domingo, agosto 16, 2009

Cuatro años sin morir en el intento



Yo me pregunto lo mismo que Fernando Pessoa: “¿Por qué escribo si no sé escribir mejor? ¿Pero qué sería de mí si no escribiese lo poco que puedo escribir, por inferior a mí mismo que yo sea haciéndolo?”

Hace cuatro años abrí esta casa tímidamente, sin saber todo lo maravilloso que me regalaría. No ha sido fácil escribir sin interrupción, pero es el deseo de no morir y seguir dispuesta a compartir un poco de mí. Es como dejar un testimonio de que sigo viva. Y, quizá, si mi alfabeto se pierde, se va un trozo de mi vida.

Con un seudónimo o con mi nombre real soy la misma esencia.

Profundamente, desde mi corazón, estoy muy agradecida con cada uno de ustedes que me han enriquecido. A su lado, he aprendido, he crecido, he sonreído y también he llorado.

Como escribiría mi amada Lispector: Queda mucho por contar. Mas hay algo que será indispensable decir.

Aquí estoy.

26 comentarios:

Kety dijo...

Hola Graciela, FELICIDADES Y gracias por compartir esos cuatro años con los que visitamos este rincón. Ha sido un placer descubrirte.

Comparto las palabras de Pessoa.
Espero felicitarte el año que viene ;-)
Besos

Antonia Romero dijo...

Gracias...

Bel dijo...

Feliz cumpleaños, querida Graciela.

Y también dijo Derrida (no tan amado, pero sí admirado) "Lo que no se puede decir no hay que callarlo, sino escribirlo".

Gracias por hacerlo.

Un enorme abrazo.

Marcela dijo...

Felicitaciones. Siempre es un placer pasar por acá. En este océano de palabras, es un placer encontrar islas tan hermosas como tu blog. Lo disfruto muchísimo.
Un beso enorme.

Arcángel Mirón dijo...

Maravillosa Gra, felices cuatro años de blog.
Te quiero mucho.

:)

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Y yo soy una de las personas que disfruto con tu escritura, Siempre estaré dispuesta a leerte, aunque ultimamente haya tenido menos tiempo.
Ahora de vacaciones, te dejo mi cariño, mi felicitación y todo el deseo de seguirte.
De nuevo felicidades.
Besicos muchos.

Elena dijo...

Felicidades por esos cuatro años en la blogosfera. Yo te descubrí hace poco, pero espero poder seguir disfrutando de tus entradas durante unos cuantos años más.

Un abrazo

Cristina dijo...

Cuatro años de uno de los mejores blogs mexicanos.
Gracias por todo lo que nos compartes, gracias por tu cariño.

Un abrazo Grace.

Anónimo dijo...

Gracias a ti Graciela por abrir esta ventanita hacia tu alma, y hacia cada rinconcito de arte, poesia y musica que de otra forma jamas hubiera siquiera imaginado que existian. Besos.
Ivania

Camille Stein dijo...

felicidades por estos cuatro años de testimonio, de pura vida...

un beso Graciela

Manuel Rodriguez dijo...

Muchisimas gracias a ti por compartir con nosostros, en lo personal me as enseñado mucho, y aqui voy a estar para seguir leyendo las cosas maravillosas que escribes.
Un abrazo y un beso en tu hermosa mano de tu amigo Manuel Rodriguez.

Soledad.B dijo...

Dejar de escribir es dejar de respirar,dejar de comer asi es de inprescindible como tambien es lo es este sitio lleno de buena mano para escribir y buen alma,gracias Graciela a ti por estar y seguir.

Un beso.
Soledad.B

Mateo Bellido Rojas dijo...

Felicidades por tu hermoso blog.
Sería justo recordar ahora que fue por aquí por donde me adentré en el mundo este. Fue por casualidad como te encontré. Me impresionó el camino que ya habías andado, y yo que empezaba a andar. Al hacerte un comentario, saliste a animarme y te lo agradeceré siempre. Y es que tu amor por las cosas sencillas me cautivó siempre.
Seguirás mucho tiempo y disfrutaré por hacerlo.
Un abrazo, amiga y maestra.

Anónimo dijo...

Si queréis echaros unas risas y ver cómo son los ciclados, cajeras del DIA y gamberrillas/os en general que inundan las redes sociales visita http://tributosalaespañola.blogspot.com y http://lapandillaplasticona.blogspot.com

No os lo perdáis.

Rosa Silverio dijo...

Muchas felicidades, amiga.
Gracias te doy por permitirme acercarme a tu sensibilidad a través de la palabra y del cariño. Este blog se ha convertido en un indispensable para muchos por todo lo maravilloso y bueno que nos das.

Te mando besos y abrazos.

Eleonaí dijo...

Felicidades por seguir escribiendo. Aquí y en la neuva Jornada Veracruz.

Francisco Ortiz dijo...

Los demás le dan sentido a nuestra vida, las palabras de los demás nos crean y nos moldean y nos hacen eternos. En sitios como el tuyo uno siente eso y más. Felicidades y no pares, no pares, no pares. Un fuerte abrazo.

CarmenALAnís o IsAURAmuertamor dijo...

Graciela, bella, recién leí un comentario que hiciste hace tiempo en una entrada acerca de promoción de la lectura en mi casapasarola. Te agradezco muchísimo. Permíteme agregarte a mi listado de ligas de interés. Abrazos!

Argénida Romero dijo...

Felicidades, Graciela.

Gracias por regalarnos la hermosa mirada de tus palabras.

Abrazos eternos.

Jorge Arce dijo...

Que bonito lo que dices Graciela. Me identifico plenamente y me siento reflejado de forma muy bonita, en tus palabras. Que bueno que sigues por aqui.

Un abrazo!

malditas musas dijo...

Es que tu sensibilidad, tu amabilidad, lo generoso de tus letras, necesitaban una casa.

Felicidades por el aniversario, Graciela.

Esta ventana a vos es un privilegio para cualquier lector.

((( la palabra de seguridad que me toca poner -literal- es "tinspire", esto es realismo mágico...)))

Abrazos!
musa

Miguel Sanfeliu dijo...

Muchas felicidades. Encontrarte fue una de las mejores cosas que me pasaron cuando empecé a moverme en este mundo de la llamada blogosfera. Tu curiosidad, tu inteligencia y tu generosidad hacen de este espacio un lugar entrañable.
Gracias por tu amistad y por ser como eres.
Un abrazo.

Antiqva dijo...

Amiga, pues para llevar cuatro años en el empeño te conservas de maravilla...

¡Que gusto!

Felicidades, y un abrazo

Lludria dijo...

¡Felicidades! (Aunque con retraso) Tenemos que mucho que celebrar. Estás aquí. Un abrazo

Goathemala dijo...

Con retraso, felicidades. Siempre fuiste para mi un ejemplo de sensibilidad y de saber expresarse.

Un abrazo.

Tania dijo...

Hay algo que escribió Rubem Alves, que me encanta, dice así:

“Si yo fuese enseñarle a un niño el arte del jardinería, no empezaría con las lecciones de las palas, azadas y tesoras de podar. Le llevaría para pasear por los parques y jardines, le mostraría las flores y los árboles, hablaría sobre sus maravillosas formas y perfumes; le llevaría a una librería para que viera, en los libros de arte, jardines de otras partes del mundo. Entonces, seducido por la belleza de los jardines, él me pediría para enseñarle las lecciones de las palas, azadas y tesoras de podar. Si yo fuese enseñarle a un niño la belleza de música, no empezaría por las partituras, notas y pautas. Oiríamos juntos las melodías más hermosas y le contaría sobre los instrumentos que hacen la música. Ahí, encantado con la belleza de la música, él me pediría que le enseñase el misterio de aquellas bolitas negras escritas sobre cinco líneas. Porque las bolitas negras y las cinco líneas son sólo herramientas para la producción de la belleza musical. La experiencia de la belleza tiene que venir antes. Si yo fuese enseñarle a un niño el arte de la lectura no empezaría por las letras y sílabas. Sencillamente leería las historias más fascinantes que le harían entrar en el mundo encantado de la fantasia. Entonces, con envídia de mis poderes mágicos, él desearía que yo le enseñase el secreto que transforma letras y sílabas en historias. Es así. Es muy sencillo.”

Y quiero dejarlo aquí, en tu casa, porque así lo haces tú, con ese don que tienes para manejar las palabras. Es decir, en todo lo que publicas no nos llena de datos, y sí nos cuentas sencillamente de tu emoción ante un libro, del corazón latiendo más fuerte con una música o una foto, una película... Y es justo por sentir tu corazón en las palabras, que te leemos y luego nos da ganas de buscar el libro, la pelicula, los artistas... Creo, querida Clarice, que nos regalas esa experiencia de la belleza de la que habla Rubem Alves.

Un gran abrazo y felicidades por tan hermosa casa.

Tania

(y desculpa el silencio de los ultimos tiempos, ya tendrás notícias)