miércoles, abril 27, 2011

Nueva tierra



Morí. Eso dice la gente. Lejanamente escucho lágrimas. Los que me quieren tratan de sonreír y recordar mi esencia. Otros, recuerdan mis manos o mis pies o mi boca. Me despidieron con el sonido de una trompeta. Y al parecer, no han dejado de contar todas las anécdotas vividas. Yo no sé la razón de mi viaje repentino. Aquí me han recibido con un saxofón y una hermosa danza. Lo que me encantó fue la bienvenida de los perros. Demasiado mundo me espera por mirar y sentir. Me urge saber en qué lugar teje mi mamá Nina. Necesito volver a tocar sus ojos azules. Después de abrazarla, andaré en bicicleta por toda la nueva tierra e iré en búsqueda de Clarice Lispector. Lo demás, vendrá por añadidura.

11 comentarios:

Bel M. dijo...

No sé muy bine quién habla, pero me encanta ese elegía y ese viaje en busca de C.L.
Un abrazo enorme, Graciela.

marichuy dijo...

Hermosa elegía a la muerte. Todos quisiéramos poder escribir nuestra muerte así.

Un beso

Juan Herrezuelo dijo...

Ser despedido con lágrimas y una trompeta, ser recibido con una danza y el sonido del saxofón: morir tal vez sea volver a empezar en otro lugar, en otro tiempo. Un saludo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Me sorprende lo que a tí te puede ionspirar una bicicleta, ¡eres increible y me ha encantadoe l relato!
Besicos muchos.

Paloma Zubieta López dijo...

Coincido completamente con Marichuy. Nomás agrego que si encuentras a Clarice, dale un beso grande de mi parte con mucho cariño...

virgi dijo...

Un goce leer a alguien que recorre otros mundos en bicicleta. Que me espere, yo también me apunto.
Besitos

libertad dijo...

Me has sacado una lágrima. La belleza de estas palabras es tal...

Marcela dijo...

Ahh, yo también planeo ciertas cosas en ese viaje. Listas de personas por buscar. Quitarme algunas dudas. Verlo todo con ojos enormes y sorprenderme gratamente con todo...
Linda foto y aún más lindas palabras.
Beso.

JOSE ROMERO dijo...

escribes... luego existes. Súbete en uan bicicleta y escribe hasta el fin del mundo. un abrazo

gonzalo dijo...

siempre me encuentro con fantasmas en bicicleta.

Miguel Sanfeliu dijo...

"Morí. Eso dice la gente". Genial principio para esta ensoñación sobre el paraíso, el lugar en el que encontraremos a nuestros seres queridos.