domingo, agosto 01, 2010

Diálogos con Tomás Segovia

Foto: Graciela Barrera

En la búsqueda de un libro en la biblioteca de mi trabajo, encontré otro y me llamó la atención su título: Personajes mirando una nube de Tomás Segovia. El libro me atrapó y desde ese momento empecé a buscar más de su autor. No me imaginé que con el tiempo pudiera conocerle.

En la sede de la Editorial de la Universidad Veracruzana, el pasado jueves 29, disfruté de su presencia. Un hombre ameno y sencillo, con una importante trayectoria literaria, charló sobre literatura y poesía, leyó sus poemas y dialogó con el público asistente. También comentó su experiencia como traductor y sobre su libro recién publicado: Cartas de un jubilado. Acompañado por los escritores Malva Flores García y Edgar García Valencia. Dos horas inolvidables.

Entre tanta lluvia, ese día, el escritor nos trajo el sol. Y nos regaló su voz.

Comparto un poema.

No volverá

No volverá
como el calor que el pan exhala,
esta mitad ya de tu vida,
no volverá a entibiarte aquella sangre
que ya corrió.

Inhábil como un niño,
tu jaula mal cerrada sus pájaros dispersa;
al viento van tus días,
despedazados aleteos.

Lo que ha sido tu vida,
sobre la tierra ahora tiene menos peso
que la huella de un beso
posada en una frente.

O como una palabra
(menos aún que un beso);
¿y a quién se la dirás?
¿a quién le confiarás que amaste, odiaste,
tuviste un día el tiempo entre tus brazos?
El nombre del pasado no quiere decir nada
si no es para los labios que lo dicen.

Buscarás en el peso del silencio
lo que el presente duramente trenza,
y para tener algo entre las manos,
no dirás «he vivido»,
no hablarás esas sílabas
que conmueven tan fugitivamente al aire...



7 comentarios:

gonzalo dijo...

así vas respirando los días.

malena ezcurra dijo...

¿No es una maravilla descubrir un nuevo corazón en nuestra casa?

Maravilloso poeta es Tomás Segovia.


Te abrazo mi querida Clarice.


M.


Pd. La foto es magnífica!

http://lectura-escritura.blogspot,com dijo...

Tengo una falta. Lo supe hasta ahora.

Gracias por compartir.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Es precioso el poema, me alegro que hayas disfrutado de su presencia y de su conversación.

Ya devuelta de mis minivaciones, intentaré ponerme al dia con tus entradas.

Besicos muchos preciosa.

Bel M. dijo...

También yo lo conocí en un viaje que hizo a Barcelona. Una persona que parece maravillosa (y, además de lo que ya nos cuentas, un magnífico traductor de Nerval entre otros).
Un beso querida Graciela.

Ledeska dijo...

Bello muchas gracias por permitirme entrar aca y descubrirte..

ledeska

Curvitas dijo...

He descubierto tu blog por casualidad, saltando de página en página. Me alegro de haberlo hecho.
Mi más sincera felicitación porque escribes cosas preciosas.

Un abrazo,
Curvy