lunes, noviembre 01, 2010

Noviembre

Foto: Adriana Reid

No hay más tierra para cuerpos que lloran la injusticia.
Hay que salvar a los muertos vivos.

12 comentarios:

ANTIQVA PHOTOBLOG dijo...

En el Egipto antiguo habia dos tipos de muertos... De un lado, los muertos que estaban muertos. De otro, los muertos que estaban vivos, es decir que habian despertado y renacido...

Alli, los "muertos vivos" eran algo bendito.

Tu, amiga, sin embargo, nos hablas -con una precision increible- de unos "muertos vivos" que no son sino unos "vivos que están muertos"...

Tus palabras, cargadas de desaliento, son tan realistas como lo es esta vida en la que vivimos, en la que hay tantos y tantos vivos que estan muertos.

Un abrazo grande, Clarice

virgi dijo...

Después del comentario tan lúcido de Antiqua, poco hay que agregar.

¡Cuántos vivos que, tristemente, no les es dado saborear la vida, ocupados en una supervivencia diaria!

Me has conmovido, querida Clarice, un fuerte abrazo.

Bel M. dijo...

Ya me encantó en Fb una de las frases. Ahora lo leo completo. Perfecto, Graciela, decir tanto con tan poco.
Un abrazo enorme.

Mateo dijo...

Te conmueves por el infinito sufrimiento de tantos y tantos que viven de puro milagro. Es la lacra de la humanidad, la injusticia de un mundo despiadado que mira hacia otro lado, y que no ve tanta injusticia que perdura día tras día.
Gracias, Graciela, por recordarnoslo.
Un abrazo.

Goathemala dijo...

Tanto muerto vivo como vivo que merecería....en fin, tú me entiendes.

Un abrazo.

Cristina dijo...

Es curioso como va cambiando el concepto de muerte de los mexicanos. Nos gustaba tanto la muerte ¿verdad? y ahora... ya no sé.


Un beso y por ahi te dejo tu calaverita.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

La injusticia es atroz y mancilla a todo ser humano. Esta frase es tan adecuada en el día de hoy!!

Besicos muchos guapa

ángel dijo...

Gracias por esta puntualización cada vez más necesaria, más allá de las coyunturas de la tradición, la leyenda y el orgullo.


Saludos...

marichuy dijo...

Tantos muertos vivos, querida Clarice.

Tantos muertos bien muertos. O más bien, mal muertos. Tantos vivos que están como muertos. Y frete a todo ellos, el peor de los fantasmas: la esperanza muerta (o por lo menos agonizante).

Bellas tus palabras y bella la foto de Adriana.

Un beso

இலை Bohemia இலை dijo...

Nunca me gustó Noviembre...

Isabel Romana dijo...

Hermosísimo propósito, clarice. Y tan necesario... Un abrazo enorme.

Eleonaí dijo...

Hoy por ellos. Mañana por nosotros o por los otros.