sábado, junio 14, 2008

EL FESTIN DE BABETTE

El festín de Babette es una de mis películas favoritas. Basada en un relato de Isak Dinesen fue dirigida por Gabriel Axel. Cada vez que la veo me vuelve a cautivar. Yo no soy tan apta en el arte de cocinar, pero cuando me toca el turno de permanecer en la cocina, al ir preparando la comida, recuerdo esta película. Y no es tanto por la cuestión gastronómica, ya que existen diversas películas sobre el tema. Es por lo que ofrece Babette.


Es la historia de dos hermanas de avanzada edad que vivían en un pueblo lejano de Dinamarca. Se llamaban Martina y Filipa en honor de Martin Lutero y Filipo Melanctòn. Invertían su tiempo y poco dinero en realizar obras de caridad. Su padre había sido un fiel religioso, un hombre muy respetado que tenía su propia congregación. Muerto él, ellas siguieron con la costumbre de reunirse con los pocos miembros que quedaban.

Las hermanas siendo tan puritanas, era raro que tuvieran en su hogar una ayudante francesa, llamada Babette. La explicación se encuentra en “las regiones ocultas del corazón”. Martina y Filipa fueron jóvenes hermosas y su padre fue demasiado estricto con ellas. En su congregación el matrimonio era mal visto, como una ilusión falsa. Las chicas conquistaron el corazón de dos caballeros del mundo exterior, sin embargo, tuvieron que renunciar al amor. Ellas no se imaginaron que a la vuelta de los años, volverían a saber de ellos y que serían parte fundamental de la historia.

Pasaron treinta y cinco años para que Babette llegara a sus vidas en condiciones dolorosas, huyendo de la guerra civil en su tierra natal. Una mujer viuda y sin familia, se resignó a olvidar su pasado y seguir adelante. Se refugió en casa de las hermanas y se dedicó a servirlas siendo discreta, respetuosa, prudente, amable. Y con el talento de cocinar exquisitamente. Babette no recibía sueldo pero no le importaba. Se conformaba con sentirse a salvo.

Después de catorce años de vivir con ellas, Babette recibió un gran premio de lotería. Pudo elegir regresar a su país o decidir por otras cosas. Sin embargo, ella quiso invertir todo ese dinero en una gran cena para Martina y Filipa y los miembros de la pequeña hermandad.

Es una delicia ver como Babette realiza la cena y todo lo que envuelve en cada personaje. Ofreció lo mejor y logró transformar los corazones de esa gente que estaba llena de rencores, amargura y con una mentalidad cerrada y, que quizá nunca en sus vidas habían gozado de un banquete de esta naturaleza.

Babette nos da una lección de agradecimiento, de generosidad, de perdón, de unión, de la verdadera espiritualidad, de compartir el talento, y de no olvidar que uno debe de dar lo mejor que tenemos en la vida.

Es una película que se saborea de principio a fin. No dejes de verla o recordarla.


32 comentarios:

Camille Stein dijo...

contigo la recuerdo... película de Gabriel Axel maravillosa e inolvidable, cuando el cine nos regala ofrendas que son elixir y consuelo para el alma

tu forma de hablar sobre ella le añade un velo delicioso de interés que sin duda hará que muchos se animen a visionarla :)

excelente elección, Clarice

un beso

Arcángel Mirón dijo...

Qué historia maravillosa! Es impresionante la cantidad de películas de las que ignoro su existencia...

Silvia dijo...

Gracias por tu recomendación, Clarice. La buscaré para verla. Un abrazo

Pato dijo...

La buscaré , creo que me ayudará mucho , a veces me cuesta entender algunas cosas !
Feliz fin de semana !

Bel dijo...

¡Otra vez la concidencia! Hace poco, un amigo me mencionó a Isak Dinesen. Para mí, una de las mejores narradores de cuentos del pasado siglo. Y le dije: "Aunque sólo fuera por El Festín de Babette" ya debería pasar a la posteridad. Después, como estaba con hambre, me fui a Youtube. ¡Qué decepción! Apenas hay nada.
Un abrazo y muy buen fin de semana, Clarice querida.

Cris Moreno dijo...

Caramba, sou alucinada por este filme! Adoro, Adoro!

Beijos.
Saudades, Graciela.
Beijos para Bethânia tb.

Cris Moreno dijo...

Olha, estou fazendo chamada para o seu post no meu blog. Lá, chamamos a película de "filme". Mas falo em película no meu post.

Beijos.

Azul Caleidoscopio dijo...

Tambien es una de mis favoritas, prima. Y has captado el verdadero festin, la ofrenda mas bella, la bondad y el arte de Babette, que transformo su pedacito de mundo. Muchos carinhos.

Codorníu dijo...

Muchas gracias por tu comentario en mi blog, y también por la reseña de una peli que no he visto. Debe ser una joya por lo que dices. Me la apunto entre los alimentos del alma a comprar hoy sábado.

Un beso.

cacho de pan dijo...

clarice, nunca he visto esta película a pesar de los elogios de mis amigos.
Y ahora que usted me la ha contado con tanto detalle...

Anónimo dijo...

Que hermosa pelicula la verdad, y maravillosa tu descripcion. Carinos.
Ivania

MaleNa dijo...

Inmensa Babette, cuando la ví sentí que era una ofrenda.
Ahora tus letras me ayudan a rescatarla de la memoria nuevamente.

Por cierto es bello que eso suceda y suceda de tu mano.

Te abrazo siempre, maga.


MaLena.

Dinora dijo...

Ya me dejaste con la duda de qué paso con los dos caballeros, voy a tener que conseguir esa pelicula, y averiguarlo ;)

Saludos, Clarice..

Maria Carolina dijo...

Nunca la ví, pero ya la estoy alquilando... me hiciste desearla!
Abrazos amiga...

Eleonai dijo...

Algún día me aficionarñe al cine. Entonces, tal vez, la veré.
Gracias por la exquísita reseña.

Isa S.B dijo...

Pues , ya has conseguido embaucarme y ahora tendré que encontrar la película.
Un abrazo.

prosasypixeles dijo...

La pelicula no la he visto,pero el relato lo he leido. No se si esta recogerá todos los matices,supongo que si, pero el hecho de leerlo, es ya toda una gozada,y desde luego este relato figura entre mis favoritos,y mas viniendo del saber hacer de esta mujer.
Un besote,gracias por visitarme.

Antiqva dijo...

No habia oido hablar de esta obra. Tendre que tomar nota

Un abrazo, amiga

malambruno dijo...

No dejaré de verla, Graciela. Estupenda reseña. Parece sencilla pero empleas las palabras justas que nos desvelan la belleza de la historia y nos dejan con el deseo acuciante de verla o leerla.
Un beso.

Miguel Sanfeliu dijo...

Qué bien haces en recordar películas importantes, que merecen ser rescatadas.
Un texto bello y preciso.
Un abrazo.

Cristina dijo...

Una de las películas favoritas de mi abuela. A mi no me gustó.
¡Que agria soy!

Buena semana, saludos!!

Petrusdom dijo...

La recuerdo como el triunfo de los sentidos y los sentimientos más sencillos y humanos sobre las tinieblas del tenebrismo humanoide.
Saludos cordiales.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Creo haberla visto. Es una historia preciosa, pero me impresionan esas culturas o costumbres tan severas. Los extremos tanto en religión, política o cualquieir cosa, me dan pavor.
Besicos guapa, siempre haces entradas preciosas.

Tesa dijo...

Hola, cielo, tengo que ver esa película. Siempre me llamó la atención, pero al final me olvidé.

Después de leer este maravilloso post, la pongo en mi lista de imprescindibles.

Un abrazo, Graciela.

Naty dijo...

Yo esta peli no la he visto, pero como ya es costumbre salgo de aquí con una anotación más en "mis pendientes"... Feliz semana... Saluditos :)

Inuit dijo...

Alguien me dijo un día que no podía tener un restaurante porque para poder elaborar un plato necesitaba querer a las personas.
Mi madre siempre dijo que había que cocinar con amor, y con los años pienso, que no hay plato, por sencillo que sea, que no resulte bueno, si está elaborado con todo el cariño del mundo.
No conozco la película, pero miraré de encontrarla.
Auroras

Isabel Romana dijo...

Esta vez me has dado de lleno, clarice. No sólo recuerdo esta hermosísima película con delectación, sino que Isak Dinesen es una de mis escritoras favoritas e hizo de Babette un personaje entrañable y, en todos los sentidos, ejemplar. Besos, querida amiga.

Tania dijo...

Me ha parecido una preciosidad de película. Y como suele suceder después que te leo, me llenan las ganas de buscar lo que sugeres. Una delícia tu texto.

Un abrazo muy fuerte, querida Graciela.

Adolfo Calatayu dijo...

Ahhhh,esta sí que la ví hace tiempo,es encantadora...
un beso grande

gonzalo dijo...

si, una pelicula que empuja a la felicidad.

Tarántula dijo...

La vi siendo adolescente (tendría 12 años) y curiosamente desde ese momento la coloqué en el sitial de mis películas preferidas.

Me encantó recordarla contigo.

Besitos.

Anónimo dijo...

Fue una casualidad ver esta película a medianocha. el canal local seguramene la transmitió por los 25 años de su realización. creo que la opinión de todos es válida, pero en todas las opiniones hay certezas. Finalmente cada alma va a percibir algo distinto, y la parte racional de la mente de cada quien no va a poder emitir una opinión completa para que otra persona logre captar los distintos aspectos artísticos que la película contiene. Preciosa.