lunes, enero 05, 2009

Queridos Reyes Magos:

Fíjense que Bethania me preguntó si ya les había escrito mi cartita acostumbrada y le contesté que en este año no la haría. No tengo ganas. Supongo que ya les cansé con la misma historia. No tengo otra. Es la que viví. ¿Para que repetirla? O ¿ya no la recuerdan? Sí, sí…acuérdense, es de aquella niñita que le enseñaron la historia bíblica; la que sabía la verdad y tuvo que permanecer callada para no matar las ilusiones de las amiguitas. En fin. De todos modos crecí al lado de ustedes y me di unas divertidas con sus obsequios.

En esta ocasión no les pediré nada. Poco a poco se me han ido cumpliendo mis sueños en las pasadas peticiones. Pero si insisten en que les pida algo, entonces, lo único que quiero es que me traigan de regreso a mi amor. Ah, quizá también poder cantar Si yo fuera un ángel como Ana Belén. Pero basta de pedir, es tiempo de dar. Lo demás vendrá por añadidura.

Ustedes vayan a donde realmente los necesitan, tienen muchísimo trabajo. Envuelvan sus regalos con un aroma interminable de fe y esperanza. Den una voz de júbilo y clamen justicia. Intercedan por esas lágrimas derramadas. Vuelvan a su tierra de origen y paren la guerra. ¿Es mucho pedir?

Gracielita.

23 comentarios:

Antona dijo...

A los que somos malos,en España,nos dejan carbon.
Creo que con lo de este año, ya podre abrir una tienda carboneria,jajajaja.
Que seas feliz
bss

marisa dijo...

Ay Graciela ¡si pudieran dejar de verdad un poco de paz y justicia en
su propia tierra y devolverles la infancia arrebatada a tantos niños inocentes, que crecen en el horor!Mi abuela me contó una bonita historia que ella vivió un día de reyes durante la guerra civil. Te invito a leerla en mi otro blog "enredandopalabras".Me ha recordado mucho cuando he leído tus deseos... Un abrazo y que la magia nos acompañe, si puede...

Goathemala dijo...

No, en estas fechas no es mucho pedir. Haré algo especial mañana, quizás en la cocina. Buscaré sorprender.

Y después voy sacando los arreos de alpinismo porque la cuesta de enero (qué poco me gusta este mes!!) va a ser de antología. Y luego febrero, el breve, pero como en febrero florecen los almendros le perdono todo.

Te deseo regalos muy emotivos en esta noche.

Arcángel Mirón dijo...

Yo creo que siempre es tiempo de dar y recibir, para mantener el equilibrio.
Yo a los reyes le pediré la paz y un cd de Chris Cornell, para lograr un equilibrio, también.

:)

Bel dijo...

Los Reyes y los ángeles te traen lo que pides, aunque a veces una se dé cuenta porque, como dije, son bromistas y les gusta el juego del despiste. Así que hay que estar atento a las señales, puede que tu amor vuelva y tú no lo veas, porque creías que su imagen era otra. Yo, por mi parte, voy a ir con mucho cuidado con las palabras, tengo muy presente la leyenda del rey Midas...que todo se te siga cumpliendo, querida Gracielita.
Un enorme beso.

Bel dijo...

no se dé cuenta, quería decir. Esos lapsus...

Marcela dijo...

Es la mejor cartita para reyes que he leído, en serio.
Y pido lo mismo, claro que sí.
Besos grandes.

Exenio dijo...

Estaría padre que los reyes llegaran a aquellos lugares a los que no hubo oportunidad de ni siquiera escribir una carta, ni se sabe de ello, ni se espera nada más...

Cristina dijo...

Tu amor volverá...

UN ABRAZO

Antiqva dijo...

Amiga, me uno a tus deseos: Amor y que se acaben las guerras...

Lo primero quizas se pueda conseguir uno a uno, pero lo segundo parece mas complicado visto lo que estamos viendo estos dias.

Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Querida Clarice, en mi pais, alla al sur del mundo, no se celebra lo de Reyes, pero a lo mejor por hacer algo especial, ellos, a quienes no preste jamas mucha atencion me dieron el mas hermoso regalo de mi vida: ese dia nacio mi hijo, el mismo dia del cumple de mi madre. Por eso, desde ese dia, en solitario les doy las gracias por el presente.

En lo demas, me uno a tus deseos, pido que te traigan tu amor, y por sobre todo, que abran las mentes, los corazones, la claridad, de todos aquellos responsables, de las inutiles guerras, de las inservibles guerras, para que ninos y ancianos, jovenes inocentes, vivan su tiempo, en paz, alla tan lejos en las originarias tierras, cuna de tantas religiones y principios de fe. Abrazo.
Ivania

Bethania dijo...

yo también quiero a mi amor de vuelta.
besos

Francisco Ortiz dijo...

Hermoso: que pidan los demás, que se les dé a los demás. Un abrazo.

muxica dijo...

No, no es mucho pedir, y me uno a tus peticiones incluido ese regreso al amor.
Mil abrazos

SUSANA dijo...

Me uno a tu pedido Graciela, y vamos, también pido por el regreso de ese amor para vos!

Y también por ese desconocido Chris Cornel del Arcángel y por algunos sueños que tengo en el desván.

Vamos por ellos!!!

Sé felíz Amiga...apasionadamente!

Mi abrazo!

Mateo Bellido Rojas dijo...

Sabes, Graciela. Yo no tuve muchos regalos de pequeño, pero aquellos humildes juguetes los recuerdo tan entrañables que son mi regalo de cada día. Hoy disfruto regalando paz y amor a los que me rodean. Me duele la guerra, la miseria, el hambre,...Mis deseos, unidos a los de muchos, y echando una mano en la medida de lo posible, quizás sirva de algo.
UN tierno beso de Rey Mago.

prosasypixeles dijo...

Un besito desde el otro lado del atlantico, Graciela. La carta me gustó.

Eleonai dijo...

¡Felíz año 2009!

Los Reyes te traerán aquello que esperas. Llegará.

Rosa Silverio dijo...

Querida Graciela:

Espero que obre un milagro y tu amor vuelva de regreso.

Desde aquí mi abrazo grande y sincero. Todo mi cariño, amiga.

Ro

LA CASA ENCENDIDA dijo...

No es mucho pedir, ¡que va!
Ojalá te hayan traido este pasado 6, todo lo que ese lindo corazón anhelaba.
Siento pasar tan tarde, pero ando estos días un poco de cabeza.
Besicos muchos

Xénit dijo...

Oye Gracielita, por qué no relatas esa historia del amor que quisieras tener de regreso? Soy nueva en tu blog, quizá la relates más abajo...pero fue lo que más me llamó la atención al leerte.

Cuidate

Spender dijo...

Qué razón tienes...

Patricia Báez dijo...

Devuélvanme a mi hermano y la pierna que me falta, dice una niña de Gaza. La oirán?