lunes, julio 26, 2010

Letra húmeda


Llevo varios días en el intento de escribir textos y algo pasa por mis dedos que se quiebran como un lápiz viejo. Su punta es como un corazón. A veces fuerte. A veces débil. Pienso que no hay prisa y que debo tomar mi tiempo con tranquilidad. Veo la vida pasar y la acumulo en mis recuerdos. La hoja espera vacía porque mis palabras no fluyen como la lluvia. Entonces…reflexiono, leo, escucho y guardo silencio.

Me pregunto: ¿Por qué no escribo con la facilidad que yo anhelo? ¿A qué se debe? Y respondo:

Debe ser por el verano tan intenso en su lluvia que los paraguas no son suficientes para guardar la infinidad de palabras. Deben ser por las letras enterradas en una tierra que se transforma en agua. Debe ser por la ausencia colgada en el tendedero y un pájaro azul la acompaña en silencio. Debe ser por la melancolía que guardé en las llantas de mi bicicleta. Debe ser porque en mi boca traigo la brevedad de su nombre. Debe ser por la lluvia que se columpia dándome la espalda. Debe ser por la belleza del silencio que guardo en mis ojos. Debe ser por mi perro que duerme y yo quiero ser su sueño. Debe ser por el beso que somos y que se convierte en un signo. Debe ser por el encanto de la lluvia que despoja lentamente la vestimenta de las letras. Debe ser por esa palabra ausente que escurre sobre mi ventana. Debe ser por el mundo que sufre. Debe ser por la ciudad que no caminaré; la canción que no escucharé; la comida que no saborearé; la casa que no viviré; la caricia que no tendré. Debe ser por mi vida guardada en telegramas. Debe ser por mi verano, una gotera de palabras sueltas sin razón de existir.

13 comentarios:

giovanni dijo...

Dices muchas cosas, algunas guardadas o representadas en esta síntesis: 'mi vida guardada en telegramas'.

Reconozco casi cien por ciento todo lo que dices.

Para mí el castellano ha sido mi salvavidas en cuanto al escribir y vivir. Exagero? Un poquito.

También el filmar y el tocar de la guitarra me han ayudado. Sin embargo, sigo teniendo bloqueos en el escribir de textos en holandés e inglés (y ningún bloqueo en castellano).

Mi gran sueño sigue siendo poder escribir en italiano. Por qué? No sé.

Y tú, qué (cual) es tu gran sueño?

Un abrazo

Goathemala dijo...

Puede ser por todas esas cosas. Pero tu voz siempre es serena y muy personal, te lo aseguro.

En mi caso, cuando tengo tiempo y fuerzas, es por desconfianza en lo que hago. Rachas que procuro olvidar. En realidad, ahora como antes, busco divertirme. Para mí escribir es, cada vez más, un juego solitario. Nunca quiero perder el sentido lúdico aunque lo que escriba sea terrible. Caramba, me resulta muy complicado explicarlo.



Un abrazo.


Un abrazo.

MaLena Ezcurra dijo...

A mi me pasa lo mismo que a vos, son días , a veces las palabras no se abren a la maravilla de existir.


Te abrazo mi querida Clarice.


M.

jimeneydas dijo...

Tanta belleza y complejidad en la vida abruman, entonces, la pregunta sería, ¿se debe dejar de apreciar la maravilla de la vida para escribirla?

Mateo dijo...

Hola, Graciela...También me reconozco en tus palabras. A mí el verano, demasiado cálido por estas tierras, me atonta mucho; incluso en mis sueños me quedo dormido.
Como dice mi admirado y querido Goathe, escribir es como un juego divertido, y se juega por el simple deseo de jugar. Cuando busco traducir a letras mis inquietudes, pensamientos o similares, como que no me divierto.
Graciela, tú lo has hecho y es admirable...a que no es agradable?
Gracias!! Un abrazo

Eleonaí dijo...

Las palabras mojadas de van escurriedo por las hojas de los árboles y caen letra por letra, una a una. Y las vemos en forma de gotas llegar a la superficie, piso, tierra, cesped, y continuar su recorrido por cunetas, arroyos, ríos, hasta llegar al mar. Quizá las volvamos a ver en el próximo verano.

Miguel Sanfeliu dijo...

y con esta reflexión te salió un bello poema en prosa.

A veces, cuando uno anhela escribir, se bloquea. Es inútil insistir. Yo creo que en esos casos lo mejor es distraer la mente, hacer otras cosas, pasear... Y entonces, cuando uno menos lo espera, las palabras le alcanzan.

Un abrazo.

saltar del tren dijo...

Gracias por abordar mi tren!
Mientras leía tu prosa me vino una sensación de viento cálido como si las palabras me llevaran, cada vez con mayor intensidad, a un lugar placentero.
Te mando un beso grande

virgi dijo...

Yo veo un lápiz bien afilado, sensible y poderoso al mismo tiempo.
Pero también es verdad que no siempre se está en la misma disposición, no podemos forzar la palabra, de la misma forma que no podmos forzar el corazón , el alma, los sentimientos.

Besos, querida Clarice

இலை Bohemia இலை dijo...

será que en verano las musas se van de vacaciones...???????????

bss

Marcela dijo...

Si con las musas medio dormidas escribís esto, no hay de que preocuparse!
Pero me pasa seguido: te entiendo.
Ya va a fluir el agua de las palabras, así con tanta lluvia.
Un beso.

GAB dijo...

Diste en el clavo,. hay goteras que se llevan el tiempo acumulado, que lo dejan salir y evaporarse sin encontrar su mar de tinta.

Un abrazo.

ANTIQVA dijo...

Amiga, tienes dos alternativas... O escribes o sueñas... Y me parece que tu has decidido dedicarte a soñar estos ultimos tiempos.

Y asi no se puede escribir.

Tan pronto como salgas de los ensueños seras capaz de escribir bellisimas ensoñaciones.

Dicen que es asi de sencillo.

Se puede vivir la vida en un primer nivel... Se puede soñarla, en un segundo... Y finalmente se puede dejar constancia escrito de lo que se vivio y se soñó...

Un abrazo, amiga