sábado, octubre 22, 2011

Lo que fue de nosotros

Foto: Graciela Barrera

“Hay tragedias que nunca se superan. La muerte de un hijo, por ejemplo. O peor aún: su asesinato cobarde”, es la primera línea de la novela Lo que fue de nosotros escrita por Carlos Manzano. Primera línea que me dolió y provocó que no dejara de leer la historia. Conforme avancé, la lectura se transformó en un eco de reflexiones. 

La historia es de una pareja que pierde a su hijo de tres años en un asesinato brutal y que terminan separados por la tragedia. Simultáneamente, Manzano escribe de Fernando y Patricia y se va adentrando en sus almas. Escarba hasta un punto en que ellos dejan fluir todo lo que llevan, lo que guardan, lo que nunca se atrevieron a decir. El interior de ellos que puede ser nuestro interior. Mientras Fernando expresa: “La muerte violenta de un hijo trastoca tu vida de arriba abajo. Ya nada vuelve a ser igual”, Patricia sufre la pérdida de su hijo y confiesa: “Ha tenido que ser la tragedia más grande de mi vida la que me devolviera la vida que yo misma extravié hace ya no recuerdo cuánto tiempo”.

A la vez, hay un tercer personaje, un policía que se encargará de investigar el asesinato y que él también tendrá su propia voz, lo que piensa y no se atreve a decir. Él declara: “Trabajando de policía te curas de espanto, ya casi nada te afecta”. Y los personajes, mencionarán nombres de su pasado y de su presente.

Lo que fue de nosotros, de la editorial Nuevos rumbos, viene acompañado por  hermosas ilustraciones de Palmira Morán. Anteriormente, el español Carlos Manzano  ya publicó las novelas Fósforos en manos de unos niños (Septem Ediciones, 2005); Vivir para nada (Mira Editores, 2007) y Sombras de lo cotidiano (Mira Editores, 2008). Actualmente dirige la revista electrónica de literatura Narrativas. También, tiene una interesante trayectoria fotográfica.

Es la tercera novela que leo de Carlos Manzano y ésta en especial, me gustó mucho. Él siempre logra en sus novelas que me detenga en la profundidad de sus letras. Además, al terminar de leer el libro, tuve la sensación de que algún día miraré la historia en una pantalla cinematográfica.


8 comentarios:

Miguel Sanfeliu dijo...

A mí también me gustó mucho este libro, Graciela, y me alegra comprobar que a ti también.
Un abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

UN libro durísimo y a la vez un aprendizaje de qué dimensiones pueden alcanzar nuestras vidas.

UN abrazo.

Elena Casero dijo...

Estamos de acuerdo con el libro de Carlos. Yo también lo mencioné en mi blog. Me gustó mucho.


gracias por tus felicitaciones por mi libro.

Espero que puedas leer los relatos y que te gusten.

Un abrazo

Eleonaí dijo...

La muerte siempre duele. Algunas muertes duelen más.

Felicidades a Betania y a su madre. Que vivan muchos años.

Isabel Romana dijo...

De tu reseña lo primero que me ha sorprendido ha sido la mención a un accidente de tu hija. Espero que ocurriese hace muchísimo tiempo... Un abrazo muy fuerte.

libertad dijo...

Gracias, como siempre. Sólo que voy a esparar un ratito, a estar un poco más fuerte.
Besos!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Como dices, se antoja un guión cinematrográfico. Lo voy a tener cuenta para próximas lecturas.

Besicos muchos.

Paloma Zubieta López dijo...

Nomás dire: tengo tarea. Y lo agradezco.