domingo, diciembre 13, 2009

Dido reina de Cartago de Isabel Barceló

Foto: Bethania

Escribir sobre Isabel Barceló Chico es escribir sobre mi amiga. La que ha estado fielmente conmigo en la distancia. Escribir sobre su trayectoria es escribir que es muy amplia. Amante de la filosofía y las letras y de todo lo que conlleva a difundir la cultura. Escribir sobre su libro recién publicado es escribir sobre una parte de mi vida ligada al mismo.

Mi historia con Isabel empieza desde hace casi cuatro años. Lo primero que me llamó la atención de ella fue saber que su momento más feliz es cuando se dedica a escribir. Después, observar su fascinación por Roma y su tenacidad de que se recuerde a sus mujeres, porque dice que así es recordar a todas las mujeres del mundo. Es por eso que su blog Mujeres de Roma, está dedicado a contarnos relatos sobre ellas. Somos muchos los que la leemos, aprendemos y disfrutamos de sus letras. Siempre he dicho que el día que visite Roma, iré de su mano. Será la indicada en mostrarme cada rincón.

Nosotras fuimos compañeras en el suplemento cultural del periódico Milenio El Portal. En aquél entonces, guardaba sus publicaciones para entregárselos personalmente cuando visitara su tierra. Pero resulta que Bethania se fue a París y se encargó de enviárselos a través de un buzón parisino. Isabel, emocionada al recibirlos, me contó que tenía planeado escribir sobre la reina Dido y convocar a sus lectores para que participaran en la historia. Me dio la sorpresa que Bethania protagonizaría a Anna, la hermana de la reina.

Cuánta emoción sentí al saberlo. Mi hija siendo parte del elenco. Y así fue, Isabel invitó a través de su blog, apuntándose 70 participantes. Cada uno eligió lo que deseaba ser. Cada uno con su gracia particular. Cada uno con un valor destacado. ¿Y yo? Yo no quise. Ya era suficiente con Bethania. Sin embargo, de repente se me ocurrió y le pregunté: ¿Puede participar mi perro Movie? No sé que rostro puso Isabel, pero supongo que sonrió. Movie se convirtió en Mook, el perro de la reina Dido.

Durante once meses transcurrió la historia a través de su blog. Todos los participantes y los que no alcanzaron a formar parte, estábamos al tanto de saber qué sucedía. Nos emocionamos cuando éramos nombrados. Fuimos testigos de cómo transcurrió la novela hasta llegar a su fin. Lo maravilloso es que traspasó la página cibernética para convertirse en un libro titulado: "Dido reina de Cartago".

Isabel Barceló escribió su mirada sobre la historia que ocurrió hace tres mil años. La historia es fascinante. La reina Dido huyó con su gente fiel, los fenicios, para evitar una guerra civil. Recorrió el mediterráneo hasta llegar al norte de África y encontrar una tierra para vivir. Dido mostró inteligencia y astucia. Logró fundar Cartago. Conoció al troyano Eneas. Y mucho más.

La historia me ofreció adjetivos y sentimientos: perdón, dignidad, esperanza, perseverancia, fidelidad, amistad, pasión, amor. También hay intrigas, celos, rencor, remordimientos, traición. Al leer el libro, se ríe, se sufre, se llora, se enoja, se indigna, se enternece, se identifica y se comprende a Dido y a los que la rodean. Pero sobre todo, al leer el libro, se admira a su autora.

Leí el libro con la lentitud de no querer acabarlo. Subrayé muchas líneas. Encerré círculos cuando aparecía Anna y Mook. Ha sido emocionante leer el listado de sus personajes con los nombres que los protagonizaron. Varios amigos en común. Pero en lo particular, me ha resultado conmovedor leer como Isabel al describir a Anna, ha mirado la esencia de Bethania. Y qué decir cuando mi amado perro es mencionado.

Isabel escribe con un gran sentido del humor, con una prosa poética y con una memoria histórica. Isabel arma el rompecabezas para que cada personaje apareciera en el lugar y momento preciso. Isabel dibuja gestos, rostros, gustos, manías, virtudes. Isabel dio vida a cada uno de sus invitados. Isabel se despoja para decirme que la verdad del ayer sigue siendo la del hoy.

Estoy convencida que Isabel Barceló no será carne de olvido.

12 comentarios:

Goathemala dijo...

Hace unos días pude conseguir el libro, lo tengo pendiente de leer. Recordaba que Movie tenía su personaje. Yo, si recuerdas, soy un granado.

Isabel....es una crack en todos los aspectos. Una pena que no me pudiera acercar a la presentación en Valencia.

Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Qué palabras tan hermosas, querida Clarice, amiga del alma. Son tan bellas que no sé qué decir, aparte de agradecer el amor que hay tras ellas. ¡Y cómo pasa el tiempo...! No olvido la oportunidad que me brindaste de publicar en México y lo mucho que eso me alentó a seguir luchando para dar a conocer a las mujeres de la antigüedad. Y el enorme placer que fue recibir, en papel, aquellas colaboraciones.
En cuanto a los personajes de la novela, he tratado de intuir lo que cada cual deseaba a través de su personaje y también qué personas encajarían bien con los personajes. Y a Bethania la vi enseguida como Anna: una luz. En cuanto a Movie, no recuerdo haber encontrado en mi vida a un perrito tan fiel y tan casamentero...
Un abrazo muy fuerte, querida amiga. Ojalá algún día no muy lejano nos podamos abrazar.

Mateo Bellido Rojas dijo...

Hola, Graciela.
De nuevo gracias por tu visita y por tus palabras.
Me ha encantado conocer las vicisitudes de esta obra tan peculiar. Desde aquí mi enhorabuena a Isabel, a la que deseo muchos éxitos.Interesante mujer y muy agradable su presencia, que he seguido en la presentación. Me ha interesado su historia, ahora la buscaré para leerla.
Bueno, Graciela, nos seguimos viendo.
Un abrazo y Feliz Navidad.

StraVaGantzZa dijo...

Siempre me ha gustado la historia de Dido. Yo hago teatro y en varias ocasiones hemos representado la etapa de su vida cuando conoce a Eneas sobre un escenario.

Anónimo dijo...

Que hermosa historia, dentro de la historia misma, de dos amigas incondicionales. Besitos.
Ivania

Alyxandria Faderland dijo...

Aqui el libro no se consigue aun; pero casi me he muerto de risa, de escuchar como en las presentaciones, reportajes y demas, nosotras bien gracias y nuestras mascotas son nombradas como las grandes personalidades. Alli andan Movie/Mook y Sirio juntos delaas patas, codeandose con los grandes y nombrados con nombre y apellido. toma ! diriamos aca.

Raptor Plateado dijo...

Acabo de investigar un poco de ella tras lo leido en tu post y me asombro.. un saludo...
Espero me puedas visitar en mi blog...

Antiqva dijo...

Isabel Romana, las mujeres romanas, Clarice Barrico, su perro filófoso, cierta hija de una mujer que sabe latin, Roma, libros en papel (como Dios manda), amistad...

Me siento feliz con esta bellisima conjunción de prodigios...

Espero que tu perro no sea de los que corre a los gatos...

Un abrazo feliz, amiga

Eleonaí dijo...

Y ¿cómo podré leerlo?

(* dijo...

Leer con lentitud para no querer acabarlo, je. A mí me pasa, cuando un libro me agarra la fibra, que lo devoro y luego siempre remoloneo, me retraso, me deleito, me detengo en sus últimas páginas. Para que no acabe. :)
Mi enhorabuena a tu amiga Isabel por su trabajo.

Un dulce beso.

Miguel Sanfeliu dijo...

Un texto entrañable que provoca que uno quiera leer el libro.
Lo cierto es que quería haber acudido a la presentación, pero fueron motivos laborales los que me lo impidieron y bien que lo lamenté.
Un abrazo.

Diana L. Caffaratti dijo...

Altamente verdadero lo que dices Clarice...Y tan bien merecido.
Hemos deisfrutado - y seguiremos disfrutando - sin duda alguna - de esos trazos históricos en la ficción romana y femenina de la mano de Isabel.
La apostilla que haces de la obra es tan valiosa como la obra misma.
Un placer leerla.
Saludos