lunes, marzo 30, 2009

Pedro Meyer en Xalapa

Foto: Graciela Barrera


Nuevamente, por segunda ocasión y en pocos meses de diferencia, tengo la fortuna de admirar otra exposición fotográfica del gran Pedro Meyer. La primera fue Herejías siendo presentada en la Fototeca “Juan Malpica Mimendi” del puerto de Veracruz, y que estuvo simultáneamente en sesenta y cinco museos de diferentes ciudades del mundo.


En el Museo de Antropología de Xalapa, el jueves pasado fue inaugurada la exposición fotográfica dedicada a Ernesto Cardenal. El poeta nicaragüense fue homenajeado en el II Encuentro de Escritores por la Tierra y a la vez, recibió el Doctorado Honoris Causa junto con Eduardo Galeano por la Universidad Veracruzana.


Pedro Meyer tomó en Nicaragua, más de cinco mil fotografías sobre el movimiento revolucionario entre los años 1978 y 1984. En esta exposición se exhiben treinta y siete imágenes en blanco y negro, impresas a gran tamaño. Se muestra a un Ernesto Cardenal diversificado en su papel de sacerdote y como miembro de la revolución sandinista que terminó con la dictadura de Somoza.


Pedro Meyer tenía 39 años cuando viajó a Nicaragua, movido por su sensibilidad política y su inquietud de captar lo que estaba sucediendo en ese país. Dejó su testimonio a través de cientos de fotografías y también escribió para el periódico mexicano Unomasuno narrando lo que sucedía durante la guerra nicaragüense.


Es mucho lo que nos ofrece este gran fotógrafo. Recomiendo que adquieran su libro Herejías. También sugiero que visiten su página, en donde encontrarán gran variedad de temáticas fotográficas.


En lo personal, me hace feliz que Pedro Meyer haya visitado Xalapa y, que su obra esté a nuestro alcance.


La memoria del ojo de Meyer, nos brinda la belleza.



9 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Hola amiga clarice. Siempre que escribes un post admiro tu envidiable capacidad de intelecto; sobre todo porque en todo momento estás en la "onda del shock" o lo que es o mismo a la cabeza en cuanto a temas de cultura. No te estoy criticando ¿te habrás dado cuenta? Al contrario, estoy admirado de lo bien que administras tu espacio dedicado a la cultura, cuando muchos - una gran mayoría - apenas acudimos a museos y somos unos boatos incultos. La verdad, me gustaría poder invertir esa situación en mi vida; tal vez se trate del círculo de personas que me rodean, hace años tuve amigos con los cuales acudía a nmuseos, los perdí o desaparecieron esparcidos por el mundo. Hoy me encuentro solo, elogiando tus visitas y tú blog se convierte en una ventana hacia estas exposiciones. Realmente, resulta muy útil para mí, pero debo invertir la tendencia y algún día publicar algo sobre una visita a determinada exposición. SIEMPRE es útil y te llena de vida. Un abrazo clarice!

Bel dijo...

Tú me descubriste a este magnífico fotógrafo (y a muchos otros) y no puede más que estarte eternamente agradecida.
Un abrazo, preciosa Graciela.

Miguel Sanfeliu dijo...

He visitado su página y me ha fascinado. Sus fotografías son magníficas e impactantes. También el diseño de la web.
Tu texto despierta el interés por este fotógrafo.
Un abrazo

Kety dijo...

Siempre es un placer visitarte, aprendo algo nuevo.
Un abrazo, Clarice

Arcángel Mirón dijo...

Me gusta cómo narrás las imágenes.

:)

Te abrazo.

Mateo Bellido Rojas dijo...

Buenas tardes, Clarice.
Siempre nos dejas ese aroma que destilan los museos, las exposicines; y, también nos regalas el suave néctar de la palabra agradecida por el ben que te hacen el poeta, el artista.
Gracias a ti, también en nombre de ellos, por cómo nos los acercas.
Un beso con perfume de lavanda, que ya es prmavera.

marisa dijo...

Tú también nos brindas la belleza, querida amiga. Siempre. besos

Isabel Romana dijo...

Una exposición que parece muy interesante, por el fotógrafo, por el tema y el personaje retratado. No se puede pedir más... Un abrazo muy fuerte, querida amiga.

Antiqva dijo...

Amiga, que hermoso es verte disfrutar... Verte feliz...

Un abrazo, Clarice