están llenas de ese humor y simpatía que me llenan en cualquier época del año. Pero también son letras profundas que me hacen reflexionar. Maneja la gracia con la tristeza, breve pero profundo, un sabio de la vida. Uno poco a poco se adentra en su obra. Considerado como uno de los maestros de la mini-ficción, cuenta con una gran obra literaria. “Tríptico” es un volumen que reúne tres de sus libros: La palabra mágica, Movimiento perpetuo y La letra e de la editorial Fondo de Cultura Económica y recomiendo que lo adquieran.

Al observar la ciudad tan caótica y agobiada por las fiestas navideñas y, contemplar como la vida se va tan rápido, me acordé de lo que escribió este gran narrador que a continuación comparto, un texto titulado Navidad. Año nuevo. Lo que sea.

“Las tarjetas y regalos que año tras año envías y recibes o enviamos y recibimos con ese sentido más o menos tonto que te o nos domina, pero que paulatinamente con base en una interrelación de recuerdos y olvidos vas o vamos dejando de enviar o recibir, como, comparando, esos trenes que se cruzan a lo largo de la vía sin esperanza de verse nunca más; o mejor, ahora autocriticando, pues la comparación con los trenes no resulta buena ni mucho menos, toda vez que se necesita ser un tren muy estúpido para no esperar volverse a ver con los que se encuentra; entonces más bien como esos automovilistas de clase media que, por el simple hecho de serlo, cuando se desplazan en su automóvil se sienten como liberados de algo que si uno les pregunta no saben qué cosa sea, y que una vez, una sola vez en la vida, coinciden contigo frente a un semáforo en rojo, y con los cuales durante un instante cambias tontas miradas de inteligencia al mismo tiempo que disimulada pero significativamente te arreglas el cabello, o te acomodas el nudo de la corbata, o revisas tus aretes, o te quitas o te pones los anteojos, según creas que te ves mejor, bajo la melancólica sospecha o la optimista certidumbre de que nunca más lo vas a volver a ver, pero no obstante viviendo ese brevísimo momento como si de él dependiera algo importante o no importante, o sea esos encuentros fortuitos, esas conjunciones, cómo calificarlas, en que nada sucede, en que nada requiere explicación ni se comprende o debe comprenderse, en que nada necesita ser aceptado o rechazado, ¡oh!”


39 comentarios:

Lady Zurikat dijo...

Al fin yo primero!!! Navidad o lo que sea, parecen ser ya no festividades, sino imposiciones que si no las pasas bomba, a lo grande,con miles de -costosos- regalos, sos un tonto de capirote. Hay que ser si o si como en los cortos publicitarios, grandes reuniones familiares felices, de punta en blanco y vestidos de fiesta.Como decia un escritor de por aqui, ya no es una fiesta como un cumpleaños que uno decide que importancia le da al hecho; ya parecen una maldicion,una tempestad, un tsunami que si o si hay que pasar...

râga dijo...

Y yo cada vez que leo a Clarice sonrío de tanto verme...!
Hay un texto de Monterroso que me encanta,te lo dejo esta noche que ando insomne.
Dos besos.

EL ESPEJO QUE NO PODÍA DORMIR
Había una vez un espejo de mano que cuando se quedaba solo y nadie se veía en él se sentía de lo peor, como que no existía, y quizá tenía razón; pero los otros espejos se burlaban de él, y cuando por las noches los guardaban en el mismo cajón del tocador dormían a pierna suelta satisfechos, ajenos a la preocupación del neurótico.

Arcángel Mirón dijo...

Bueno, a mi me encanta la navidad y sus ritos. Hasta el aire huele a navidad.

:)

Gracias por tus palabras, nena. ¿A quién le hablaste de mí?

Cris Moreno dijo...

Interessante, Graciela. Adoro as suas indicações. São da melhor qualidade. Parabéns.

Beijos pra vc e pra Bethânia tb.
Bom domingo.
Boa semana.

Cris Moreno dijo...

Graciela, a Pamela excluiu os blogs dela?

Beijos.

PAZ TRAVERSO dijo...

Podre deleitarte como tu lo haces con tus reflexiones ????
Besos Clarice !!!!

Eleonai dijo...

Monterroso es un gran pájaro de Iberoamérica.

Eleonaí

Antiqva dijo...

¡Bendita sea la Navidad...!

Y las vacaciones de verano, y las fiestas, y los dias de Ferias y Verbenas, y todos aquellos momentos en que las personas, usualmente volcadas al trabajo, pueden descansar un poco y vivir...

Bendito sea el carnaval...

Otra cosa es que en lugar de momento de "eclosion de vida" la Navidad se convierta en la gran celebracion de la nueva Religion del Mercado.

Sabeis lo hermoso que es coger un buen libro de nuestra biblioteca, de esos que nos han dejado huella, envolverlo en papel bonito y regalarselo a uno mismo para luego, ilusionado, volver a leerlo, por ejemplo, en Navidad...

Saludos en la distancia, amigos...

mos dijo...

La Navidad hoy día es así. Nos invade y nos trastoca todo. Sólo nos queda resistir y desear lo mejor a las personas que están en nuestra vida.
Por lo demás, demasiadas compras y demasiado abrazo efímero.
Un saludo de MOs.

Rosa Silverio dijo...

A mí también me gusta Monterroso, Graciela.

Interesante ese texto que citas. Esos instantes, esos instantes fugaces, memorables, esos instantes olvidados, estos instantes que en esta navidad, a través de una tarjeta, de un regalo, o de una sonrisa, cobran sentido.

Goathemala dijo...

Me encanta Monterroso y este escrito que traes hoy me ha fascinado. He leído bastante de él pero éste de ahora se me escapó o lo que sea.

Abrazos.

JOSE ROMERO dijo...

La vida está llena de pequeños instantes, la Navidad entre ellos. De entre todos, estas fechas dejan un recuerdo en nuestra memoria, buenos y malos, felices o tristes. Pero recuerdos de instantes que duran toda la vida.

JuanBM dijo...

Gracias por este texto de Monterroso que no conocía. Mis sentimientos hacía la navidad son complejos, pues no entiendo que tiene que ver con ese afán consumista, derrochador y lo que es más triste es ver como todo se desvanece (como un decorado) y muchos se quitan la piel de cordero para mostrar el lobo que llevan dentro. Es como si el cuento se terminara. Prefiero la sinceridad o la autenticidad y celebrar cualquier emoción en cualquier momento, nunca por obligación.
Saludos

Loredana dijo...

Felices Fiestas y hasta el 2008!

´´´´´´´´´´´¶
´´´´´´´´´´¶¶
´´´´´´´´´¶¶¶
¶¶¶´´´´´¶¶´¶
´¶¶¶¶¶¶¶¶´´¶
´´´¶¶´´´´´´¶¶¶¶¶¶¶¶¶
´´´´´¶¶´ ´¶¶¶¶
´´´´¶¶´´´´´¶¶¶
´´´¶¶´¶¶¶¶´´¶
´´¶¶¶¶¶´´¶¶´¶´
´¶¶´´´´´´´´¶¶¶´

Tarántula dijo...

Feliz Navidad!

Que lindo, sabes que he activado la canción de Caetano Veloso, y mientras leo tu texto y el de Monterroso, me ha parecido tan mágico el momento, lo he disfrutado con tanto deleite...

Graciela, la vida es tan corta, tan ilógica, tiene que poblarse de felices momentos construidos con la nada, sólo con la elevación de nuestro espíritu ante pequeñeces como esas que describe Don Augusto, ante cosas inexplicables como mi felicidad mientras leía tu post y escuchaba a Caetano.

Buen día, que seas muy feliz, cada día; con o sin tarjeta, sea o no navidad.

Tesa dijo...

Me puse al día con las maravillosas fotografías que eliges y tus textos. Por la ventana veo que ha empezado a nevar. Espero que cuaje para salir con mi cámara.

Acabo de colgar un post de Navidad, qué si no. Hay ironía y humor.

Me gusta Monterroso y no me acaba de gustar la Navidad.

Que lo pases lindo. Y que en el 2008 se cumpla alguno de tus sueños. Extiende mi deseo de corazón a tu preciosa hija y a todos los que amas.

Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Sin duda el maestro nos aturde con ese aluvi�n de palabras que imitan el aluvi�n de gente, de cosas nimias que nos ocupan esos d�as (y otros) y nos hace consciente de tanta banalidad...Y sin embargo, aunque a �l no nos lo hayamos cruzado nunca casualmente en un sem�foro, permanece... Besos, querida amiga.

Ontokita dijo...

yo me reencontré un día con la navidad y con su verdadero significado, en casa no compramos regalos, los hacemos y lo que sale de nuestras manos ya sean galletas o tazas de arcilla va lleno de amor, humildad y significado. Creo que somos cada uno de nosotros los que le damos el verdadero volor a estos días. En mi casa te de dejado un regalo...

muxica dijo...

Mil abrazos, mi amiga.
FELIZ NAVIDAD

Cristina dijo...

Me gustó mucho la imagen, siempre me llevo un buen sabor de tu blog, ya te lo he dicho. Gracias!
Felices fiestas, abrazos y muchas letras pera el 2008!!

Francisco Ortiz dijo...

Dices: "Al observar la ciudad tan caótica y agobiada por las fiestas navideñas". Y es otra mirada, vaya que sí, muy necesaria y que hay que decir con todas las palabras. Yo te lo agradezco.

Bohemia dijo...

Y al mirar...el árbol de navidad seguía allí...

;o)

Miguel Sanfeliu dijo...

Monterroso es un autor imprescindible, con una mirada muy lúcida. Resulta que tengo el libro que mencionas, "Tríptico", y es una joya, como todos los suyos.
Este texto que nos muestras me ha parecido mágico: breves momentos en que nada sucede y nada se comprende, pero que encierran un significado oculto, algo que explica más sobre nosotros mismos que sobre los demás, yo creo.
Un abrazo.

Lady Read Morgan dijo...

Hola querida Clarice, feliz año nuevo que seas muy feliz y que todos tus deseos se cumplan.

Un beso sórico.

Lady Read

Petrusdom dijo...

Es un escritor que releo por su precisión en el relato breve y por su sabiduría tan cerca de lo humano, en estos tiempos tan "luminosos".
Saludos cordiales

MaleNa la porteña. dijo...

Una conjunción para desestabilizar al alma Monterroso y Kandinsky.

Siento que no es casual que los unieras, dos seres preclaros.

Seria nutricio que tomaramos la Navidad, como un momento para renacer.

Te abrazo dulce Clarice.

Te quiero.


MaLe.

Bethania dijo...

La navidad llega y nosotros cambiamos por un instante, pero la vida sigue su rutina. Está bien padre la pintura!. Besos

cacho de pan dijo...

bell�simo kandinsky!
la mejor imagen de estas fiestas tan tristes.
un buen deseo para t�.

Gabriel dijo...

Que buen texto, Clarice, y que maravillosa descripción de esa sensación, que yo por lo menos suelo tener, de que un hecho o encuentro fortuito, pueda cambiar la vida abruptamente, y la angustia de que quizás esa oportunidad se nos pase y jamás vuelva a repetirse.
Un cariñoso abrazo, como siempre.

Gabriel dijo...

Me olvidaba: amo Kandinsky, quien de algún modo me recuerda a nuestro Xul Solar.
Besos.

CaTpRiNcE dijo...

Aunque mucha gente critica la navidad yo sigo pensando que es una de las epocas mas bonitas del año, por no decir la mas bonita. Me gusta salir a la calle y ver el ambiete con todo lleno de luces y adornos navideños, es como si la trizteza desapareciera un instante de mi cabeza y todo fuera de color de rosa...

http://buscandounfinalfeliz.blogspot.com/

Celeste dijo...

Tomo nota, me quedo picada y te dejo deseos por felices fiestas rodeada de las cosas maravillosas que realmente tienen valor y perduran.

Beso celeste.

Sureando dijo...

Cada vez que vengo de visita, encuentro algo que estaba esperando. Gracias Clarice por tus hermosas letras.
Feliz Navidad

Antiqva dijo...

¡Felicidades, Clarice, en estas fiestas y en el nuevo año!

No deja de sorprenderme la cantidad de personas a las que "atrapas" con tus textos, y que te los comentan.

Con los mejores deseos...

Pepe Luigi dijo...

Estoy pasando para desearte una Feliz Navidad y un Buenissimo Año de 2008 pleno de pace allegria e mucho amor.

Pepe

Gonzalo Del Rosario dijo...

jojojojojo

un genio.

Kety dijo...

Cada vez que surgía el tema de el famoso microrrelato "CUANDO DESPERTÉ; EL DINOSAURIO TODABÍA ESTABA ALLÍ" de Monterroso, a todas-compañeras del club de lectura- intrigaba el significado que el autor quería transmitir. Hasta que un buen día cayó en mis manos un libro de cuentos breves y encontré la anecdota que le inspiró tal relato.
Tal vez tú ya la sepas, si no fuese así, en REFLEXIONES la encontrarás.
Un abrazo
Kety

Kety dijo...

Rectifico. RECORDANDO POETAS.
NO en REFLEXIONES

Jorge A. Gauna dijo...

excelentes letras..
excelente tema...

me gustan tus palabras...


Saludos!


Jorge A. Gauna