viernes, agosto 07, 2009

La intensidad de Cildo Meireles



El arte tiene valor porque nos saca de aquí

Fernando Pessoa


Muchos artistas plásticos han ocupado su arte para demandar todo aquello que les molesta y les parece injusto. Su talento nos ha ofrecido propuestas para concientizar y sensibilizarnos ante lo que estamos viviendo en nuestro entorno.

Uno de ellos es Cildo Meireles. ¿Quién es este artista? Él es brasileño, nacido en Río de Janeiro en 1948. Está considerado como uno de los grandes artistas conceptuales. Reconocido a nivel internacional, su obra ha sido expuesta en diversos países. En el año 2008 recibió el Premio Velázquez de Artes Plásticas que concede el Ministerio de Cultura de España.

Su obra consiste en crear objetos e instalaciones con las que el espectador vive la experiencia sensorial y a la vez, aprovecha para cuestionar todo lo que ha perturbado a la sociedad. Él es un artista que dedicó mucho de su obra a criticar el sistema político y económico de su país. Una de sus obras importantes es de la década de los setenta con su “Proyecto Coca-Cola”, imprimiendo en las botellas de refresco leyendas como Yankees Go Home.

México, desde el pasado 4 de julio, tiene la fortuna de recibir la exposición de Cildo Meireles y ser la única muestra en América Latina, en el recién estrenado y por cierto, hermoso, Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MuAC) ubicado en el Centro Cultural Universitario (CCU) en la ciudad de México. Cabe señalar que el MuAC fue diseñado por el arquitecto Teodoro González de León y está considerado como uno de los mejores museos de América Latina.

La obra consiste en dibujos, objetos y grandes instalaciones que ha realizado entre 1967 y 2008. La exposición se exhibe en cuatro salas con diversas temáticas, nos va llevando a reflexionar lo que padecemos y/o necesitamos para liberarnos. En lo particular, me produjo una fuerte intensidad. Su obra me pareció simbólica y con un eco real. Espacios grandes en donde uno lentamente recorre y observa cada mensaje que nos va dejando.

La torre de Babel es un ejemplo de contemplar 700 aparatos de radios antiguos y modernos y escuchar diversas estaciones y terminar uno en no entender nada. ¿Algo más claro con los conflictos que la humanidad vive actualmente?

Ingresar al espacio nombrado A través y, con miedo o valentía, caminar entre vidrios. Lentamente romper y traspasar todo tipo de barreras y darse cuenta lo frágiles o duros que podemos ser en nuestro interior. De uno depende llegar a la meta deseada. Una metáfora de la vida.

Desvío al rojo, es entrar a una casa escenificada y sentir el rojo en todos los sentidos. Todo lo que habita es rojo. Los ojos solamente miran el color rojo y nos recuerda que tan vulnerables e intensos podemos ser.

En Fontes es experimentar el tiempo entre tantísimos “tic-tacs” de relojes y dar una vuelta y continuar con otra en medio de reglas y números. Las cifras: 6,000 reglas, 1,000 relojes y 500 mil números de vinil que me recordaron que no debo desgastarme en luchar contra el tiempo y el espacio. Un área donde se sonríe y se maravilla.

Los niños quedan fascinados al ver Glovetrotter, como si fuera un espectáculo lunar. Consiste en una malla que tapa esferas de diferentes tamaños, materiales y pesos. Al artista le evoca la conquista del Nuevo Mundo.

Cildo Meireles también ofrece con su trabajo: Cantos, Volúmenes virtuales, Ocupaciones, Mutaciones geográficas, Arte físico, Árbol del dinero, Eureka, Vólatil entre otros.

La obra de este artista fue organizada por la Tate Modern de Londres en coordinación con el MuAC y estará presente hasta el mes de enero del año 2010.

Vale la pena conocer y admirar su talento. Sobre todo no olvidar que Meireles es un artista comprometido.

6 comentarios:

Gabriela Peralta dijo...

La Torre de babel es la pieza más interesante y sorprendente con su congruencia sistémica... la de caminar entre vidrios... simplemente terapeútica y reflexiva...verdaderamente intenso Meireles.

(* dijo...

Gracias por la reseña, Graciela. He recorrido la exposición a medio camino entre lo que tú nos cuentas y mi imaginación, y ha sido un grato paseo.

Un dulce beso.

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, Graciela.
Interesante conoce a este artista, otro que me descubres. Voy a buscar algo de él, porque ir a México no va a ser posible. Algún día, de verdad.
Un abrazo, amiga.

Goathemala dijo...

He oído hablar de su torre de babel. No de su casa roja, voy a buscar detalles. Bueno, soy de los que creo que el arte debe ser comprometido, al menos es el que más me gusta.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias por rescatar estos tesoros, como Tamara Limpicka, Georgia O'Keeffe y ahora Meireles. Me pasee por su galeria, gracias a tu maravillosa descripcion. Besitos.
Ivania

Pamela dijo...

Gracias por este adelanto. Espero encontrarlo algún día a Meireles. Un abrazo querida Graciela