jueves, julio 31, 2008

19ª Feria del Libro Infantil y Juvenil 2008

Un verano más he disfrutado la 19ª Feria del Libro Infantil y Juvenil. Fue grato poder contemplar a tantos niños y jóvenes participando en diversos talleres y actividades dedicados a ellos. Un ambiente enriquecido y con programas atractivos: presentaciones de libros, escritores, cuentacuentos, teatro, títeres, música, danza, etc. Gran parte de su programación fue dedicada a Emilio Carballido.

Una hermosa Feria en donde todos los niños pudieron palpar los libros libremente y los padres decididos invirtieron en lo mejor para ellos.

Entre las diversas presentaciones de libros, me agradó mucho conocer a Mónica Lavín y poder escuchar detalles y anécdotas de cómo surgió su nuevo libro Hotel Limbo, que por cierto, Xalapa fue la primera ciudad donde lo estrenó. Una mujer muy agradable y sencilla.

También conocí a una nueva escritora, Eugenia Robleda, con la presentación de su libro Bosque dorado teñido de sangre. Interesante saber de ella.

Diversas editoriales estuvieron presentes. Muchos libros con precios tan económicos que no pude resistirme. Encontré varios títulos interesantes y después de revisar todo lo que compré, me percaté que la mayoría son escritoras.

Fue gracioso encontrarme con varios amigos y ponernos al tanto de lo que estábamos comprando, dándonos datos, títulos, stands y al final con la risa exclamar: te llevaste el último libro, me lo ganaste.

Me gusta observar los anaqueles de cada stand, sus formas de cómo arreglan tantos libros y de atraer al público. Me llamaron la atención algunos ocurrentes letreros con sus respectivos precios. Ahora sí tomé muchas fotos.

Cada vez que voy a una Feria de libros, pienso que no caeré fácilmente ante tanta tentación y que seré fuerte, pero no, los ojos son débiles y las manos tan presurosas que sacan la cartera con una agilidad que después se justifican: es mejor que comprar zapatos. Ja! Ingenua yo. Sin embargo, regresé contenta a casa, sabiendo que me espera mucha tarea.


Fotos: Graciela Barrera

19 comentarios:

Camille Stein dijo...

mi carne también es débil cuando los libros están cerca, incluso cuando los veo en esta foto que publicas... tan ordenados y tentadores... nada menos que Yukio Mishima y su tetralogía 'El mar de la fertilidad' (Nieve de Primavera, inolvidable) y Marcel Proust y su tiempo perdido... en fin, estoy muy a gusto con este 'vicio' :)

un beso

Arcángel Mirón dijo...

Nunca fui a la feria infantil... debería ir el próximo año. No conozco a casi nungún escritor para niños, y eso debo remediarlo.

:)

Te abrazo.

Cristina dijo...

Mucho mejor que los zapatos, de entrada nunca se acaban porque siempre los podemos volver a leer con ojos nuevos.
Muy buena inversión y gran paseo!
Besos

Mary Rogers dijo...

Qu� bueno esto. Hace un par de meses tuvimos la Feria Infantil y Juvenil en Santiago para la comuna de providencia.
Estuvo el mexicano Francisco Hinojosa y tuvimos la oportunidad de traerlo a un encuentro con los ni�os del colegio donde trabajo. Fue Genial.

Cari�os

caramelo dijo...

es verdad, es algo casi compulsivo lo de los libros (igual con la música), empieza con el rito de mirarlos, tocarlos, hojearlos y mientras una especie de emoción aflora e inunda por dentro y necesita desbordarse, finalmente la única forma es yéndose con ellos...

uff! te entiendo perfectamente!

Heriberto dijo...

Todo un reto ha sido para mí esto de inculcar el amor a la lectura en mis hijos. Ante todo procuro que ellos sean capaces de encontrar gozo y diversión en el acto de leer. Una vez que ellos se convenzan de lo que pueden obtener de la lectura podría decirse que los libros los acompañarán en toda su vida. Claro que una visita a una Feria infantil como la que contás les haría mucho bien.

Tarántula dijo...

Siempre me pasa: qué cosas. Mónica Lavin fue una autora a la cual recurrí para motivar a la lectura a mis niños de 12 años a los cuales les daba clase. Hermosa crónica de una visita.

Besos mil

Kety dijo...

Hola Clarice, Es cierto que cuando vas a la Feria del Libro los ojos se emborrachan ante tanta variedad de libros, y quisieras llevártelos todos.
Has captado entre ellos a Isaac Asimov, No sé si uno de los favoritos de mi hijo, pero gracias a él, yo he leído "Asesinato en la convención"

En estos días que llevo ausente, se me ha acumulado trabajo para leer.
Un abrazo

Miguel Sanfeliu dijo...

Descalza pero contenta...
Ya sabes que te entiendo. Ya sabes que yo también estoy enfermo de libros.
Un abrazo.

M:i:g:u:e: :¨:¨: P:a:r:i:s: dijo...

******
*****
****
***
**
*

INUSITADO MUNDO ES EL DE LAS LETRAS. ESAS MISMAS QUE NO TIENEN SELLO EDITORIAL NI PARATEXTOS EN SU CREACION. LA ACCION DE COMPRA NI SE VE CUANDO EMPIEZAS A LEER PALABRAS. LAS PALABRAS SE APODERAN DE TODO RITMO ECONOMICO Y LO DESHACEN LLEVANDO EL "VALOR" HACIA LA POESIA DEL VUELO, A UN INIMAGINADO SUEÑO.
MAS LIBROS POR FAVOR! MAS VUELOS POR FAVOR! MAS VIDA!

VIBRACIONES EN SALUDOS. ABRAZOS.

MIGUE!

*
**
***
****
*****
******

muxica dijo...

¿Por que estan tan caros los libros?
Ya intentando vida normal. No te olvido
Un biquiño gallego

Eleonai dijo...

Y no pude ir a esa feria.

Que tengas un agradable fin de semana.

BETTINA PERRONI dijo...

Que envidia, ojalá y organizaran con mayor frecuencia este tipo de eventos por mi tierra... leer y leer y leer... hay tanto material que vale la pena que siento un no sé que al pensar en lo que todavía no conozco.

Bonito fin de semana y disculpa mis ausencias... la labor demanda tiempo :S

Gabriel dijo...

Clarice, amiga, contagias ese gusto por los libros, por la lectura. Por dios, que jamás se descubra una vacuna contra este hábito.
Un afectuoso abrazo desde Buenos Aires.

Gabriel

MaleNa dijo...

Mishima que belleza!!!!!
Asimov, Hesse compañeros de mi adolescencia.

En Buenos Aires también en estos días se realiza la Feria del Libro Infantil, todo un paisaje mágico.

Besos mi Clarice y buen domingo.


MaLena.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Creo que nos pasa a más de una. Inevitable dejar palralizaDAS LAS MANOS QUE VAN A LA CARTERA, SACAN EL DINERO Y VUELVES A CASA CARGADA DE LECTURA.
Besicos guapa

Rosa Silverio dijo...

¡Y yo que ayer me compré dos pares de zapatos! jajajaajjaja
Bueno, también llegué a casa con seis libros para leer. :)

Ojalá aquí en mi país hicieran feria del libro en cada ciudad, de manera que la literatura, los libros, lleguen a la gente, al pueblo, en precios asequibles.

Me alegra que hayas disfrutado la feria.

Antiqva dijo...

Uhm, si lo temia... Prefieres gastar "los cuartos" en libros en vez de en zapatos...

Uhm, muy sospechoso todo ello.

Un abrazo, amiga

Goathemala dijo...

Cada día que pasa me parece más imprescindible ese tipo de literatura.

Nunca olvido la influencia que para mi tuvo "Industrias y andanzas de Alfanhuí" de Ferlosio.

Saludos.