domingo, junio 05, 2011

Me espanta

Pintura: Oswaldo Guayasamín


A esta edad, me sigue espantando la gente que emite juicios en cabeza ajena. Me espanta el camino de la incongruencia y de la intolerancia. Me espanta la falta de inteligencia emocional en personas que creen saberlo todo y no se dan la oportunidad de conocer un nuevo corazón. Me espanta el pleito de la palabrería innecesaria. Discusiones a la distancia o enfrente de la banqueta. Me espantan tantas cosas entre un mundo lleno de egoísmo y desaires. En donde la injusticia impera, la sangre se derrama y el perdón no se conoce. Me espanta que estas manos se han vaciado sin máscaras y, a veces, su esencia no es comprendida. Y sobre todo, me espanta no tener la sabiduría y caer en el abismo.

12 comentarios:

Índigo dijo...

Tu espanto es señal de que tu azul magenta sigue vibrando. Tú nunca caerás en el abismo porque te sobra mucho de lo que que a algunos les falta. Un beso muy, muy grande, y muy añil para ti. Cariños de Índigo.

tecla dijo...

Espanta todo Clarice. Pero la vida es como es, y también tiene cosas y persona por las que vale la pena vivirla y disfrutar, y a los espantajos, se les aparta de nuestro lado para siempre.

Paloma Zubieta López dijo...

Mientras tengamos clara la razón del espanto, espero no caigamos en ningún abismo. Al menos, me sabe "bien" saber que el espanto es compartido... beso muy grande.

maria candel dijo...

Graciela, es verdad que espantan tantas cosas, pero como dice Ana Belen en su canción, cuando le pide a dios, que las injusticias y el dolor ajeno no le sean indiferentes, es señal de que hay también, conciencia y grandes corazones, que tienen la sensibilidad de movilizarse ante el lado mas oscuro de la vida.
Te mando un fuerte abrazo y mi cariño.

ANTIQVA dijo...

Yo, cuando era niño, lo sabía todo...

Un buen dia, me asusté cuando tomé conciencia de lo mucho que sabia y decidí ir olvidando cosas...

Quizas por eso, ahora no se casi nada...

Un abrazo, amiga

Juan Herrezuelo dijo...

Te espanta porque es espatoso, y porque todo eso que mencionas es lo que hace tan difícil la vida: el pensamiento amurallado, la estupidez impermeable, los corazones cerrados a cal y canto, las verdades absolutas. Tienes la sabiduría de identificar ese mal, pero como tantos no puedes evitar caer en el abismo de la rabia, que es la mía también. Pero, ¿qué hacer?
Un abrazo.

Patty Gómez dijo...

tu sigue con tu luz interna... lo que brilla con luz propia solo en tiempo lo apaga... un abrazo virtual sin tiempo amiga

virgi dijo...

Cuando llegamos a ese nivel de espanto, podemos descansar, ya hemos comprendido bastante.
Esta obra de OG es terriblemente triste.
Un fuerte abrazo.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

A mi tambien me espanta lo mismo Grace, y te juro que me ha tocado vivirlo en carne propia, solo que no les hago fama ni les doy trascendencia. Como dice Virgi, has comprendido bastante muchacha, mas que la mayoria.
Yo ando de a poco, de a prestado y renga, pero ando que es algo. ¿Como anda Mook? me pregunto.

Lara dijo...

Es la primera vez que visito tu blog y me he pasado un rato muy amable leyendolo y sumergiéndome en tus ideas, gracias por este encuentro.

marichuy dijo...

Es increíble pero sí: todavía nos sorprende. Y lo que nos falta por ver, querida.

Un beso

Miguel Sanfeliu dijo...

Me uno a tu grito, a tu denuncia de la estupidez que nos rodea. Y sí, hay que estar alerta para sortear las trampas. Un abrazo.