miércoles, octubre 19, 2011

Las bicicletas de Stanko Abadzic


Quedé fascinada con los ojos de Stanko Abadzic. Las bicicletas es una de sus temáticas. Gracias a Pedro Martínez por presentarme la mirada del fotógrafo. Él siempre me recuerda y desde su tierra, me envía fotografías de diversos artistas que se detienen ante las hermosas ruedas.

Elegí diez imágenes. Espero les gusten.









8 comentarios:

virgi dijo...

Esto sí que son fotos, jo!

Besos a ti y a tus manos.

Goathemala dijo...

Preciosas fotos. Vivo un periodo en que las bicis no son adjetivos, ni fotos. Son verbo y pedaleo.

Esta mañana enfilando casi en tinieblas las últimas calles de Aranjuez fui sorprendido por la algarabía del cielo: una V de aves migratorias buscaban África y se animaban entre chillidos.

Y vine aquí, al trabajo, entre pedaleos convenciéndome que hasta las aves tienen un pedacito de su alma a la que llaman "África".

Eso en un auto ni lo hubiera visto ni lo hubiera pensado.

jiescribano dijo...

Magníficas fotografías.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Son preciosas las fotos pero la primera, me ha dejado un sabor de boca especial.
Besicos muchos.

Eleonaí dijo...

Algún día volveré a rodar en bicicleta. En tanto al ver rodar estas que nos presentas, he quedado fascinado. La luz y su ausencia.

இலை Bohemia இலை dijo...

Tú y tus bicicletas...

besosssss

Paloma Zubieta López dijo...

Hermosas fotografías: si te fijas bien, hasta se mueven ;o)

Lucinio dijo...

Acabo del leer el poema de Alberti "bicicleta con alas" y después me he encotrado con este blog. Yo ando en bicicleta a diario, por la ciudad y cuando puedo por el campo, por los caminos al lado de los rios y por las sirgas de los canales y fotografio biciletas y colecciono fotografias de bicicletas. La bicileta es mi vida.Pero muchas veces mi bicileta se estrella contra todo: contra las leyes, contra los coches, contra los peatones, contra los politicos. Pero yo pedaleo sin hacer caso mirando de frente hacia el horizonte y cuando oigo la radio, veo la television o leo en el periodico que un ciclista ha muerto encima de su bicicleta, siempre me pregunto si el siguiente seré yo.